Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| sábado septiembre 14, 2019
donativo

Campo para liquidar niños judíos


Moshe Vainroj

campo-ninosApenas a 60 kilómetros al norte de Praga, capital de la Reública Checa, a mediados del Siglo XVIII, el príncipe José de Ausburgo ordenó construir una magnífica fortaleza y la dotó de un poderoso ejército, con el propósito de defender sus dominios, ante las amenazas de invasión de las violentas hordas rusas.

El nombre que el príncipe endilgó a dicho enclave fue «Terezin», en honor a su madre, la emperatriz María Teresa de Ausburgo.

Fué tal su tamaño e importancia, que poco tiempo despues de su fundación, creció en su derredor una ciudad satélite, cuyo nombre fue tambien Terezin, y en la que sus ciudadanos vivían con esplendor y magnificencia.

Tanto la ciudad como las murallas de la fortaleza, estaban profusamente adornadas con delicadísimos murales y decoraciones.

En el año 1940, con la Checoslovaquia ya sojuzgada por  el poderío de la bestia nazi, el órden era regido directamente por las fuerzas de las siniestras  garras de la Gestapo, cuyos comandantes comenzaron a estudiar la posibilidad de transformar la fortaleza en un campo de concentración especial,  en el que se hacinarían  a los judíos de Checoslovaquia, y sería un maquiavélico modelo ejemplar que serviría a los infamantes intereses del «Reich para mil años «.

Asi fue que el 10 de junio de 1940, en el centro de la fortaleza, la policía secreta alemana instaló una prisión de características sumamente sofisticadas, a la que  llamó «kleine Festung», la que poco mas tarde se transformaría en uno de los Ghettos mas significativos de Europa.

Siguiendo las instrucciones personales nacidas de las diabólicas ideas del Raichfhürer de las SS, Heinrich Himmler, los prisioneros alli detenidos entre los que se hacinaban miles de niños judíos, deberían ser aleccionados para simular que el invasor germano les ofrecía en el Ghetto una existencia plena,casi idílica, que el «bondadoso y justiciero» régimen hitleriano, les permitía llevar en comunidad.

Ese era el objetivo reál : difundir por el mundo esa mentira y que este la creyera.

A estos efectos , se rodó en Alemania un film documental en el que que aparecía el desquiciado Hitler alegando : «Der führer schenkt den Juden eine Stadt». (El fuhrer regala una ciudad a los judos»)

La Gestapo los forzó a crear conjuntos musicales, equipos de futbol, concursos deportivos, escuelas de arte, campeonatos de boxeo, grupos literarios e inclusive, galerías pictóricas.

Una sociedad paradisíaca administrada por los adalides de la libertad, herederos de la espiritualidad de Wagner y Schiller.!!!! Esto fue lo que los mecanismos del ministerio de propaganda del Dr, Goebels ofrecían al mundo. Para desmentir la realidad de los campos de exterminio.

Y muchos incautos inocentes lo creyeron.  No entendieron que aquella pseudo farándula cultural y deportiva del Ghetto Theresienstadt, terminaba en los Krematorios…!

Inicialmente, los líderes de la comunidad hebrea de Praga recibieron con cierto agrado la existencia del campo-ghetto de Theresienstadt, ya que ignoraban la verdad de lo que ocurria en su interior, y ademas  pensaron que si se  concentraban judíos checos en tierra checa, se  evitarían el transporte a los campos de extereminio en Polonia.

En diciembre de 1941, las SS designaron al judío sionista Jacob Edelstein «nuevo» internado del ghetto, como presidente del «conejo de ancianos».

Junto a un fiel grupo de colaboradores, Edelstein trato de evitar los transportes a los campos de exterminio.

Sus intentos fueron un rotundo fracaso. Terezin se habia convertido en una estación de reunión de prisioneros y su posterior envio a las cámaras de gas.

Los judíos que vivían en los protectorados de Moravia y Bohemia, que  llegaron al ghetto de Terezin, llenaron a «rajacincha» los vagones de 98 larguísimos trenes ; trás infinitas penurias , hambre y humillaciones, mas de 80.000 judíos checos, salieron del ghetto pasando por el krematorio

Y transformados en cenizas que se arrojaban a las cristalinas aguas del rio Ohre .

Especial «atención», recibieron los niños de Theresienstadt . Aquellos niños que volcaron sus ilusiones y su pureza en los millares de dibujos que quedaron tras su Holocausto, como testimonio de que ESTUVIERON ALLI…!!

Si alguna vez pasas , viajero, por las cercanías de Terezin, aún puedes apreciar los colores que legaron a un mundo pintado de oscuridad, millares de niños apaleados, violados, quemados y hasta sepultados vivos.

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.