Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| viernes septiembre 13, 2019
donativo

Soldado árabe de las FDI: Orgullosos de servir a mi país


Mientras que muchos jóvenes judíos eluden el servicio militar, Shirin Shlian, de Galilea, de 20 años, anima a estudiantes de escuela secundaria a unirse a las unidades de combate. ‘Es parte de la buena educación que recibí en casa’, explica

Israel Moskovitz

Ynetnews

Publicado: 19.01.12 / Israel Activism

soldier ¿Puede una persona ser tanto árabe como sionista? La respuesta parece ser sí.

Pregúntese a Shirin Shlian, una soldado de 20 años de las FDI, de una de las aldeas árabes de Galilea, cuya tarea en el ejército israelí es alentar a los estudiantes de secundaria a alistarse – y mejor aún – a unirse a las unidades de combate.

Mientras que muchos jóvenes judíos están haciendo todo lo posible para eludir el servicio militar, la historia de la familia Shlian suena bastante increíble: Shirin no es la única que sirve en las FDI – un hermano es comandante en una unidad de combate y otro hermano sirve en la Guardia de Fronteras.

«Muchos árabes y judíos me preguntan por qué me uní a las FDI», Shirin les cuenta a sus amigos en la norteña ciudad de Nazaret Illit. «Especialmente los judíos, que saben que soy árabe y no entienden para qué estoy en el ejército y por qué me alisté.

«Debe ser la buena educación que recibí en casa. Sonrío a todos y no discuto con nadie».

Shirin fue reclutada hace varios meses y se sometió a un curso de instructores de la juventud”. Como parte de su tarea, visita las escuelas secundarias en Nazaret Illit y habla con los alumnos de 11° y 12° acerca de enlistarse en el ejército.

«Les doy a los estudiantes una clase sobre  la primera comunicación para el reclutamiento, el alistamiento en las FDI y los puestos que el ejército tiene para ofrecer. Además, mantengo conversaciones personales con cada estudiante, con el fin de animarlos a que hagan un significativo y  participativo servicio.

«Los estudiantes me felicitan por mi decisión de ser voluntaria, de enlistarme – y de hacer una contribución al estado».

No obstante, para estar del lado seguro, Shirin se saca su uniforme y, en su lugar, se viste con ropa normal cuando se dirige a casa, con el fin de evitar cualquier hostigamiento de aquellos que podrían desaprobar su servicio.

Dice, sin embargo, «No tengo miedo a nadie. No he recibido ninguna amenaza».

Shirin concluye: «Estoy muy orgullosa de mi servicio militar. Siempre soñé con unirme a las FDI y hacer una contribución a mi país».

Dice que su novio también apoya su decisión de servir en el ejército.

El Alcalde de Nazaret Illit, Shimon Gapso, sólo tiene cosas buenas que decir acerca de ella: «La soldado Shirin sirve como un ejemplo positivo. Hay muchos más como ella en Nazaret Illit, una ciudad que simboliza la coexistencia entre todas sus partes».

Traducido para porisrael.org por José Blumenfeld

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.