Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| sábado abril 25, 2020
donativo

Salvando a Wallah


American Friends Of Rambam

Aforam.org

WallahOmarCuando Wallah Omar (2) vino desde Gaza al Rambam, con un gran tumor cerebral, escasamente era capaz de moverse. Parcialmente paralizada, su condición empeoró con rapidez. Ahora, seis semanas más tarde y tras la cirugía, ríe y juega, aprontándose para volver a casa.

Wallah fue diagnosticada, en un hospital de Gaza, con un gran tumor que presionaba su cerebro. El crecimiento tenía que ser extirpado pero sus padres tenían dudas acerca de realizar la cirugía en un pequeño hospital local. Siguiendo el consejo de su oncólogo, los padres de Wallah optaron por lo que el médico determinó como ¨el primer hospital de su lista¨: el Rambam. De acuerdo al padre de la niña, Ayad, el oncólogo comparó la atención médica israelí con la de Estados Unidos. ¨Me dijo; ´Una vez que su hija esté en el Rambam, todo estará bien, y su familia descansará tranquila´¨ dijo Ayad.

Decidieron que su hija llegaría a Israel. Los padres recibieron una carta de su hospital local y la enviaron al Rambam. Sin dudar, la Directora de Hematología y Oncología Pediátrica, Prof. Myriam Ben Arush, respondió: transfieran a Wallah al Rambam de inmediato. A su arribo, fue sometida a una resonancia magnética, la cual mostró que el tumor había tenía la dimensión de una naranja grande. El Director de la Unidad de Neurocirugía Pediátrica, Dr. Joseph Guilburd la operó eliminando su crecimiento.

Poco después de la cirugía, Wallah fue a su casa, en Gaza, por una semana, y después regresó al Rambam para una serie de 30 sesiones de radiación, bajo la atenta mirada del oncólogo, Dr. Sergey Postovsky. Despues de un mes hospitalizada terminó con la mayor parte del tratamiento. ¨Se recuperó asombrosamente. Está perfecta, riendo y jugando,¨ dice su padre, que agrega que su hija espera ver a su hermana, Dua, de cinco años, y a su hermano, Ahmad, de siete meses. “En Rambam me siento en casa¨ continúa Ayad, quien solía trabajar en un salón para eventos en Nes Ziona, y es visitado en el hospital por amigos, árabes y judíos. ¨A mí me gusta ver la manera cómo la gente vive y trabaja junta. El cuidado que recibimos en el Rambam salvó la vida de mi hija.”

La historia de Wallah comenzó cuatro meses atrás cuando empezó a vomitar. El médico pensó que tenían un virus estomacal, lo cual su familia trató con remedios caseros comunes. El vómito continuó, y su situación se agravó por problemas neurológicos. Era incapaz de mover sus dedos o incluso de sostener su cuchara.

Hoy, de acuerdo al cirujano Dr. Guilburd, sus oportunidades para una recuperación completa son muy buenas. ¨Ver a un niño recobrarse tan hermosamente es la más grande satisfacción para un médico¨.

El Hospital de Niños en Rambam provee tratamiento oncológico, nefrológico, ortopédico, cardiológico, y neurocirugía. Por año, asiste a unos 700 niños de la Autoridad Palestina. En el pasado medio año, Rambam atendió a 200 adultos y niños de Gaza solamente, el doble de la cifra del mismo período en el año pasado. De estos, 25 fueron casos oncológicos pediátricos. Dice el Prof. Ben Arush, ¨Nuestro departamento es un microcosmos de un mundo ideal: niños judíos, cristianos y musulmanes, de todos los países, reciben el mejor cuidado posible.

 

Cortesia de Sionlatino.com

Ve la recuperación de Wallah en YouTube: http://www.youtube.com/user/rambamhospital#p/u/6/fUaU7cVfE0Q

 
Comentarios
Helena Alvarez

Sigan así, sigan ayudando a todos los palestinos que lleguen a sus hospitales o a sus puertas. Quizás los de arriba sigan ciegos y aferrados a su odio, pero estos que ustedes ayudan podrían ser la semilla de una «Base» que irá despertando a la realidad de que Israel ES su vecino y de que son ellos los que lo necesitan a ustedes. Una semilla tarda en crecer, pero ustedes saben ser pacientes en la siembra de futuro. Mi total solidaridad está y estará siempre con ustedes.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.