Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| domingo julio 12, 2020
donativo

¿Quién quiere Palestina?


Sever Plocker

Ynetnews

palestine-flag-2En este momento, sólo los estadounidenses quieren ver el establecimiento de un estado palestino soberano

 

¿Hay alguien en la región que quiera un estado palestino ahora? No. No obstante, dicho estado podría ser establecido después de todo. Oh, la astucia de la historia.

En este momento, los propios palestinos no quieren un estado. Los palestinos – y me refiero a sus élites políticas y sociales – tienen muchas ganas de ver el fin de la ocupación israelí. Sin embargo, un Estado es una historia diferente.

Los palestinos entienden, por ejemplo, que con el establecimiento de su estado, tendrán que renunciar para siempre a la tierra más allá de sus fronteras. Se dan cuenta de que fundar el único estado soberano de la nación palestina, automáticamente enterrará el «derecho de retorno». Entienden que, económica y geopolíticamente, dependerán de la buena voluntad de los estados vecinos.

¿Y qué tipo de relación se mantendrá entre los palestinos de Palestina y los de Jordania, Líbano e Israel? Nadie está preguntando o respondiendo a esta cuestión.

El movimiento de los palestinos siempre se ha autodefinido como un movimiento de liberación nacional – liberación de la ocupación de Israel – y no como un movimiento de renacimiento nacional. Con la excepción de unas pocas figuras notables, como el Primer Ministro de la Autoridad Palestina, Salam Fayyad, la OLP no se ocupó de establecer un futuro estado, porque no tenía apuro de fundarlo. Esto es particularmente cierto para Hamas y sus afiliados.

El actual liderazgo palestino busca un tangible logro diplomático: El fin de la construcción de asentamientos. Considera a la expansión de los asentamientos como una herida abierta y una constante provocación judía. Más allá de que, en lo que a ellos respecta, las negociaciones con Israel pueden durar para siempre.

Los estados árabes tampoco quieren realmente que los palestinos tengan pronto una diminuta nación-estado con un régimen inestable; un estado que, geográficamente, está dividido y amenaza el orden actual. Si hubieran querido tal estado, habría sido establecido hace mucho tiempo. La indiferencia sobre el sueño de un estado palestino soberano es manifiesto en la ola de democratizaciones que actualmente recorre la calle árabe. Alrededor del 95% de los manifestantes por la democracia no menciona a Palestina. Realmente no les importa.

Otro bluff de Israel

 

La izquierda y el centro político de Israel y, recientemente, el Primer Ministro Benjamin Netanyahu, parecieron como si defendieran el establecimiento de un estado palestino junto a Israel y apoyaron la «solución de dos estados». Sin embargo, este es otro caso de un bluff y un autoengaño de Israel. Un estado palestino significa, por ejemplo, dividir Jerusalem. Las zonas judías irán para los judíos y las zonas árabes para los árabes. ¿Alguien sabe cómo hacer esto? Esto también significa la evacuación de unos 100.000 colonos y su absorción en Israel. ¿Alguien formuló un plan práctico para hacer esto?

Un estado palestino también significa compensaciones territoriales de tamaño bastante considerable: ¿Alguien piensa en las dificultades inherentes en la ejecución de tales movimientos? Las palabras son una cosa, pero las acciones son otra muy distinta. Así que apoyamos con la boca la idea de «dos estados», mientras aumentamos a 500.000 la población judía cruzando la frontera de 1967.

La mayoría de los israelíes siente, intuitivamente, al igual que el ex Primer Ministro Ariel Sharon, que «la ocupación es mala para Israel». A ellos les gustaría, de alguna manera, milagrosamente, acabar con ella, para desconectarse de los palestinos sin preguntar ¿Qué vendrá después? Sharon lo hizo en Gaza. Pero ¿Un estado independiente vecino, con cruces fronterizos, completo control territorial, aeropuertos y puertos marítimos, paso seguro a través de todas sus partes, y soberanía en Jerusalem? Ahora, eso es ir demasiado lejos.

La Unión Europea aprobó varias decisiones en favor de la «solución de dos estados», pero no hizo nada para implementarla. Los estadistas europeos, tanto en oriente como en occidente, aprendieron de la cruel e interminable guerra de los Balcanes que sería mejor evitar el reconocimiento de estados pequeños y separatistas con constante potencial explosivo. Para los europeos, un estable y tranquilo Medio Oriente que les suministre petróleo y gas a tiempo, es el ideal.

Entonces, ¿Quién quiere un estado palestino ahora? Los estadounidenses lo quieren. Los presidentes de EE.UU., desde Clinton a Bush y Obama, ya establecieron Palestina en sus discursos, lo reconocieron, trabajaron sus fronteras y prometieron ayudarlo. Lo ven como un ancla para su política y un fin justo para un antiguo conflicto que les gustaría resolver por razones religiosas, ideológicas y estratégicas.

El proyecto de Palestina es, por lo tanto, una empresa (casi) exclusivamente estadounidense. Yo no subestimaría esto. A lo largo de su historia, los estadounidenses demostraron que cuando realmente insisten en algo, lo logran sin importar nada.

http://www.ynetnews.com/articles/0,7340,L-4069149,00.html

Traducido para porisrael.org por José Blumenfeld

Difusion: www.porisrael.org

 
Comentarios
carlota sason

porque no crean un estado palestino en Estados Unidos y se los llevan si tanto quieren fun dar uno?
Claro que se llevarian tb a los terroristas asi aprenden que es que los maten y les tiren misiles durante 8 anios sin reaccionar porque Israel se los pide

Carlota por el simple echo , que nanieron en Palestina.
 
 
Mejor dicho , por que no vuelves a tu pais de   origen.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.