Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| lunes mayo 4, 2020
donativo

El Presidente Obama, una catástrofe para Israel


Essays on the Arab Israeli Conflict

Viernes, 20 de mayo de 2011 

Lo hizo de nuevo, sí lo hizo. El presidente Barack Obama, una vez más, sorprendió a los israelíes, sacrificando la seguridad y los intereses de Israel, en su desesperado intento para que los palestinos regresen a la mesa de negociaciones, e impulsar la construcción de puentes hacia los estados árabes y musulmanes. Durante los últimos dos años que ha estado en el cargo, no sólo ha hecho demandas sin precedentes a los israelíes, mientras se colocaba del lado de los palestinos que se niegan a negociar, sino que, repetidamente, ha denigrado al Primer Ministro de Israel, a través de la prensa y de su asistente ,diciendo cosas como: en Netanyahu no se puede confiar, Netanyahu no quiere la paz y Netanyahu no hará concesiones para la paz; y en realidad haciendo concesiones en nombre de Israel en su infinito intento de conseguir que los palestinos regresen a las negociaciones.

Los israelíes han adoptado una amplia variedad de medidas para demostrar que quieren la paz y que están dispuestos a hacer dolorosas concesiones para conseguirlo. En agosto de 2005, Israel retiró a todos los israelíes de la Franja de Gaza, en esencia fue una limpieza étnica de judíos, destruyendo asentamientos y viviendas, todo con la esperanza de que los palestinos aprovecharían la oportunidad para construir una nación, en lugar de lo cual construyeron una plataforma de lanzamiento para la guerra contra Israel.

En un discurso que el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, efectuó en junio de 2009, invitó a los palestinos a comenzar inmediatamente las negociaciones sobre la creación de un estado palestino y poner fin al conflicto.

¿Qué han hecho los palestinos? Una cosa y sólo una cosa, dijeron que no era suficiente y se negaron a negociar. Y cada vez, en lugar de decirles a los palestinos que debían sentarse a negociar con Israel, que era su responsabilidad, así como la de los israelíes, hacer concesiones y lograr una paz negociada, el presidente Barack Obama permaneció en silencio, o peor aún, incrementó la presión y las concesiones efectuadas en nombre de Israel, con el objeto de tratar de atraer de nuevo a los palestinos a las negociaciones.

Ni una vez, ni una sola vez durante su mandato, el presidente Obama ha ejercido ningún tipo de presión pública sobre los palestinos para que vuelvan a la negociación. Ni una vez, no una sola vez, les hizo un llamado en los medios de comunicación internacionales para que dejen de eludir sus responsabilidades establecidas en los acuerdos previamente firmados. No, su único recurso fue cuestionar públicamente la voluntad de Israel a hacer concesiones y para la paz y, públicamente, cuestionó la integridad de los dirigentes israelíes; su única acción fue poner condiciones sin precedentes a los israelíes para iniciar las negociaciones, como detener toda construcción, y su única contribución fue hacer concesiones en nombre de Israel.

Y aquí estamos, una vez más, con los palestinos comprendiendo que no necesitan hacer nada, no tienen que conceder nada, porque el Presidente Obama ha prometido que no importa qué pase, se creará un estado palestino. Y una vez más, como consecuencia de su negativa a negociar o mover un dedo, el presidente Obama hace más concesiones, sin precedentes, inaceptables y unilaterales, en nombre de Israel.

Y lo que es más chocante, es que esta última ronda de concesiones del Presidente Obama en nombre de Israel, sigue los pasos de un artículo de opinión del presidente palestino en el New York Times, donde puso la historia patas arriba, abiertamente y sin ningún comentario del personal de edición, sobre esta perversión al por mayor de la historia. Primero afirmó que la intención de los palestinos de declarar unilateralmente un estado (rompiendo todos los acuerdos previos), es el «cumplimiento» del plan de partición de 1947 de la ONU llamando a la creación de dos estados, judío y árabe. No menciona que, tanto los palestinos como otras naciones árabes se retiraron, rechazando totalmente la partición.

A continuación afirma que la guerra que siguió, fue lanzada por las naciones árabes para impedir que Israel expulse a la población árabe, mientras que la historia muestra claramente que las emisiones de radio de los líderes árabes les pedían, a los árabes en Palestina, salir del camino, mientras mataban a los judíos y conquistaban la tierra. Su mentira final llegó cuando afirmó que su propia familia se vio obligada a dejar su hogar en Safed. Cuando en una entrevista, hace dos años, con Al-Arbya News, en los Territorios Palestinos, reconoció que su familia, voluntariamente, recogió sus cosas y se fue, por temor a represalias por los pogromos árabes en los cuales 20 judíos fueron asesinados, y no porque estuvieran realmente amenazados por los soldados israelíes.

La última ronda del Presidente Obama regalando los derechos de Israel, cae justo después de que los «moderados» del gobierno palestino hacen la paz con una organización terrorista asesina. Sigue la estela de los pueblos árabes, en todo Medio Oriente, que han despertado y exigen sus derechos de los dictadores de Medio Oriente, como otra concesión al mundo árabe, como si un forzado y unilateral acuerdo, que malvende los derechos de Israel, traerá la paz a Medio Oriente. Como si fuera la falta de un acuerdo entre israelíes y palestinos lo que está enviando a las masas de ciudadanos árabes a protestar a las calles.

Bueno, yo, como israelí y en nombre del Estado de Israel, digo no más concesiones israelíes. Y también declaro por la presente que cualquier concesión que haya hecho el presidente Obama, y no por el pueblo israelí, es nula y sin efecto. Dejo en claro, aquí y ahora, que sólo el gobierno israelí tiene derecho a hacer cualquier concesión en el nombre de Israel. Y hago un llamamiento al presidente Obama para que detenga su liquidación de la tierra y los derechos de Israel.

No vamos a permitir que el presidente Obama, libre y continuamente, cincele anulando los intereses israelíes, en un ciego e idiota esfuerzo unilateral para persuadir a los palestinos de que regresen a la mesa de negociaciones, quienes han decidido que no tienen necesidad de negociar, ya que siempre les ha prometido todo sin tener que negociar o realizar una sola concesión.

Estamos más que dispuestos a entrar en negociaciones. Hemos estado sentados aquí durante dos años, mientras usted les ha permitido a los palestinos evitarlas. Pero no habrá requisitos previos para la negociación. Las negociaciones no se basarán en las fronteras de 1967, se basarán en dos estados para dos pueblos, y lo que decidirá el carácter del acuerdo final, serán los acuerdos y concesiones entre las partes, como se estableció en todos los acuerdos previos, y no por cualquier «concesión» preferente que usted haya intentado imponer a la nación de Israel en su esfuerzo por lograr que los palestinos acuerden negociar.

Deje de hacer concesiones en nuestro nombre. Deje de denigrar a nuestro Primer Ministro y empiece a gritarles a los palestinos por negarse a negociar.

http://anothermudpit.blogspot.com/2011/05/president-obama-israeli-catastrophe.html

Traducido para porisrael.org por José Blumenfeld

Difusion: www.porisrael.org

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.