Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| domingo septiembre 22, 2019
donativo

El desempleo en Israel es el más bajo en 30 años


Informe de la Oficina Central de Estadísticas revela que sólo 155.000 israelíes están actualmente desempleados • La caída del 1,3%, desde diciembre pasado, desafía los pronósticos de importantes economistas • El Banco de Israel advierte que el desempleo, probablemente, aumentará en el próximo año.

Zeev Klein

Israel Hayom
desempleoEl gobernador del Banco de Israel, Stanley Fischer, tiene un panorama sombrío para 2012.

La Oficina Central de Estadísticas informó, el lunes, que la tasa de desempleo en Israel cayó a un mínimo, en 30 años, de sólo el 5 por ciento en octubre.

Los datos de la oficina indican que el número de israelíes sin trabajo es, actualmente, 155.000 – una caída del 1,3% desde diciembre de 2010. Ésto significa que no menos de 40.300 personas capaces de trabajar, encontraron un empleo remunerado. Estas cifras contradicen los pronósticos de importantes economistas, incluyendo al Banco de Israel y la OCDE, que predijeron que el desempleo se incrementaría en un 1% al 1,5% y alcanzaría el 6,5% a finales de este año.

La inesperada caída en el desempleo puede ser atribuida a un crecimiento económico acelerado, a mayor eficiencia y a un aumento en la calidad de vida.

El informe coloca a Israel en una posición superior al de la mayoría de los países occidentales. EE.UU., actualmente, tiene una tasa del 8,6% de desempleo, y las naciones de la eurozona están en un promedio del 10,3%.

La última vez que se registró una tasa de desempleo del 5% en Israel, fue durante los primeros años de la década de 1980. El actual desempleo de Israel ronda cerca del nivel de «desempleo natural», la tasa de desempleo que se produce durante las naturales transiciones de los ciudadanos de un trabajo a otro. A diferencia de sus contrapartes en Europa y EE.UU., los desempleados en Israel han ido encontrando nuevos empleos en todo el espectro, con muchos de los puestos a tiempo completo.

«Estamos muy orgullosos de la caída en el desempleo. Esta cifra histórica se debe a las exitosas políticas gubernamentales que hemos puesto en marcha para evitar una recesión. Por lo tanto, es imperativo que sigamos trabajando para mantener la baja tasa de desempleo en el futuro. A la luz de la actual crisis en Europa, tendremos que seguir desarrollando la inversión y el crecimiento en el mercado, al mismo tiempo que ejerciendo una política fiscal responsable», dijo el Ministro de Finanzas, Yuval Steinitz (Likud).

El optimismo de Steinitz fue opacado por pronósticos del Banco de Israel que predicen un renovado aumento del desempleo y una desaceleración económica. A pesar de una tasa de crecimiento del 4,8% en 2011, proyectó que la economía sólo crecerá a una tasa del 2,8% en 2012, por debajo de su pronóstico del mes pasado del 3,2%.

El Ministerio de Finanzas tendrá en cuenta el pronóstico económico del Banco de Israel en sus futuras políticas.

La prevista caída del crecimiento, proviene de una disminución de la demanda de las exportaciones causada por la crisis económica mundial, que ha reducido la calidad de vida en todo el mundo. Los problemas económicos que azotan a Europa, han pesado especialmente fuerte en la perspectiva del Banco de Israel – teniendo en consideración los rescates de economías fracasadas, como Grecia y otras naciones al borde del colapso, sus economistas han estado aconsejando precaución adicional.

De acuerdo con el gobernador del Banco de Israel, Stanley Fischer, las estadísticas actuales están en línea con la esperada continua desaceleración a través de la eurozona en 2012. Se espera una caída en el crecimiento de las exportaciones del 3,9% en 2011 al 1,2% en 2012, y una aún mayor caída en picada está prevista para el crecimiento de las importaciones, del 8,8% hasta el 1,4%.

En cuanto al mercado de vivienda, el Banco de Israel ha observado una caída en los precios de apartamentos nuevos. De acuerdo con el portavoz del Banco de Israel, la caída proviene del «continuo crecimiento en los proyectos de construcción, la reacción tardía a un aumento en las tasas de interés, a ajustes del Banco a las hipotecas y a las medidas adoptadas por el Ministerio de Finanzas respecto de los impuestos sobre bienes raíces. Todos estos factores contribuyeron, y su influencia continuará haciéndose sentir en el futuro».

Traducido para porisrael.org por José Blumenfeld
Difusión: www.porisrael.org

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.