Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| miércoles octubre 16, 2019
donativo

El mito del terrorismo de estado


Los líderes árabes acusan falsamente a Israel de terrorismo de estado para ocultar sus propios crímenes

IsraelTerroristState

Manfred Gerstenfeld

Ynetnews

25.10.11, / Israel Opinion

Amenazar a sus propios civiles es un modo tradicional de terrorismo de estado en partes del mundo musulmán. Un segundo tipo de terrorismo de estado – el asesino – ha aumentado recientemente de manera significativa. Unos pocos de los muchos ejemplos: El 11 de julio, soldados sirios dispararon y mataron a 10 participantes en una procesión fúnebre en la ciudad de Homs. Durante el funeral del líder kurdo Mashaal Tammo, el 8 de octubre en Qamishli, las fuerzas de seguridad sirias dispararon indiscriminadamente contra la multitud y mataron a cinco dolientes e hirieron a tres. Un día después, 24 coptos fueron muertos por fuerzas de seguridad egipcias en El Cairo y más de 100 resultaron heridos.

Se puede añadir muchos más ejemplos de terrorismo de estado homicida, incluyendo a Libia o Yemen. El principio es el mismo: las fuerzas de los gobiernos árabes no sólo amenazan a sus propios civiles, sino que también los matan intencionalmente.

Un tercer tipo de terrorismo de estado está tratando de asesinar a civiles en el extranjero. Ejemplos recientes fueron los ataques planeados contra el embajador saudita y la embajada israelí en Washington, ambos ordenados por Irán.

El terrorismo asesino de estado tiene precedentes extremadamente despiadados. En 1982, el régimen sirio del presidente Hafez Assad mató, al menos, a 10.000 personas – y probablemente muchos más – en la ciudad de Hama. Los asesinados eran en su mayoría civiles. En 1988, la fuerza aérea iraquí de Saddam Hussein, lanzó gas venenoso sobre la ciudad kurda de Halabja, en el norte de Irak, matando a miles. Aún más criminal fue la campaña al-Anfal de ese año, donde se estima que 100.000 kurdos, en el norte de Irak, la mayoría civiles, fueron asesinados por fuerzas iraquíes.

Un importante caso de terrorismo de estado homicida, por parte de un estado musulmán en el extranjero, fue llevado a cabo en 1994, cuando el centro judío AMIA, en Buenos Aires, fue bombardeado. Ochenta y cinco personas murieron y 300 fueron heridos. Fue el mayor ataque contra judíos, fuera de Israel, desde la Segunda Guerra Mundial. En 1992 se produjo el bombardeo de la embajada israelí en Buenos Aires en el que 29 personas murieron. Los atacantes nunca fueron encontrados.

Recién en 2006, Irán y Hezbollah fueron acusados ??formalmente de los asesinatos en AMIA, por el Fiscal Argentino Alberto Nisman. Entre los ocho sospechosos, los fiscales solicitaron el arresto del ex presidente iraní Hashemi Rafsanjani. Otro de los acusados ??fue el Ministro de Defensa de Irán, Ahmad Vahidi. Después que visitara Bolivia en mayo, el gobierno boliviano pidió disculpas a Argentina por haberlo invitado.

Las acusaciones de Erdogan

 

Amenazar con el uso de la violencia contra civiles extranjeros es otro tipo de terrorismo de estado. El presidente sirio, Bashar al-Assad, le dijo al Ministro de Relaciones Exteriores turco, Ahmad Davotuglu, a principios de octubre, que si Siria fuera atacada por la OTAN, dispararía cientos de misiles y cohetes sobre Tel Aviv. Assad dijo que también llamaría a Hezbollah a lanzar un ataque intensivo de cohetes y misiles contra Israel. Ésto también tiene sus precedentes en el mundo musulmán: En 2001, el entonces Presidente Iraní, Rafsanjani, amenazó con aniquilar a Israel con una bomba atómica.

Para desviar la atención del generalizado terrorismo de estado en el mundo musulmán, algunos de sus líderes atacan a Israel. El Primer Ministro Turco, Recep Tayyip Erdogan, durante su viaje a África en mayo, acusó a Israel de terrorismo de Estado.

Hace pocas semanas, en la reunión del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, el enviado de Siria en la ONU, Faisal al-Hamwi, también señaló a Israel. Dijo que, de acuerdo a la agencia estatal de noticias SANA, de Siria, las violaciones de derechos humanos israelíes, denunciadas por los palestinos, demostraban «la realidad del terrorismo de estado practicado por Israel».

Y en cuanto a los amigos occidentales promotores del genocidio de Hamas: Dos médicos noruegos de extrema izquierda, Mads Gilbert y Erik Fosse, publicaron un libro afirmando que Israel había entrado a Gaza para matar a mujeres y niños. El Ministro de Relaciones Exteriores noruego, Jonas Gahr Stoere, y la ex Primer Ministro, Kare Willoch, les dieron credibilidad al escribir los comentarios de la contratapa.

En contraste con todos estos falsos acusadores, el coronel Richard Kemp, ex comandante de las fuerzas británicas en Afganistán, dijo que las Fuerzas de Defensa israelíes en Gaza hicieron «más para salvaguardar los derechos de los civiles en zona de combate, que cualquier otro ejército en la historia de la guerra».

Israel no ha hecho prácticamente nada para publicitar el terrorismo de estado musulmán. El resultado es éste: El que se comporta como un vegetariano verbal se convierte en una víctima fácil de la verdad invertida.

El Dr. Manfred Gerstenfeld ha publicado 20 libros. Varias de éstos tratan sobre anti-semitismo y anti-israelismo

 

http://www.ynetnews.com/articles/0,7340,L-4139158,00.html

Traducido para porisrael.org por José Blumenfeld

 
Comentarios

Y el terrorismo de Israel contra Gaza y Cisjordania? Esa es la politica de uno de los paises mas peligrosos para el mundo, el verdadero terror esta en la politica imperialista y genocidia del gobierno de Israel.. y para muestra de muchas esta Gaza la mayor carcel del mundo al aire libre.. hasta cuando este estado terrorista seguira haciendo de las suyas?? Espero que no mucho por el bien del mundo!

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.