Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| lunes agosto 3, 2020
donativo

Requisitos de Israel para Fronteras Defendibles en un Medio Oriente rápidamente cambiante


Dore Gold

Comunicado Oficial Preparado para el Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes del Congreso estadounidense

Washington D.C.

5 de abril, 2011 

NetanyahuIsrael está ingresando en un período, en extremo,  peligroso en el año por -venir. No está enfrentando un ataque militar inminente sino, más bien,  está confrontando una  nueva embestida  diplomática, que podría bien quitarlo de las defensas territoriales en la Margen Occidental, las cuales dieron  seguridad durante 40 años. Esto se aplica, en especial, a su formidable barrera oriental en el Valle del Jordán que, si se perdiera, dejaría a Israel con 8 o 9 millas de ancho y en una posición muy precaria frente a  las amenazas que pudieran, tal vez, aparecer – en los próximos años-  desde el este.

La política estadounidense tradicional reconoció que no se espera que, Israel, se retire de todos los territorios capturados  en la Guerra de los Seis Días (1967). Eso fue consagrado en el lenguaje de la Resolución 242 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas,  base de sucesivos tratados de paz entre Israel y los estados árabes. Este elemento clave (Resolución 242)  apareció en reiteradas cartas de garantía a Israel por parte de secretarios de Estado estadounidenses, desde Henry Kissinger hasta Warren Christopher. En 1988, el Secretario de Estado, Shultz reiteró: «Israel nunca negociará desde o regresará a las líneas de partición o a las fronteras de 1967»[1]

Más recientemente, el 14 de abril, 2004, una misiva  presidencial, dirigida  al Primer Ministro Ariel Sharon,  hablaba explícitamente sobre el derecho de Israel a «fronteras defendibles» y a la necesidad de ser capaces de la autodefensa. El último punto implícitamente reconoce la doctrina de Israel a la  auto-defensa, por la que las Fuerzas de Defensa de Israel garantizan la supervivencia de Israel (y no las tropas internacionales ni incluso la OTAN). Dos meses después, esa carta fue confirmada por mayorías bi –  partidarias masivas, tanto en la Cámara de Representantes como en el Senado. De manera significativa, se descartó la noción que se esperaba que, Israel, pudiera retirarse de la Margen Occidental a las fronteras de 1967, que eran solo líneas de armisticio y no fronteras internacionalmente reconocidas.

De hecho, ese  principio ya fue subrayado décadas atrás por el autor principal de la Resolución 242, el embajador británico ante Naciones Unidas en 1967, Lord Caradon, quien admitió en PBS: «No dijimos que debería haber una retirada a las fronteras de 1967… Todos sabíamos – los límites del ´67 no fueron trazados como fronteras permanentes. Era una línea de cese de fuego de un par de décadas anteriores»[2].

¿Una nueva iniciativa del Cuarteto?


Aun hoy, Gran Bretaña, Francia y Alemania están realizando lobby para la  iniciativa de un Medio Oriente radicalmente nuevo, con el Secretariado de Naciones Unidas y la Unión Europea  quienes,  junto con EEUU y Rusia, son miembros del Cuarteto de Medio Oriente. Lo que están proponiendo es que el Cuarteto detalle el bosquejo de un tratado israelí-palestino con la esperanza que, la  aprobación internacional de demandas palestinas claves, como fronteras, dará lugar a Mahomoud Abbas a regresar a las negociaciones con Israel. El Cuarteto tendrá que tomar una decisión en relación a  esa propuesta, tal vez antes del 15 de abril.

Pero Gran Bretaña, Francia y Alemania no solo actúan como facilitadores, insistiendo en que Israel debe aceptar un acuerdo sobre fronteras basado en los límites existentes  antes de la Guerra de los Seis Días (1967). Eso fue confirmado la semana pasada, en público, por el Secretario Extranjero británico, William Hague, durante un discurso en Chatham House (Londres), donde reiteró esos términos[3]. En Washington, hubo tantos esfuerzos (públicos y privados) con el fin de  presionar al Presidente Barack Obama para unirse a los europeos y  manifestar, de modo público,  su propio anteproyecto para las futuras fronteras de Israel, basado en los mismos parámetros internacionales[4].  Solo se sabe que, la administración  Obama ni adoptó  ni renunció a la carta estadounidense a Israel (2004)  en relación a sus derechos de «fronteras defendibles».

