Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| jueves diciembre 5, 2019
donativo

La Occidentalización de la Demografía Musulmana


Yoram Ettinger

Israel Hayom

http://www.israelhayom.com/site/newsletteropinion.php?id=1982

La dramática occidentalización de la demografía musulmana desafía la sabiduría convencional. Ello requiere la reevaluación de los conceptos económicos, sociales y de seguridad nacional y una nueva evaluación de las políticas relacionadas.

Por ejemplo, la tasa de fecundidad entre jóvenes árabes de Judea y Samaria- a un promedio de tres nacimientos por mujer- coincide con las tasas de fecundidad tanto para jóvenes árabes israelíes y para judíos mientras que la tasa (mayormente laica) judía de fertilidad muestra una tendencia al alza, la tasa de fertilidad árabe lo hace hacia la baja.

La tasa de fertilidad árabe en Judea y Samaria declina a ritmo acelerado a consecuencia de la modernidad : urbanización (70% de las zonas rurales en 1967 frente a un 75% en zonas urbanas en 2012), aumento de la educación, especialmente entre las mujeres (la mayoría completan la escuela secundaria y cada vez más asisten a centros universitarios), se realza entre las mujeres una mentalidad profesional y una creciente integración en el mundo laboral (la reproducción empieza más tarde y termina antes), se eleva la edad media de las bodas y las tasas de divorcios, se minimiza la tasa de embarazos de adolescentes (muy común en 1967, pero extraño en 2012), a lo que se suma la planificación familiar y la secularización.

David Goldman (“Spengler”) escribe en su libro “Cómo Mueren las Civilizaciones” qué,  “la tasa demográfica musulmana decae de una manera nunca vista antes, y ello concilia con la baja fertilidad en Europa… Las mujeres iraníes que en sus etapas de los veinte años crecían con cinco o seis hermanos, darán durante sus vidas uno o dos hijos… A mediados de este siglo, el cinturón de países musulmanas desde Marruecos a Irán será tan gris como la despoblación en Europa.

Los demógrafos han identificado varios factores diferentes asociados con la disminución de la población: alfabetización, la educación y la urbanización… Los niños en las sociedades tradicionales tienen un valor económico, como mano de obra agrícola y como proveedores de padres ancianos; urbanización y sistemas de pensiones convirtieron a los niños en un costo en lugar de un beneficio-fuente de ingresos-… Docenas de nuevos estudios documentan el eslabón entre las creencias religiosas y fecundidad… Una madre iraní de 25 años se casó en su adolescencia y tenía varios niños a mediados de su segunda década(25 años). Su hermana ha aplazado la formación de una familia parcial o totalmente e invirtió sus años más fértiles en la educación y el trabajo… La fertilidad mundial ha caído a dos hijos por mujer en el último medio siglo, de alrededor de 4,5 niños por mujer a aproximadamente 2,5 niños por madre. La fertilidad en el mundo musulmán ha caído dos o tres veces más rápida que el promedio mundial… A través de todo el mundo musulmán, las mujeres musulmanas con educación universitaria presentan los mismos índices de infecundidad que sus homólogas europeas… Los únicos países musulmanes donde las mujeres todavía dan a luz a siete u ocho niños son los más pobres y menos alfabetizados: Malí, Nigeria, Somalia y Afganistán… El gobierno secular de Irán bajo reinado del Sha realizó grandes esfuerzos por la educación en los 70’ y los 80’…La Revolución islámica del Ayatollah Khomeini frenó, pero no pudo detener el movimiento de alfabetización.

El Director de la División de Población de las Naciones Unidas, Hania Zlotnikargued afirmó “En la mayor parte del mundo islámico ha ocurrido una asombrosa decadencia en la fertilidad”. Ocho de los 15 países que experimentaron la más  grande caída en el crecimiento poblacional desde 1980 se encuentran en Medio Oriente.

David Goldman (“Spengler”) declara que “el único país avanzado [además de los Estados Unidos] que puede sostener altos índices de fertilidad es Israel…”

Él critica a líderes israelíes quienes fundamentaron su política en hipótesis demográficas erróneas: “concesiones israelíes en la primera década del Siglo XXI [Rabin (Oslo), Sharon( desarraigo de las comunidades judías en Gaza) y Olmert (concesiones sin precedentes)] fueron motivadas por el temor de que la fecundidad árabe arrollaría a la población judía de Israel. En la actualidad, tranquilamente, ocurre todo lo contario.

De hecho, la tasa de fertilidad judía en Israel en el 2012- tres nacimientos por mujer- es más alta que todos los países árabes, diferenciados de Sudán, Yemen, Irak y Jordania, cuyas tendencias son a la baja. El promedio de la madre judía israelí supera a los tres nacimientos. Además, la fortaleza demográfica israelí deduce en derivados económicos, sociales, tecnológicos y de seguridad nacional.

De acuerdo con Goldman, “Israel tendrá a la gente más joven que Italia o España, y tantos como Alemania, hacia el final del siglo, en tanto los índices de fertilidad permanezcan sin cambios .Un siglo y medio después del Holocausto, el Estado Judío tendrá más hombres en edad militar, y será capaz de presentar un ejército más grande que Alemania”.

El crecimiento de la tasa de fertilidad en Israel (especialmente en sectores seculares) está en relación directa a su relativo alto nivel de optimismo, responsabilidad colectiva, continuidad generacional (raíces y futuro), patriotismo, tradición, fe y educación basada en valores. El viento de cola demográfico de Israel es aún más poderoso, considerando el potencial de 500.000 Olim (inmigrantes) durante los próximos diez años.

Los recursos demográficos, económicos, militares y diplomáticos de Israel en el año 2012, son dramáticamente superiores a aquellos disponibles para Herzl en 1900, para Ben Gurion en 1948 y para Shamir en 1992.

Cualquiera que sugiera que los judíos están condenados a convertirse en una minoría al oeste del río Jordán, que es un machete en la garganta del Estado Judío y que el Estado Judío deba conceder la geografía judía a fin de garantizar la demografía judía, está enormemente confundido o escandalosamente engañado.

                                                   

Traducido para Porisrael, por Carlos Alberto Vainberg

Difusión: www.porisrael.org

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.