?
Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
27 Kislev 5775 | Viernes diciembre 19, 2014
donativo

El lado correcto de la historia


Eduard Yitzhak

Porisrael.org

CristianaGarmendia “España se ha situado en el lado correcto de la historia” ha afirmado la ministra de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia, que encabezaba la delegación española, el lunes 31 de octubre de 2011 al haber votado a favor del ingreso de Palestina como miembro de pleno derecho de la Unesco.[1]

La solicitud de Palestina ante la Unesco se ha resuelto con 107 votos a favor, 52 abstenciones y 14 votos en contra, lo que supone su aprobación gracias al respaldo de más de los dos tercios necesarios. Estados Unidos, Canadá y Alemania han votado en contra de la resolución, mientras que países como Brasil, Rusia, China, India, Sudáfrica y Francia han votado a favor, mientras que Reino Unido se ha abstenido.

Cristina Garmendia es la ministra de Ciencia e Innovación del gobierno español. España desde 1492 hasta la fecha de hoy no ha destacado ni en ciencia ni en innovación, No existe ni una sola ley en Física[2], en Química[3], en Medicina ni en los otros campos de la ciencia con nombre español, no sólo de España, sino tampoco de sus excolonias. ¡¡No hay ni un solo nombre español que haya descubierto alguna ley científica[4], no hay tampoco ningún filósofo español de prestigio universal!!

Si Cristina Garmendia, ministra de poca ciencia y nada de innovación, quiere realmente mejorar la ciencia y la innovación en su país tendría que analizar el por qué del subdesarrollo del conocimiento en su país, y copiar el de Israel, país que destaca a nivel mundial, y a pesar de todos los embates terroristas y de un vecindario enemigo, en ser una nación modelo en ciencia e innovación.

Este año 2011 “sólo” ha habido 5 laureados con el premio Nobel[5], y esto sin incluir  toda la serie de premios Nobel judíos[6] para no alargar en demasía este artículo.                 De los cuatro pensadores que más han influido a nivel mundial en los siglos XIX, XX y en lo que llevamos del XXI, Karl Marx, Albert Einstein, Sigmund Freud, y Friedrich Nietzsche, los tres primeros eran judíos.

Garmendia tendría que preguntarse el por qué España, que dominó grandes extensiones territoriales y dispuso de toda la mano de obra que quiso -los esclavos- a un coste bajísimo, no pudo, ni ha podido, aportar nada en Ciencia, cuando su Siglo de Oro estuvo, mayormente,  en manos de anussim –judíos forzados a convertirse al cristianismo-, so pena de tortura y ejecución.

Antes de 1492, los Reinos de España tuvieron ilustres y famosos médicos, matemáticos, pensadores, científicos, navegantes, cartógrafos, biólogos, de renombre, muchísimos de ellos, judíos.  Después de 1492 los que destacarán, en el Siglo de Oro, serán mayormente judíos conversos –anussim- como Miguel de Cervantes Saavedra, Fray Luís de León, Santa Teresa de Jesús, Luís de Góngora, Baltasar Gracián, Alfonso de Ercilla, Fernando de Rojas, Luís de Góngora, Juan Luís Vives, Hernando de Talavera, Diego Mateo Zapata, Diego Lainez –uno de los fundadores de la Compañía de Jesús-  y muy posiblemente el descubridor Cristóbal Colon.[7]                                                       Los judíos que salieron de España en 1492 y se dispersaron fundando colonias hispanas por toda Europa, Asia y Norte de África, seguirán cultivando su lengua y escribiendo literatura en castellano, siendo figuras notables de la cultura en español[8]

El 31 de marzo de 1492 se promulga el Edicto de Expulsión de los Judíos de los Reinos de España, que tendrán que salir antes del 31 de julio del mismo año[9]. No se conoce la cifra exacta de los judíos que salieron de España Los historiadores de la época dan cifras que oscilan entre las  800.000 personas, según Juan de Mariana, y las 300.000, según Isaac Abravanel, eligieron el destierro.