Incertidumbre estratégica a través de Medio Oriente


Sorprendentemente, esas nuevas demandas de Israel,  problemáticas en cualquier caso, están siendo propuestas en el peor momento;  esto es  cuando todo Medio Oriente parece envuelto en llamas. Rebeliones contra gobiernos centrales fueron  diseminadas desde Yemen hasta Siria, así como desde Egipto hasta Bahrein llevando, a largo plazo y como una esperanza, a gobiernos democráticos y responsables. Pero,  a corto y mediano plazo, los resultados podrían ser altamente desestabilizadores y traer al poder más fuerzas radicales que, tal vez, busquen renovados conflictos.

De hecho, el 22 de marzo, el Secretario de Defensa, Robert Gates, admitió en una entrevista en el Washington Post: «Pienso que deberíamos estar alerta al hecho que los resultados no están predeterminados y que no siempre todo tiene un final feliz… Estamos en un territorio oscuro y nadie sabe cuál será el resultado»[5] lo que  significa que,  justo cuando Israel enfrenta una completa incertidumbre estratégica con respecto al futuro de Medio Oriente, se le solicitar dar  concesiones, sin precedentes,  que podrían colocar, en riesgo,  su  futuro lo que resulta, a todas luces, un aviso equivocado.

Primero, ¿cómo puede esperarse que Israel firme acuerdos, basados en retiradas de territorios estratégicos, como el Valle del Jordán, cuando no puede tener certeza que los gobiernos con los que negoció estarán allí en el futuro? 

    

Observen lo que ocurre en Egipto luego de la caída del Presidente Mubarak, donde las figuras políticas destacadas ya están diciendo que tendrán que re-examinar el Tratado de Paz entre Egipto e Israel (1979). Nadie puede proveer, a Israel,  garantía que, los regímenes que gobiernan hoy Siria, Jordania o Arabia Saudita no serán derrocados.

En la Margen Occidental, el régimen de Mahmoud Abbas permanece en el poder, de manera prolongada, debido al despliegue de las FDI a través de la zona y sus operaciones contra-terroristas contra Hamas y sus aliados. Si, bajo las actuales circunstancias,  Israel se retirase de la Margen Occidental,  dependería de lo que le resta a Abbas  (sin importar lo que sucede, hoy,  a los regímenes árabes a lo largo de toda la región). En resumen, el grado de incertidumbre estratégica para Israel, dadas las actuales tendencias políticas a su alrededor, aumentó  bruscamente.

El Creciente Perfil de los islamistas y la Hermandad Musulmana


Lo que hace a esta cuestión  más convincente es el hecho que, las fuerzas políticas más fuertes, están pugnando el poder en el mundo árabe y buscan reemplazar a los actuales regímenes (ligados a la red de la Hermandad Musulmana). Esto ya es evidente en Egipto, donde la Hermandad Musulmana tuvo un perfil en extremo  bajo cuando el Presidente Mubarak fue destituido  pero, desde ese momento, su rol en la política egipcia creció  sustancialmente[6].  Se  considera el movimiento de oposición más fuerte,  tanto en Egipto como en Libia.[7]

La Hermandad Musulmana se destaca como una de las principales fuerzas políticas detrás de la ola de protestas ocurridas  en Jordania, en el presente[8]. En verdad, el Primer Ministro jordano Marouf Bakhit acusó a  la Hermandad Musulmana jordana que cumplía órdenes de la Hermandad Musulmana en Egipto y Siria[9].

