Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| viernes abril 17, 2020
donativo

Cúpula de Hierro, el sofisticado escudo antimisiles de Israel


Fue desplegado ayer en el Sur; buscan frenar los ataques desde Gaza
Lunes 28 de marzo de 2011

Jana Beris

Para LA NACION

JERUSALEN.- Luego de tres años de desarrollo, Israel desplegó ayer en el sur del país la primera batería de defensa antiaérea destinada a lidiar con cohetes, piezas de artillería y misiles de las milicias islamistas de la Franja de Gaza, controlada por Hamas.

Sin embargo, el sistema, que en hebreo se llama Kipat Barzel (Cúpula de Hierro) y es único en el mundo, aún no se encuentra operativo. Pero los últimos atentados y la escalada de disparos desde Gaza hacia el sur de Israel aceleraron el proceso y su posicionamiento en el terreno.

«Ahora, las pruebas de evaluación serán conducidas sobre el terreno mientras la batería funciona, con la esperanza de que en la práctica sea tan exitosa -si surge la necesidad- como fue en los simulacros experimentales», dijo a La Nacion el general Doron Gavish, jefe de la defensa aérea israelí.

La primera batería fue colocada ayer en una zona descampada a pocos kilómetros de Beer Sheba, la principal ciudad del Sur, que en los últimos días ha sido blanco de misiles Grad. Lo singular del sistema es su funcionamiento rápido, lo cual era imperativo, debido a la corta distancia entre la frontera y las localidades hacia las que se abre fuego. En Sderot, por ejemplo, al sonar la alarma que indica que un cohete está en camino, los habitantes tienen solamente 15 segundos para resguardarse antes del impacto.

Sistema compuesto

Por eso, la propia Cúpula de Hierro debe actuar con celeridad. Es un sistema compuesto por un «cerebro» computarizado y lanzamisiles. El radar del sistema capta de dónde salió el cohete que se debe interceptar, de qué tipo es y dónde caerá, tras lo cual ordena cuál de las dos o tres partes de la batería armada lanzará el misil correspondiente para interceptar en el aire al que está camino del territorio israelí. En ese corto lapso, el sistema también puede decidir -de acuerdo con la interpretación del radar- que la batería no sea activada, dado que el cohete disparado caerá en campo abierto o en otro punto no habitado.

«El objetivo es construir una barrera en el aire», dijo a La Nacion el diputado Avi Dichter, del partido opositor Kadima. «La intención es poder cubrir el país con la cantidad necesaria de baterías, para estar protegidos en forma activa. Recursos no faltan; es cuestión de decisión.»

En el fondo, sin embargo, están las discusiones sobre el costo, ya que mientras los cohetes disparados desde Gaza pueden costar unos cientos de dólares, el misil israelí que lo interceptaría cuesta por lo menos varias decenas de miles de dólares.

Luego de una incesante lluvia de misiles sobre su territorio a fines de 2008, Israel llevó adelante una ofensiva militar en Gaza de tres semanas para intentar desbaratar los lanzamientos. Pero el intento fracasó.

Difusion: www.porisrael.org

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.