Sólo en 1481 la Inquisición quemó a más de dos mil judaizantes –marranos que volvían al judaísmo-. La Inquisición nació en el año 1184 cuyo objetivo era exterminar físicamente a los seguidores de la doctrina albigense –cátara- en el sur de Francia, Cataluña y norte de Italia. Diversas bulas de los Papas permitían el asesinato y tortura de los “herejes” cristianos albigenses. El castigo físico a los herejes fue asignado a los laicos. El Papa exigía a los obispos que interviniesen activamente para extirpar la herejía y se les otorgaba la potestad de juzgar y condenar a los disidentes de sus diócesis. Esta Inquisición, instrumento de fomento de la ortodoxia de la fe cristiana, fue el embrión del Tribunal de la Santa Inquisición y del Santo Oficio.

La Inquisición Española fue creada en 1478 por la bula del papa Sixto IV Exigit sincerae devotionis con la finalidad de combatir las prácticas judaizantes de los judeoconversos –anussim- españoles. A diferencia de la Inquisición medieval, dependía directamente de la Corona Española. Se implantó en todos los reinos de España donde antes no existía, en Sicilia y Cerdeña (que entonces formaban parte de la Corona de Aragón) y en los territorios de América (hubo tribunales de la Inquisición en México, Lima y Cartagena de Indias). La Inquisición se convirtió en la única institución común a todos los españoles, con excepción de la propia Corona, a quien servía como instrumento del poder real: era un organismo policial interestatal, capaz de actuar a ambos lados de las fronteras entre las coronas de Castilla y Aragón, mientras que los agentes ordinarios de la Corona no podían rebasar los límites jurisdiccionales de sus respectivos reinos.[10] Más de 250.000  judíos durante el siglo XV fueron obligados y forzados a convertirse al cristianismo. El último proceso a un judaizante fue el de Manuel Santiago Vivar, que tuvo lugar en Córdoba en 1818. En julio de 1834, el ministerio de Martínez de la Rosa abolía definitivamente la Inquisición.[11]

En el siglo XVI aparece la Reforma Protestante en el seno de la misma cristiandad católica, cansada de los abusos, ignorancia, atropellos, arbitrariedades, perversiones y oscurantismo de la Iglesia Católica, lo que permitirá un espectacular avance en el desarrollo de la economía, del comercio, de las ciencias, y llevará en algunos lugares a una mayor separación entre Iglesia y Estado, y facilitará y legitimizará el desarrollo del capitalismo frente a una Iglesia Católica, superestructura ideológica del más reaccionario feudalismo. La Iglesia Católica reaccionará frente al protestantismo en lo que se conocerá como Contrarreforma Católica.[12] La maquinaria reaccionaria y criminal de la Inquisición estará lo suficientemente engrasada y activada para intervenir eficazmente en la extinción de los brotes protestantes que aparecerán en España, en los que “curiosamente” gran parte de estos protestantes españoles eran de origen judío.

Mientras que la Europa que rompía con el feudal-catolicismo, y ofrecía –por interés económico mayormente- tolerancia a los judíos, como Holanda, y más tarde el Reino Unido y muchos territorios alemanes, que se beneficiaran de la innovación, laboriosidad y amor por el conocimiento de los judíos, la España anquilosada en su católica obsesión antijudía evitará la evolución y desarrollo económico, social, cultural, científico-tecnológico que se promoverá en otros lugares de Europa, fruto de su propia evolución. España se mantendrá al margen de la ciencia y de la innovación. España llegará tarde a la Modernidad y a todos los cambios que se darán en Europa.

El pensar libre en España se volverá peligroso, por el riesgo de tener una opinión que diverja de la judeofobica doctrina Católica. Estará prohibido leer libros de autores judíos y protestantes. Mientras el resto de Europa tendrá científicos de renombre, en España no se dará ninguno que destaque. La ciencia desaparecerá en la península ibérica, se vivirá del conocimiento y tecnología importados. La Biblia cristiana, prohibida en lengua vernácula, no podrá ser leída libremente, tendrá que ser bajo la supervisión de los sacerdotes. Hoy en día, y aún más ayer, en  España la mayoría de los que se identifican como cristianos no han leído apenas la Biblia. La población se declarará fiel a una religión [la Católica] mientras ignorará totalmente los mismos fundamentos [la Biblia cristiana] del credo que dicen seguir. La critica e innovación estarán autocensurados en las mentes de los españoles durante siglos, bajo riesgo de herejía y su correspondiente pena capital. La Iglesia y el estado  potenciarán la “fe del carbonero”, se implementará en todo el territorio peninsular el “pensamiento” patrístico de Tertuliano [años 160– 220 de la EC] Credo quia absurdum (Creo porque es absurdo) que culminará en ¡Que inventen ellos! [13]de Miguel de Unamuno, filósofo español de la generación del 98, fallecido en 1936 , refiriéndose a los europeos.[14] Si este era el pensamiento de un “filósofo”, ¿cuál sería el del ciudadano de a pie?

