Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| viernes octubre 30, 2020
donativo

La guerra legal contra Israel


El sistema judicial de Israel bajo ataque, como parte de la campaña palestina de deslegitimación

Anne Herzberg

Ynetnews

15.06.11

A finales de mayo, un grupo de fiscales generales de Estados Unidos vinieron a Israel para reunirse con juristas israelíes y otros funcionarios del gobierno. Durante el viaje, los FG expresaron su admiración por el sistema de justicia israelí y su «calidad de equitatividad”.

Un FG señaló que la Corte Suprema de Israel «es la Corte Suprema más accesible que jamás he visto». Estos comentarios coinciden con las declaraciones efectuadas por cortes de todo el mundo sobre el sistema judicial israelí.

 

En contraste, un grupo de ONG, principalmente financiadas por gobiernos europeos, la UE, y New Israel Fund (NIF), han iniciado una campaña para denigrar el sistema de justicia israelí, con el objetivo de impulsar los esfuerzos para que israelíes sean arrestados en Europa por «crímenes de guerra», y con el objeto de apoyar la solicitud de la OLP ante el Tribunal Penal Internacional para la investigación de Israel.

También desempeña un papel integral, en la estrategia de la OLP, utilizar los marcos de la ONU, no para resolver el conflicto, sino para «internacionalizar el conflicto como un asunto legal» y «allanar el camino para que (los palestinos) presenten acusaciones contra Israel en las Naciones Unidas, los organismos surgidos de tratados sobre derechos humanos y la Corte Internacional de Justicia, «como Mahmoud Abbas reveló manifiestamente, en un artículo de opinión del 17 de mayo en New York Times.

El que estas estrategias tengan éxito, depende del concepto de «complementariedad», según el cual los tribunales examinan si Israel tiene suficientes mecanismos de investigación y judiciales en vigor, que nieguen la necesidad de juicios internacionales. Como resultado, muchas ONG han intensificado sus ataques políticos, fabricando demandas contra el sistema de justicia israelí y difamando su capacidad para investigar irregularidades.

Adalah, una ONG israelí fuertemente financiado por el NIF y la UE, es un líder en esta estrategia. En 2008, en una conferencia  en Bruselas, financiada por el gobierno sueco, el Director General de Adalah, Hassan Jabareen, recomendó que los activistas palestinos «deberían tratar de presentar a Israel como un estado inherentemente no democrático» y «usar eso como parte de la campaña internacional».

Adalah ha implementado esta estrategia en muchas presentaciones ante comités de la ONU, incluido el Consejo de Derechos Humanos. Además, en 2009, Adalah presentó una opinión «experta» en nombre del Centro Palestino para los Derechos Humanos (CPDH) en una demanda presentada por el grupo en España, buscando la detención y el encarcelamiento de siete funcionarios israelíes por supuestos «crímenes de guerra», derivados de la muerte de un prominente terrorista de Hamas, Salah Shehade. En el juicio, Yabarin alegó que había una «falta de imparcialidad del sistema legal israelí hacia los palestinos y falta de un recurso efectivo ante los tribunales israelíes para los palestinos en Gaza».

En 2010, la Suprema Corte de España rechazó totalmente las acusaciones de Adalah, señalando que el sistema judicial de Israel es «sustantivo y genuino».

La ayuda de grupos judíos

 

Otra táctica empleada por las ONG está tratando de sabotear a la Corte Suprema de Israel. En una publicación de noviembre de 2010 Al Haq, con sede en Ramallah, acusó a la Corte de «aplicación perversa de las normas jurídicas internacionales (y de) enmascararse detrás de una fachada superficial de derechos humanos y humanitarios».  Como una solución, aboga ante «la comunidad jurídica inundando al Tribunal de peticiones, con la esperanza de obstaculizar su funcionamiento y sus recursos».

Al Haq también ha presentado casos de «crímenes de guerra» contra israelíes y contra quienes hacen negocios con Israel, en el RU, Canadá y Holanda. Al igual que con el juicio Adalah de España, las demandas de Al Haq en el extranjero, a menudo, se centran en acusaciones escabrosas contra la validez de los tribunales israelíes.

El sistema de justicia israelí también ha sido calumniado por el CPDH. Además de la mencionada demanda en España, el CPDH ha presentado demandas similares en el  Reino Unido (RU), Nueva Zelanda y EE.UU. Para reforzar sus casos, el CPDH alega que el «poder judicial de Israel fue utilizado como una cobertura legal para perpetrar crímenes de guerra, y como una herramienta para obstaculizar deliberadamente la jurisdicción internacional, bajo el pretexto de un sistema judicial nacional ‘justo’ operando en Israel».

En 2010 emitió un documento titulado, «Realmente No Dispuesto», afirmando que «el sistema judicial de Israel es también incapaz de investigar a funcionarios gubernamentales y militares de alto rango, y de evaluar la responsabilidad penal por violaciones». Debido a estas descabelladas acusaciones, todos los casos del CPDH en el extranjero han sido rechazados por los tribunales.

Irónicamente, a pesar de sus alegatos de que a los palestinos se les niega el «acceso a la justicia» en Israel, el CPDH, con frecuencia, se vale de los tribunales israelíes.

 

Al mismo tiempo que Adalah, Al Haq y CPDH son bastante abiertos sobre promover los objetivos políticos palestinos y la narrativa palestina, bien podrían estar recibiendo ayuda de grupos judíos israelíes. Yesh Din, un beneficiario de NIF, alega proteger los derechos humanos mediante la emisión de informes sobre abusos contra los derechos humanos en la Margen Occidental, y peticionando ante la Corte Suprema de Justicia de Israel, en particular sobre cuestiones de seguridad. En diciembre de 2010, sin embargo, documentos internos filtrados de Yesh Din, revelaron los esfuerzos para presentar denuncias a la policía contra israelíes, a sabiendas de que no había evidencia adecuada.

Otros documentos exponían los planes de Yesh Din para promover acusaciones de «crímenes de guerra» contra soldados israelíes. Otras tácticas incluían planes para «acudir a tribunales extranjeros» para demandar al gobierno israelí. El asesor legal de Yesh Din, Michael Sfard, ha representado al CPDH y a Al Haq en los tribunales israelíes, así como también en sus esfuerzos en el extranjero.

http://www.ynetnews.com/articles/0,7340,L-4082483,00.html

Traducido para porisrael.org por José Blumenfeld

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.