Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| martes septiembre 22, 2020
donativo

Hermandad Musulmana: Grupo Extremista Islámico


Khaled Abu Toameh

2 de diciembre de 2011

http://www.hudson-ny.org/2636/muslim-brotherhood-extremist-islamic-group

Hermanos_Musulmanes

La Administración Obama está cometiendo un error al apoyar a la Hermandad Musulmana, como si estuviera compuesta de moderados o «buenos muchachos», sólo porque no están haciendo estallar las cosas.

Lo que los árabes y musulmanes moderados no entienden es la rapidez de la Administración de Barack Obama en apoyar a grupos extremistas islámicos como la Hermandad Musulmana.

La decisión de la Hermandad Musulmana de participar en las elecciones parlamentarias bajo la bandera de «Libertad y Justicia», no significa necesariamente que la organización ha cambiado su ideología.

Su credo fue y sigue siendo: «Allah es nuestro objetivo, el Corán es nuestra Constitución, el Profeta es nuestro líder, la jihad es nuestro camino y la muerte por la causa de Allah es la más alta de nuestras aspiraciones».

La organización cree que el Corán y la ley de la sharia (la parte «Justicia» de «Libertad y Justicia») debería ser la base para cualquier gobierno islámico, que todos los musulmanes deberían ser unificados bajo un califato, y que sus principios incluyen «liberar a los árabes y los musulmanes del imperialismo extranjero».

La Administración Obama parece, deliberadamente, no querer ser consciente de la «taqiyya» [simulación], una táctica silenciosa, y por lo tanto más peligrosa, propugnada en el Islam para lograr el objetivo estratégico de tranquilizar a los infieles para someterlos, sin que ni siquiera se den cuenta de a lo que se han sometido, hasta que sea demasiado tarde para ellos – llamada «Sharia Sigilosa”.

Si alguien piensa que la Hermandad Musulmana abandonará la jihad y el extremismo, una vez que sus miembros lleguen al poder, están viviendo en una ilusión.

Hamas hizo lo mismo en las elecciones parlamentarias palestinas en 2006, cuando compitió en la votación bajo la bandera de Cambio y Reforma. En Túnez, los islamistas optaron por postularse bajo la bandera de Annahda [Renacimiento], mientras que en Marruecos se ocultaron detrás del nombre Justicia y Desarrollo.

Los agradables y atractivos nombres que los islamistas escogen para sus partidos tienen, sobre todo, la intención de engañar a los occidentales para que piensen que los extremistas musulmanes no representan una amenaza para los no musulmanes. La Hermandad Musulmana y sus aliados harán todo lo posible para ocultar sus verdaderas intenciones de los gobiernos y pueblos occidentales. Pero, una vez que llegan al poder, revelan sus verdaderos colores.

El Gobierno de EE.UU., que ha determinado que la Hermandad Musulmana, probablemente, no es tan mala después de todo, lo más probable es que no sea consciente de lo que sucedió en El Cairo la semana pasada, cuando miles de partidarios de la organización gritaban «muerte a los judíos», y se comprometieron a emprender la jihad [guerra santa] contra Israel.

En un mitin patrocinado por la Universidad Al-Azhar bajo el lema «El Viernes de Apoyo a la Mezquita Al-Aqsa», partidarios de la Hermandad Musulmana también gritaban: «¡Oh, Tel Aviv, el día del juicio ha llegado!» y «¡Marcharemos sobre Jerusalén y sacrificaremos millones de mártires!»

De acuerdo con Eldad Beck, corresponsal de asuntos árabes del diario israelí en línea Ynet, unos 5.000 egipcios participaron en el evento, que se celebró para conmemorar el aniversario del Plan de Partición para Palestina de la ONU de 1947.

Mohammed Ahmed Tayeb, el imán de la Mezquita Al-Azhar, le dijo a la multitud que «la Mezquita Al-Aqsa se encuentra actualmente bajo una ofensiva de los judíos. No permitiremos que los sionistas judaícen Jerusalén».

Los mensajes que salen de la Hermandad Musulmana en Egipto, no sorprendieron a la mayoría de los árabes y musulmanes que están familiarizados con la organización y su agenda.

A pesar de que Hamas ganó las elecciones, en 2006, bajo el lema de Cambio y Reforma, desde entonces el movimiento no ha cambiado su ideología, y sigue pidiendo la destrucción de Israel. Sólo aquellos que son ingenuos creen que Hamas reconocerá alguna vez el derecho de Israel a existir.

En 2006, los estadounidenses cometieron el error de permitir que Hamas se presente incondicionalmente a las elecciones. En aquel entonces, Washington debería haber exigido que Hamas, primero, reconociera el derecho de Israel a existir y los Acuerdos de Oslo, y que renunciara al terrorismo como condición previa para participar en las elecciones.

Diez años antes, Hamas boicoteó las elecciones mismas: dijo que la votación se celebraba bajo los Acuerdos de Oslo, que el movimiento no reconoce.

No hay nada que Washington puede hacer para detener a los islamistas de secuestrar la «Primavera Árabe», pero al apoyar a la Hermandad Musulmana, el Gobierno de EE.UU. ha facilitado el objetivo último de la organización de establecer un califato islámico.

Aquellos que cantaban «muerte a los judíos» en El Cairo, también quieren matar a todos los «infieles», incluyendo a los estadounidenses y europeos.

En su camino hacia el logro de su objetivo, los islamistas también matarán a los musulmanes moderados – a quienes ven como una simple quinta columna.

Traducido para porisrael.org por José Blumenfeld

 
Comentarios

Me pregunto si el no ver la realidad se produce por temor o por otra causa. Me gustaría saber lo que otros opinan.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.