Históricamente, la Hermandad Musulmana proveyó de apuntalamiento ideológico a las figuras líderes del terrorismo global,  desde Khalid Sheikh Muhammad hasta Osama bin Laden. En los últimos años, con el surgimiento de líderes como Muhammad Badie en Egipto y Hammam Sayid en Jordania, la Hermandad Musulmana formó  parte de un liderazgo más extremo, que aun adopta doctrinas de línea dura contra Occidente y que está comprometido con el jihadismo[10].

Aun si, en esta etapa inicial,  la Hermandad Musulmana no tomara el poder, sería parte de futuras coaliciones políticas,  que se moverían hacia países vecinos en una postura mucho más hostil contra Israel e, incluso,  que apoyara la acción militante contra el Estado judío. En la Margen Occidental, Mahmoud Abbas buscó  conversaciones de reconciliación con Hamas que, si se lograran, afectarían  definitivamente el curso futuro de la política palestina hacia Israel.

La hostilidad de la Hermandad Musulmana hacia Israel no debería ser desestimada. Frecuentemente se olvida que,  Hamas, que lanza, con regularidad, ataques con misiles dirigidos hacia centros poblacionales israelíes es, de acuerdo a su propia Carta, el brazo palestino de la Hermandad Musulmana. A fines de 2010,  Muhammad Badie implementó  un mensaje semanal en el que declaró  que, el camino por delante para la cuestión palestina, no  es  a través de negociaciones, sino más bien de retorno  a la jihad y al martirio (istishhad)[11]. No debería resultar sorprendente  que,  el subjefe de la Hermandad Musulmana,  anunciara (principios de febrero, 2011)  que el Movimiento buscará cancelar el Tratado de Paz entre Egipto e Israel[12].

Segundo, la presente ola de rebeliones anti-régimen está perdiendo control de los gobiernos centrales sobre gran parte de varios estados árabes. Esto creo, en muchas zonas, un vacío que está siendo llenado por organizaciones terroristas regionales (como al-Qaeda y sus afiliados), que buscan establecer nuevos santuarios,  más allá del alcance de dirigencias militares árabes pro-occidentales. Ese proceso ya es evidente en Yemen, pero  se acentuó en Egipto,  especialmente en la Península del Sinaí. Durante la guerra en Irak, al-Qaeda iraquí  buscó establecer posiciones de avanzada en la ciudad jordana de Irbid. Las fuerzas de seguridad jordanas superaron ese desafío, pero ¿puede Israel siempre estar seguro que ese será el caso?

Tercero, la estabilidad interna de los estados árabes sunnitas está siendo socavada dado que,  Irán,  busca consolidar su hegemonía regional en todo Medio Oriente mientras  que, los intereses de Irán pueden verse afectados por las continuadas rebeliones en Medio Oriente, en especial en Siria y Líbano-controlado por Hezbollah- Teherán es el principal beneficiario de la actual inestabilidad en países críticos,  como Bahrain, Arabia Saudita y Yemen.

Para Israel, el mayor interrogante es la futura orientación de Irak, donde los iraníes apoyaron una cantidad de partidos shiítas claves. En los últimos años, Hezbollah libanés fue activo en Irak, entrenando a milicias shiítas, junto con las Guardias Revolucionarias Iraníes.

Al crecer el poder regional de Irán, Irak ¿se orientará hacia EEUU o evolucionará hacia ser un satélite iraní y se recomprometerá  en el conflicto árabe-israelí? Irak no está lejos de Israel; está  apenas a 210 millas de la frontera iraquí hasta el río Jordan. No pasó  desapercibido que, Arabia Saudita, durante el último año, reforzó  su frontera norte con Irak, considerando que no se sabe  cuál será la futura orientación de Bagdad.

Israel, tampoco puede descartar que, Irak, bajo influencia iraní, se re-comprometa con el conflicto árabe-israelí. Aun si fuera una posibilidad remota, ¿cómo se puede esperar que, Israel, se retire, por completo,  hasta las fronteras de 1967 y abandone su derecho a fronteras defendibles?

