Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
5 Tammuz 5779 | lunes julio 8, 2019
donativo

'Me voy a Suiza a suicidarme, adiós'


 

Sal Emergui

Tel Aviv
09/08/2011

El periodista Adi Talmor | Foto: EL MUNDO

Adi Talmor era una de las voces más conocidas y escuchadas de Israel. Hijo de supuervivientes del holocausto, sirvió de modelo para muchas generaciones de periodistas y locutores de radio. Su famosa obsesión por el perfeccionismo, el estricto orden y cierta locura se han plasmado ahora de forma escalofriante en su voluntaria muerte.

La voz de las noticias de Israel durante décadas, era tan aficionado a los detalles que incluso dejó escrito el texto exacto de la noticia sobre su muerte, el titular, el dia y hora para el posible programa de homenaje y las canciones que su emisora, Galei Tsahal (la radio militar) debía emitir.

Hace unos meses, los doctores le dijeron que padecía un cáncer de pulmón irreversible. Consciente que le quedaba muy poco y sin revelar la enfermedad a nadie (ni siquiera a su familia), empezó a planear su fin.Con sangre fría, humor negro y máximo secretismo. En primer lugar, envió un correo electrónico a la asociación suiza Dignitas que tiene como lema: «Vive con dignidad, muere con dignidad».

Antes de viajar a Suiza para no regresar y en una de sus numerosas cartas dejadas en la emisora, Talmor escribió: «La ejecución, perdón, el suicidio deseado, ha sido fijado para el viernes 5 de agosto al mediodía. Espero que no haya nada en el último momento que estropee mis planes.En tal caso, beberé vodka y me lanzaré a un lago local o a las vías del tren.«.

Días antes de viajar, colocó una foto suya en la redacción con el titulo ‘junio 2011’ y dijo con tono rutinario al jefe de la emisora: «Me voy a Suiza a suicidarme, adiós». Nadie le hizo mucho caso ya que conocían su humor macabro. Esta vez, sin embargo, no bromeaba.

Talmor cuenta en una de las misivas el día que Dignitas accede a su petición y le contesta con la pregunta en un e-mail más dura que uno puede imaginar. «Nos podría informar que día prefiere para morir». Talmor añade al correo suizo: «Jajaja».

El viernes pasado dejó de reír y acabó con su vida. Como ordenó, su cuerpo fue incinerado.

Costernación en Israel

Siguiendo sus órdenes, Dignitas envió un correo electrónico a la radio pidiendo que abran los sobres que el locutor había dejado. En uno de ellos, el texto exacto de la noticia de su muerte con una importante aclaración: «Por favor, no cambiar esta versión y mucho menos quitar el termino ‘cáncer’ por otros como ‘grave enfermedad’. Cáncer es cáncer. Punto».

El sobre fue abierto, el secreto desvelado y la noticia salió a la antena. «Lamentamos informar de la muerto del trabajador de Galei Tsahal, nuestro amigo, editor y locutor de noticias Adi Talmor. Él eligió acabar su vida tras enterarse hace unos meses que un cáncer pulmonar se había extendido por todo su cuerpo…», leyó entre lágrimas su amiga y presentadora Yael Dan.

«Adi Talmor era la pieza angular de Galei Tsahal. Un gran editor y locutor de noticias con unos criterios muy exigentes, un hombre solitario y una personalidad llena de magia. Muchos periodistas israelíes aprendimos mucho de él», se despide Yonit Levy la presentadora de telediario más famosa de Israel y que había trabajado en el pasado bajo sus órdenes. «Era estricto, a veces chillaba más de la cuenta y muy misterioso pero un grandísimo profesional», nos dicen hoy en Galei Tsahal.

Antes de morir envió varias cartas al suplemento cultural del diario ‘Yediot Ajaronot’ en el que por ejemplo sugería el titular: «Adi Talmor, unos minutos más» o «Adi Talmor, pocos minutos para morir».

Pidió no celebrar un funeral o ceremonia religiosa sino invitar a sus amigos y compañeros a acudir este jueves a un banco gris en el Paseo Marítimo de Tel Aviv. «Mi cuerpo no estará más allí pero sí quizás mi alma. Podéis encender velas e incluso leer algunos versículos de la Biblia, dejar algunas flores, cantar y tocar la guitarra. Lo que os venga mejor».

En su testamento, ordenó que todas su propiedades vayan a parar a la asistente que cuidó a su madre antes de morir.

Esta mañana, en su radio de siempre se discutió sobre la eutanasia(ilegal en Israel) y se habló de forma extensa sobre la personalidad y carrera de Talmor. Con pesar pero accediendo a su último deseo, haciendo escuchar la canción ‘I did it my way’.

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.