Decadencia del Imperio Español. Intentos de revocación del Edicto de Expulsión

Cuando el sultán turco Beyacid II (reinó de 1481 a 1512) permitió la radicación de los sefardíes -judíos españoles- en su reino dijo:”Dicen del Rey Fernando que es un monarca inteligente, pero lo cierto es que empobrece a su país mientras enriquece el mío”. [15]

España entrará en una decadencia imparable [16] a partir del siglo XVI en todos los campos, en la demografía, economía, social, territorial -Tratado de los Pirineos, de 1659- , la Guerra de Sucesión -1700-1715- y el Tratado de Utrecht -1713 y refeudalización del Estado, como Cabeza de la Contrarreforma. Todo lo contrario de Inglaterra y otras zonas de Europa, como Holanda, que permitirán vivir a los judíos y les permitirán practicar su religión, en los que se producirá un despegue en todos los campos y un enorme desarrollo. Desde el siglo XVI hasta el XIX hubo varias propuestas en España para revocar el edicto de Expulsión de 1492,  todas ellas justificadas por motivos económicos. Los judíos sefardíes habían ayudado a un pequeño país como Holanda a convertirse en una potencia. Diversos políticos españoles pensaron que si volvían los judíos a España y sus colonias podrían evitar el desmoronamiento del Imperio Español.[17]  Las universidades españolas, tras conocer su más alto esplendor en el Siglo de Oro, empiezan a decaer.                                                                                                       El sacerdote católico, y nada sospechoso de ser pro judío,  Benito Jerónimo Feijoo (1745), erudito benedictino, en un examen de los diferentes motivos por los que él cree que los estudios de física, matemáticas y ciencias naturales se encuentran casi abandonados en su época, señala una serie de causas, todas íntimamente ligadas entre sí,: “el corto alcance de los profesores” es una causa directa de “la preocupación que reina en España contra toda novedad”, puesto que ellos serían los llamados, por el lugar que ocupan, a estudiar e introducir todo progreso que se haga en las ciencias. Toda novedad era calificada como sospechosa, especialmente en las cosas que podían tener un mayor o mejor relación con la doctrina. Así que, de entrada, cualquier novedad científica era calificada de inútil, lo cual ahorraba incluso el trabajo de entrar a examinarla, por lo que se habían formado una “diminuta o falsa noción… de la filosofía moderna, junto con la bien o mal fundada preocupación por Descartes”. La raíz de esa actitud reaccionaria frente a toda novedad o progreso está en “un celo, pío sí, pero indiscreto y mal fundado; un vano temor de que las doctrinas nuevas en materia de Filosofía traigan algún perjuicio a la Religión”. [18]

Cualquier novedad queda bajo la sospecha de ser cripto judía, y peligrosa para la Religión (el Catolicismo),  por lo que ante el temor a pensar libremente, los españoles sólo pensarán en enriquecerse con el dinero procedente de América y las colonias, pero evitarán cualquier iniciativa, lo que frenará todo atisbo de modernidad. España llegará tarde a la industrialización y la democracia. Su retraso será comparable al de sus colonias frente al de las colonias del Reino Unido en América.

