Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
16 Sivan 5779 | miércoles junio 19, 2019
donativo

Siria y la Autoridad Palestina han obstaculizado el proceso de paz en Medio Oriente


Luis Fleischman

Profesor adjunto de Sociologia y Ciencias Politicas

Florida Atlantic University Honors College

El domingo 15 de mayo sectores Palestinos recordaron el nacimiento del Estado de Israel como una catástrofe.  Así palestinos se infiltraron en territorio soberano israelí cruzando la frontera desde Siria  y desde el Líbano e intentaron infiltrarse también desde la Cisjordania y Gaza. Hubo intentos de infiltración desde Egipto y Jordania pero las autoridades de estos países lograron  poner freno a ello. La infiltración desde Siria  ocurrió con el consentimiento del gobierno Sirio.

El episodio no tuvo mayor trascendencia pese a que el saldo fue de doce muertos y docenas de heridos. Israel logro controlar las protestas y la invasión a su territorio con menos problemas que con que los estados Árabes han logrado controlar sus descontentos internos. Israel no tuvo la necesidad de imponer leyes de emergencia. Además la población Árabe israelí se mantuvo calma con la excepción del conductor de un camión  que intencionalmente asesino un israelí  atropellándolo con su vehiculo.

Pero son otras las lecciones que aprendemos de tal incidente.

Primero Siria obviamente tenía la intención de divertir la atención de la masiva expresión de insatisfaccion y disidencia que el régimen del Partido Baath liderado por Bashar Assad esta confrontando. Siria es un gobierno manejado por una minoría alawita que domina una mayoría sunita. Además es un gobierno sultanistico, dominado por unas pocas familias que mantienen su monopolio político y económico mediante el uso de despiadados aparatos de seguridad que por décadas han aterrorizado a las masas. Todo esto, a la luz de una situación social y económica catastrófica.  Los disturbios contra el gobierno de Assad llevan ya casi dos meses, y el gobierno ha respondido con una violencia  y crueldad tal que ha dejado un saldo de casi 1000 muertos.

Efectivamente el gobierno sirio ha mantenido un estado de guerra constante contra Israel precisamente como resultado de su crisis de legitimidad cuya agudeza ya es imposible ocultar. El rol de Siria en la hostilidad árabe contra -Israel ha sido de crucial importancia histórica. Siria fue la principal causante de la guerra de los seis días en 1967, que los llevo a perder las alturas del Golán. Aquella guerra comenzó con una provocación aérea de Siria contra Israel que condujo al derribamiento de varios aviones sirios. Siria demando, en aquel entonces, que Egipto debía salir en defensa de ella, dado el acuerdo de defensa mutuo firmado entre ambos países,  poco tiempo antes. El fanatismo del liderazgo Egipcio en aquel momento respondió a Siria, la tensión entre Israel y Egipto se incremento y la guerra estallo con consecuencias devastadoras para los países árabes.

Años más tarde luego de lanzar otra guerra contra Israel en 1973, Siria procedió en 1976 a conquistar el Líbano. Desde ese momento ha apoyado actividades terroristas contra Israel. Primero por parte de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP)  y luego respaldando a Hezbollah,  una organización fundamentalista Islámica. Radical creada por Irán.

Siria en los últimos años ha declarado que quiere negociar con Israel la paz, a cambio del Golán. Sin embargo cada vez que Israel y los Estados Unidos han respondido a estos llamados,  Siria se ha vuelto a alejar presentando pre-condiciones destinadas a hacer fracasar tales iniciativas como, por ejemplo, demandar una retirada israelí del Golán antes de comenzar a negociar.

Siria continua proveyendo armas a Hezbollah y asegurando su presencia en el Líbano, también ha dado refugio a la dirigencia  de la organización HAMAS quien apunta hacia la destrucción de Israel. Es el principal aliado de Irán quien procura armas nucleares y  como HAMAS, aspira a la eliminación del Estado de  Israel del mapa. En pocas palabras, Siria ve al estado de guerra contra Israel como una fuente de alimentación del nacionalismo sirio y el sustento de su régimen. Si alguna vez esto lo ha ayudado, ya no lo ayuda más. Dos días después del incidente fronterizo con Israel, la sociedad civil  llamo a otra rebelión contra la tiranía del partido Baath

 

La dirigencia Palestina no es menos problemática.

Si bien no queda claro si la autoridad Palestina liderada por Mahmoud Abbas es parte de la organización de estos actos, su socio en el gobierno, la organización HAMAS, si lo era. Pero, aun así, Abbas declaro que los manifestantes que irrumpieron en las fronteras eran mártires y héroes.  Estas declaraciones confirman el comportamiento de Abbas en los últimos años. Abbas rechazo en el ano 2008 generosas concesiones ofrecidas por el gobierno del ex primer ministro israelí Ehud Olmert. También se ha rehusado a retornar a la mesa de negociaciones con Israel. En su lugar ha conducido una campana internacional dirigida a obtener reconocimiento mundial de un estado palestino sin que ello lo fuerce a cumplir con sus obligaciones como parte necesaria en el conflicto. La Autoridad Palestina ha promovido la incitación contra los israelíes. La educación recibida en las escuelas palestinas y los mensajes oficiales de la prensa tienden a perpetuar el odio contra Israel. ¿Como se puede legitimizar un proceso de paz cuando el otro lado esta siendo vilificado?

Es más: El 17 de mayo Abbas publicó un artículo en el New York Times, repleto de distorsiones históricas y otras perversiones destinadas a justificar su evasiva conducta. En el articulo Abbas escribió que luego de la declaración de la Naciones Unidas creando el estado de Israel en 1947   “fuerzas Sionistas expulsaron a los Árabes Palestinos para garantizar una mayoría judía en el futuro estado de Israel”  Basta un poco de conocimiento de historia para saber que lo que siguió a la declaración de la ONU fue una violenta guerra propulsada por los árabes residentes de Palestina con el explícito objetivo de expulsar a los judíos de la tierra. El resultado de esta agresión palestina fue justamente la fuga masiva de palestinos que sufrieron en carne propia el peso de una guerra que el nuevo Estado de Israel nunca quiso. En realidad la dirigencia judía de Palestina en aquel entonces  aceptó un estado Palestino y aun hoy, es la solución mas aceptada por la gran mayoría de los israelíes. Abbas, en su insistencia por no asumir responsabilidad por los errores  históricos y corrientes de la conducción palestina, continúa acusando a Israel de ser ésta quien pretende negar los derechos Palestinos. Es precisamente el Sr. Abbas quien ha negado el derecho de Israel a existir como estado judío mediante la demanda que Israel permita retornar a los refugiados palestinos, y sus descendientes, a Israel, en lugar del retorno a los territorios de Cisjordania y Gaza, hogar de un futuro estado palestino.

Para aquellos que descansan pensando que Israel es responsable del estancamiento en este largo conflicto y que esta en sus manos llegar a un acuerdo, ruego se despierten para ver una verdad más complicada y menos romántica de la que perciben.

 
Comentarios

Tras la firmeza con la que Bibi Netanyahu rechazó de plano las insensatas ideas de Barack Obama, debería quedarles más claro tanto al sirio Bashar Assad como al árabe- israelí Mahmoud Abbas, cual es su propio espacio en Medio Oriente. Gracias Bibi!!! Viva Israel!!!

Vamos todavía, Dori!!! Un fuerte abrazo, Ana

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.