Socavando una Paz Negociada


Para concluir, las presiones que Israel enfrenta para acordar un retiro completo de la Margen Occidental y consentir la pérdida de fronteras defendibles plantea riesgos inaceptables para el Estado judío. Además, entra  en contradicción con los compromisos internacionales, dados a  Israel en el pasado. Esos  compromisos reconocían que, Israel, no tenía que acordar con una retirada completa de su territorio. Además, los Acuerdos de Oslo (1993)  preveían una solución negociada para el conflicto israelí-palestino. Las fronteras eran decididas por las partes y no impuestas por coaliciones internacionales o por actos unilaterales.

De hecho, esos acuerdos  para una solución negociada  aparecieron, puntualmente,  en el Acuerdo Interino Israelí-Palestino (1995), con  las firmas del Presidente Bill Clinton, y de representantes de la Unión Europea y Rusia, que actuaron como testigos formales. Lo que hoy es claro es que el liderazgo palestino, bajo Mahmoud Abbas, no tiene interés en una solución negociada para su conflicto con Israel. Prefiere ver que, la comunidad internacional, imponga términos territoriales sin tener que declarar, formalmente,  el fin del conflicto árabe-israelí y sin tener que reconocer los derechos del pueblo judío a una nación-Estado propia.

La idea que, el Cuarteto, pudiera dictar a Israel las fronteras de 1967 y establecer el escenario para una solución impuesta sirve a este interés palestino, pero no para  alcanzar una paz real. El apoyo europeo para esas iniciativas podría contravenir los mismos acuerdos de paz que  firmaron, en el pasado, como testigos. Podría establecer, en septiembre.  El escenario para más iniciativas unilaterales palestinas en Naciones Unidas  y dar virtualmente un golpe fatal a cualquier negociación.

Finalmente, debe agregarse que, el pueblo de Israel, sobrellevó una década y media traumática. La mayoría, abraza – con pasión-  la promesa de los Acuerdos de Oslo de 1993 y aun, en lugar de paz, vieron sus ciudades atacadas, una y otra vez,  por olas de hombres-bomba suicidas que dejaron más de 1000 israelíes muertos. Así y todo  consideró tomar mayores riesgos y apoyaron la desconexión unilateral de la Franja de Gaza en 2005, solo para encontrar que, al año siguiente,  se quintuplicó  el disparo de misiles contra los centros poblacionales israelíes. Misiles de largo alcance fluyeron hacia Gaza, controlada por Hamas, cuando Irán explotó el vacío creado por la retirada de Israel.

El pueblo de Israel tiene el inalienable derecho a la seguridad y a la certeza que,  los errores de los últimos 17 años,  no vuelvan a repetirse. La completa retirada de la Franja de Gaza no debe ser intentada, otra vez,  en la Margen Occidental, en especial, dado  lo que está sucediendo hoy  en toda la región en Medio Oriente. Por esas razones, a Israel no se debe solicitar conceder sus derechos a fronteras defendibles.                                        



[1] Richard Holbrooke, «The Principles of Peacemaking,» Israel‘s Right to Secure Boundaries: Four Decades Since UN Security Council Resolution 242» (Jerusalem: Jerusalem Center for Public Affairs, 2009), p. 45.

[2] British ambassador to the UN in 1967 Lord Caradon: «We didn’t say there should be a withdrawal to the ’67 line; we did not put the ‘the’ in, we did not say all the territories, deliberately. We all knew – that the boundaries of ’67 were not drawn as permanent frontiers, they were a cease-fire line of a couple of decades earlier….We did not say that the ’67 boundaries must be forever; it would be insanity.» MacNeil Lehrer Report, March 30, 1978.

[3] Herb Keinon, «Hague Comes Out Against Interim Agreement,» Jerusalem Post, March 30, 2011.

[4] See, for example, Bernard Avishai, «Next, an Israeli-Palestinian Peace Plan,» New York Times, March 30, 2011. http://www.nytimes.com/2011/03/30/opinion/30iht-edavishai30.html?_r=1&ref=global-home&pagewanted=print.