Isaac Abravanel advierte lo que le pasará a España

Isaac Abravanel [19]ya advirtió a los Reyes Católicos en su Respuesta al Edicto de Expulsión que esta sería la vergüenza más grande de España, y que el error de este edicto será irreversible, y que Fernando e Isabel han desconfiado del poder del conocimiento, y sólo han respetado el poder. Abravanel les dirá que “Nosotros los judíos admiramos y estimulamos el poder del conocimiento. En nuestros hogares y en nuestros lugares de rezo el aprendizaje es una meta practicada por toda la vida. El aprendizaje es una pasión nuestra que dura mientras existimos; es el corazón de nuestro ser; es la razón, según nuestras creencias, para la cual hemos sido creados. Nuestro amor a aprender pudo haber contrapesado su excesivo amor al poder. Nos pudimos haber beneficiado de la protección ofrecida por vuestras armas reales y vos os pudisteis haber beneficiado de los adelantos de nuestra comunidad y del intercambio de conocimientos, y digo que nos hubiésemos ayudado mutuamente. Así como se nos ha mostrado nuestra debilidad, su nación sufrirá la fuerza de un desequilibrio al que Vuestras Mercedes han dado comienzo. Por centurias futuras, vuestros descendientes pagarán por los errores de ahora. Vuestras Mercedes verán que la nación se transformará en una nación de conquistadores que buscan oro y riquezas, viven por la espada y reinan con puño de acero; y al mismo tiempo os convertiréis en una nación de iletrados, vuestras instituciones de conocimiento, amedrentadas por el progreso herético de extrañas ideas de tierras distintas y otras gentes, no serán respetadas. En el curso del tiempo el nombre tan admirado de España se convertirá en un susurro ente las naciones.                                                                                        

España, que siempre ha sido pobre e ignorante, España, la nación que mostró tanta promesa y que ha completado tan poco. Y entonces, algún día, España se preguntará a sí misma: ¿que ha sido de nosotros? ¿Por qué somos el hazmerreír entre las naciones? Y los españoles de esos días mirarán al pasado para ver por qué sucedió esto. Y aquellos que son honestos señalarán este día y esta época de la misma manera que cuando esta nación se inició. Y la causa de su decadencia no mostrará a nadie más que a sus reverenciados Soberanos Católicos, Fernando e Isabel, conquistadores de los moros, expulsores de los judíos, fundadores de la Inquisición y destructores de inquisitivas mentes de los españoles. …”[20]

El Edicto de Expulsión todavía no ha sido revocado, aunque la actual Constitución Española concede libertad religiosa y el mismo Rey Juan Carlos I ha visitado la sinagoga en Madrid.

En esta semana se leerá la parashá de Lej-Lejá en todas las sinagogas del mundo, que comienza en Génesis 12:1-3: Y le dijo el Eterno a Abram: “Vete de tu tierra y de tu familia y de la casa paterna a la tierra que te señalaré. Y haré de ti u pueblo grande y te bendeciré y engrandeceré tu nombre y será una bendición. Y bendeciré a quienes te bendigan y maldeciré a quienes te maldigan, y en ti serán bendecidas todas las familias de la tierra”.                                                                                                          

Esta bendición se hará extensiva a la descendencia de Abraham en Isaac y de esta a Jacob.[21]

Independientemente de las creencias de Cristina Garmendia, y del lector, la historia de España, su retraso y fracaso, su falta de empuje e iniciativa en lo social, económico, científico-tecnológico, y filosófico, a pesar de las incalculables riquezas que sus naves y armas pudieron saquear de las colonias, y de la casi gratuita fuerza de trabajo de sus esclavos, confirma los textos bíblicos, dados hace casi cuatro milenios.

“España se ha situado en el lado correcto de la historia”, Cristina Garmendia ipse dixit

El conflicto árabe-israelí, así como el “palestino”-israelí no obedece a una cuestión territorial, sino que tiene como raíz el ser un conflicto religioso[22], Islam contra judaísmo,  recubierto con una aparente capa de independentismo.

El apoyo del gobierno socialista español a favor del ingreso de Palestina como miembro de pleno derecho de la Unesco no es debido a una pretendida ansia del gobierno de Zapatero por el derecho a la autodeterminación del colectivo árabe-palestino, que no es ni nación, ni pueblo.

El gobierno español del socialista José Luís Rodríguez Zapatero tiene serios problemas en dos territorios peninsulares que reclaman soberanía, independencia: el País Vasco o Euskadi (en vasco) y Cataluña o Catalunya (en catalán), a parte del desastre económico de todo el país, y antes de inmiscuirse en otros países, tendría que solventar sus problemas domésticos, no sólo económicos, sino políticos, y predicar con el ejemplo.

