Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| viernes septiembre 20, 2019
donativo

La estafa de los refugiados árabes


Opinión: el status único de los refugiados palestinos se deriva de motivos políticos más que humanitarios

Moshe Dann

Ynetnews

14.06.11 / Israel Opinion

refujiadosarabesDe los estimados cientos de millones de personas que fueron consideradas refugiados, después de la Segunda Guerra Mundial, con pocas excepciones, sólo un grupo sigue siendo designado y atendido en calidad de refugiados: los árabes que fueron expulsados ??y/o que abandonaron Palestina/Israel durante el conflicto de 1948-9. Durante 60 años han sido usados para atacar a Israel e impedir la reconciliación.

A diferencia de todos los otros grupos de refugiados, los árabes palestinos y sus descendientes son financiados, generación tras generación, para odiar a los judíos y hacer posible el terrorismo. Explotados y marginados por sus países árabes anfitriones, se les ha negado la oportunidad de llevar vidas normales, reasentarse y ser compensados.

De acuerdo a estadísticas del UNHCR, de los más de 10 millones de refugiados en el mundo de hoy, casi la mitad son «palestinos», la mayoría de los cuales viven en y alrededor de ciudades respaldadas por UNRWA en Líbano, Siria, Jordania y el territorio administrado por la AP.

El presupuesto anual del ACNUR fue $3,32 mil millones en 2011; el presupuesto bianual ordinario de UNRWA para 2010 y 2011 es de $1,23mil millones; en 2009, el presupuesto total de UNRWA por sus programas básicos, actividades de emergencia y proyectos especiales fue de. $1,2 mil millones.

El mandato del UNHCR abarca a todos los refugiados, salvo los de UNRWA, y de acuerdo a las normas y directrices de las Naciones Unidas, las dos organizaciones no pueden combinarse. La razón es simple y política: Mantener un único y separado estatus para los «refugiados palestinos» – que actualmente suma casi cinco millones – e insistir en su «derecho de retorno» – tiene como objetivo destruir a Israel.

Los portavoces de UNRWA señalan que no administran los campamentos/ciudades de refugiados, sino que sólo brindan salud, educación y servicios de bienestar; la seguridad corresponde a los gobiernos y las milicias locales. El campamento de Yarmuk, en Siria, uno de los campamentos de refugiados más grandes, con 138,000 residentes, por ejemplo, está dominado por una rama de la FPLP, una organización terrorista, con aprobación Siria. El FPLP organizó los autobuses que transportaron a la gente a la frontera sirio-israelí en el Golán, que dio lugar a violentos enfrentamientos y a muertes.

No siendo parte de ningún sistema político o social, los campos patrocinados por la UNRWA en Líbano, Siria y Jordania, así como los de Judea, Samaria y Gaza, son una fuente de descontento y abuso. Bombas de tiempo, están a punto de explotar – y los principales financiadores de la UNRWA – EE.UU., Canadá y países de la UE – son cómplices.

Entre las nuevas opciones que surgen de la «primavera árabe», puede estar el reasentamiento e integración de los «refugiados» árabes y sus descendientes, dondequiera que estén, que les otorgue los derechos civiles y humanitarios, la oportunidad de convertirse en ciudadanos productivos y creativos. Las contribuciones para lograr este fin promoverían la paz y la prosperidad. El presidente Obama y los países europeos pueden abrir el camino con una audaz iniciativa que condicione los futuros financiamientos al desmantelamiento de la UNRWA y a asistir programas que sirvan a la gente, en lugar de a motivos políticos en contra de Israel.

El autor es historiador, escritor y periodista que vive en Israel

http://www.ynetnews.com/articles/0,7340,L-4081706,00.html

Traducido para porisrael.org por José Blumenfeld

Difusion: www.porisrael.org

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.