[5] David Ignatius, «Gates Underlines the Dangers in the Middle East,» Washington Post, March 22, 2011.

[6] Michael Slackman, «Islamist Group Is Rising Force in a New Egypt,» New York Times, March 24, 2011.

[7]  «Islam and the Arab Revolutions,» The Economist, April 2-8, 2011. See also, «Energized Muslim Brotherhood in Libya Eyes a Prize,» CNN, March 25, 2011.

[8] Ranya Kadri and Isabel Kershner, «Protestors Rally Into Night in Jordan,» New York Times, April 1, 2011.

[9] Taylor Luck, «Gov’t, Islamists in ‘Dangerous Game,'» Jordan Times, April 1, 2011.

[10] For a discussion about the more extremist trends in the Muslim Brotherhood, see Shadi Hamid, «A Radical Turn for the Muslim Brotherhood?» Brookings, June 26, 2010; and Jonathan D. Halevi, «Egypt’s Muslim Brotherhood: In Their Own Words,» February 6, 2011, Jerusalem Issue Brief, Jerusalem Center for Public Affairs. Hammam Sayid was known before his election as head of the Jordanian Muslim Brotherhood to have made statements in support of Osama bin Laden; see al-Hawadeth, September 24, 2001

[11] Muhammad al-Badi’ — Weekly Message, December 23, 2010.

(from the Muslim Brotherhood website in Arabic)

The entire Umma [the Islamic people], and not just the Palestinian Authority, is being asked to return to true fundamental principles, that must guide the [handling of the] Palestinian problem, so that it won’t be forgotten. Therefore, relating to negotiations, to recognition [of Israel], to reconciliation [with Israel], or establishing a Palestinian state in the ‘67 borders as an axiom, is a big mistake, for the Land of Palestine is Arab and Islamic land, on which their holy sites [of the Muslims] are located. The Jihad for the return of this land is an obligatory commandment incumbent on the entire Arab and Islamic nation….Palestine will not be liberated by hopes and prayers, but rather by Jihad and sacrifice, and we call all Brothers in Palestine to return to national unity, on the basis of resistance, for that is the only way to recover Palestine. Jihad is victory or martyrdom for Allah.

(For the complete text in Arabic, see below)

http://www.ikhwanonline.com/Article.asp?ArtID=76669&SecID=213.

?? ?????? ????? ??? ???? ?? ?????

?? ????? ????- ???? ?????? ?????????? ???- ?????? ??????? ??? ??????? ???????? ???? ??? ?? ???? ???? ?????? ??? ?? ?????? ??? ????? ??? ?????? ??????? ????????? ?????? ?????? ???? ?????? ?? ???? 1967 ?? ???????? ?? ??? ????? ?? ??? ?????? ??? ??????? ???????? ?????? ????????? ??????? ?? ??? ??????? ??? ????? ??? ??? ??? ????? ??????? ?????????? ???? ???? ??? ??? ??????? ????? ????? ????? ????????? ???????? ???? ????? ?????? ???????? ?????? ?????? ??? ?? ?? ???? ?? ?????? ?? ????? ??? ???? ?? ??? ?????? ???????? ???? ?????? ????? ????????? ???? ???? ?? ???? ?????? ????? ?? ?????? ??? ??????? ???????? ??? ??? ????? ?????? ????? ??????????? ??????? ?? ????? ????????? ????????? ????? ??????? ?????????? ???? ????? ?? ?????? ?? ?????? ?????? ??? ?????? ??????? ??? ????? ????????? ???? ?? ?????? ?????? ????? ??????? ???? ?????? ???? ?? ????????.

[12] Rashad al-Bayumi, the Muslim Brotherhood’s second-in-command, announced in an interview with Japanese TV (and cited by al-Hayat, March 2, 2011) that the group would join a transitional government in order to cancel the peace treaty between Egypt and Israel, as it «offends the Arabs’ dignity and destroys the interests of Egypt and other Arab states.»

CIDIPAL

Porisrael agradece este material a CIDIPAL

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.