Ante veleidades independentistas, uno de los padres de la Constitución y ex Presidente del Congreso de los Diputados, el profesor socialista Gregorio Peces-Barba, acaba de provocar la indignación de un grupo de abogados catalanes presentes en su conferencia en el X Congreso Nacional de la Abogacía que se ha celebrado en Cádiz el 27 de octubre de 2011, mientras el resto de abogados españoles ni se han inmutado, al aseverar que: “No se cuántas veces hubo que bombardear Barcelona. Creo que esta vez se resolverá sin hacerlo.” [23] 

La política del gobierno socialista español es antisemita, y obedece al miedo de encolerizar a los islamistas, a los 57 países de la Organización de la Conferencia Islámica. La justificación dada por la ministra Garmendia, en términos pontificados, de haber situado España en lado correcto demuestra ignorancia y antisemitismo.

Ignorancia por no querer entender que el conflicto árabe, y “palestino” israelí no tiene nada que ver con problemas territoriales, sino con cuestiones religiosas, y creerse poseedora del conocimiento de cual es el lado correcto de la historia, lenguaje soberbio que enmascara el miedo de irritar al islamismo, totalitarismo que aspira a reislamizar la Península Ibérica, y los intereses económicos con el mercado árabe y/o musulmán, suministrado de petróleo y gas.

¿El gobierno de Zapatero ha criticado a los miembros de la familia real saudí, su aliado y amigo,  por anunciar en Facebook que regalan un millón de dólares a quien secuestre un soldado israelí?[24]

¿Esta ministra, Cristiana Garmendia, admira la innovación y ciencia de los islamistas?, que es cierto que en lo único en que son expertos es en volarse con los cinturones de explosivos.

Si realmente amase la ciencia y la innovación admiraría el pequeño estado de los judíos, Israel, pequeño en superficie, pero grande en inteligencia, saber y conocimiento.

Antisemitismo. Nuevamente España sigue la política antisemita, en versión moderna, que es el anti israelismo, el antisionismo, y sus gobernantes no pierden ocasión para situarse en la senda del anti semitismo, que tanto y durante tantos siglos le ha perjudicado.

Hay una gran deuda histórica de España hacia el pueblo judío. A lo largo de la historia, España maltrató, persiguió, asesinó, forzó al abandono de la fe y de la identidad judía a aquellos que se “mantenían en sus trece”, en referencia a los 13 Principios de la Fe mosaica, que el sefardita Maimonides resumió.

Tantos y tantos judíos han sido importantes en todas las áreas del saber y del conocimiento, de la medicina, de la astronomía, de la navegación, y en las finanzas, y no sólo judíos practicantes, sino sus descendientes, forzados inquisitorialmente a renegar del judaísmo, en los reinos de España, que el gobierno de Sefarad, de España, tiene el deber moral de defender Israel, como patria de los judíos, como el único estado que defiende a los judíos por ser judíos, y evitar que los enemigos de la paz, los enemigos de la humanidad quieran concluir la obra de Hitler, aniquilando el judío de las naciones, Israel.

El antisemitismo lleva al fracaso de quienes lo han seguido. “Un fracasado es un hombre que ha cometido un error, pero que no es capaz de convertirlo en experiencia” [Elbert Hubbard]

¿Necesitará España esta vez otros cinco siglos para entender que el antisemitismo no es el lado correcto de la libertad, de la vida, del desarrollo económico, de la justicia social, del progreso científico, tecnológico?



[8] Figuras notables, como el economista y escritor José Penso de la Vega, Miguel de Silveira, Jacob Uziel, Miguel de Barrios, Antonio Enríquez Gómez, Juan de Prado, Isaac Cardoso, Abraham Zacuto, Isaac Orobio de Castro, Juan Pinto Delgado, Rodrigo Méndez Silva o Manuel de Pina, entre otros.                                                                                      http://es.wikipedia.org/wiki/Siglo_de_Oro

[17] El Duque de Olivares propuso permitir a los judíos de Salónica regresar a España para que así aliviaran la penuria de la hacienda pública. El fallido proyecto enfrentó a Carlos II con la Inquisición y fue uno de los argumentos que propiciaron su caída en 1643. En 1797 volvió a proponerse. En esta ocasión, no solo no fue aceptado, sino que en 1802, por medio de un Real Decreto, se endurecía todavía más las medidas para impedir que ningún judío desembarcara en territorio Español y/o en sus colonias. Fernando VII, a la anuló la Constitución de las Cortes de Cádiz de 1812 y restauró la Inquisición. Aunque hubo leyes que permitieron el regreso de los sefardíes a España e incluso autorización oficial para fundar algunas sinagogas, estos acontecimientos nunca llegaron a la derogatoria del Edicto de Expulsión. El 20 de diciembre de 1924 el Directorio Militar de Primo de Rivera dicta un Real Decreto por el que se concede la ciudadanía española a los descendientes de judíos españoles que lo solicitasen a título individual. Con el fin de la monarquía y la proclamación de la II República en España, el 14 de abril de 1931, se plantea oficialmente la posibilidad de derogar el Edicto de expulsión de 1.492. La Constitución Republicana reconoce la libertad de cultos. El 9 de junio de 1.931 se celebra en Madrid el primer matrimonio judío autorizado en España desde 1.492. Los graves problemas a los que se enfrentó la naciente República postergan la decisión de derogar el Edicto. Con la constitución democrática de 1978, España deja de ser un Estado confesional católico. Se garantiza la libertad religiosa de todos los españoles o extranjeros que viven en territorio Español. Hasta 1986 no se establecen relaciones plenas entre Israel y España que el Franquismo había demorado. En 1992, el rey Juan Carlos visita la sinagoga de Madrid, luego lo hizo en Salónica, ante los sefardíes a los que ofreció ayuda para sus ruinosas instituciones. El Edicto de Expulsión de 1492 aún todavía no ha sido explícitamente revocado.

[18] Feijoo, P: Cartas Eruditas, tomo 2º carta XVI: “Causas del atraso que se padece en España en orden a las ciencias naturales”):                                           http://personal.us.es/alporu/historia/estado_universidades_sxviii.htm

[21] Génesis 22:16-17: diciendo: “Por Mí juré –dice el Eterno- que por haber hecho tú cosa semejante y no Me negaste a tu propio hijo único, he de bendecirte sobre manera y multiplicaré inmensamente tu simiente como las estrellas del cielo y la arena que hay sobre la playa, y tu simiente poseerá el portal de sus enemigos.

Génesis 26:3: [D-s le dice a Yitzhak] Mora en esta tierra y seré contigo y te bendeciré, porque a ti y a tu simiente entregaré todas estas tierras, y cumpliré el Pacto que hice con Abraham tu padre.

Génesis 26:24: Y apareciósele el Eterno [a Yitzhak] esa misma noche diciéndole: “Yo soy el D-s de Abraham, tu padre. No temas, porque yo soy contigo y te bendeciré y multiplicaré tu simiente por mi siervo Abraham”

Génesis 27:27-29: Y [Yaacov] se aproximó más y besó a su padre, quien al sentir el olor de sus vestiduras, lo bendijo y expresó: “He aquí el olor de mi hijo es como el olor de un campo bendecido por el Eterno. Que D-s te dé el rocío del cielo, la fertilidad de la tierra y abundancia de trigo y vino. Que te sirvan pueblos y se prosternen ante ti. Que seas amo de tus hermanos y los hijos de tu madre se inclinen ante ti. Malditos sean los que te maldigan y benditos sean los que te bendigan”

Génesis 28:13-15: [D-s le dice a Yaacov]: Y he aquí que el Eterno estaba sobre ella y dijo: “Yo soy el Eterno, D-s de Abraham, tu padre, y D-s de Yitzhak. La tierra donde estás acostado te la daré a ti y a tu simiente, y tu descendencia será como el polvo de la tierra y se propagará hacia el occidente, hacia el oriente, hacia el norte y hacia el sur, y en ti y en tu simiente serán bendecidas todas las familias de la tierra. Y he aquí que estoy contigo y te guardaré dondequiera que vayas y te estableceré nuevamente en esta tierra, porque no te abandonaré hasta que haya hecho todo lo que te he prometido.”

[24] http://es-us.noticias.yahoo.com/ofrece-arabia-saudita-900-mil-d%C3%B3lares-captura-soldado-171700595.html

 
Fuente y difusion: Porisrael.org

 
Comentarios

Tiene usted razón, los judíos son seres superiores. Lo sabe todo el mundo.

TODAH RABAH A HASHEM TZEVAOT POR ESTE PUEBLO QUE A APORTADO TANTO A LA HUMANIDAD A TRAVÉS DE LA CIENCIA Y LA TECNOLOGÍA SEAN BENDECIDOS TODOS LOS QUE AMAN A ISRAEL ASÍ DICE EL TEHILIM 122 SHALOM U’BRAJA

Deja un comentario