Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| martes septiembre 22, 2020
donativo

Un musulmán, pero no un enemigo


Ciudadano musulmán insta a los israelíes a abstenerse de las generalizaciones, dice que no todos los musulmanes son enemigos

 

Aiman ??Sousha

Ynetnews

 

20.06.12 / Israel Opinion

Yo soy un gentil, y un portador de esa enfermedad maldita conocida como Islam, como la personalidad de la radio y de la televisión, Avri Gilad, se refirió a ella la semana pasada. Sin embargo, mi comunidad llegó a esta tierra antes de que se estableciera el estado y nunca mostró características anti-israelíes. En su mayor parte, independientemente de la razón, se ubicó a vuestro lado. Me duelen las groseras generalizaciones según las cuales los musulmanes portan una enfermedad.

En tercer grado conocí a la legendaria compositora Naomi Shemer, que descanse en paz. Llegó a nuestra escuela para realizar una visita y respondió a nuestras preguntas con gran seriedad. Me impresionó tanto que empecé a amar la lengua hebrea.

Naomi Shemer falleció hace algunos años y, actualmente, descansa en el cementerio de Kineret. Cada pocas semanas, debido a la proximidad a mi zona de residencia, suelo pasar por el cruce Kineret. En cada una de esas ocasiones, el cementerio me lleva de vuelta hasta el tercer grado, a la reunión, y a la pregunta que le formule (no recuerdo cuál fue). Ella mantuvo una expresión facial muy seria pero, al mismo tiempo, fue amorosa y encantadora en esa inocente reunión con los niños, todos ellos no-judíos.

Soy un gentil en medio de vosotros, pero hablo vuestro idioma y nado bien en el pantano local. Hago las colas como ustedes, me enojo, toco la bocina, y luego me relajo. Estoy familiarizado con el olor de los escapes de los taxis en una concurrida calle de Tel Aviv y podría conducirlo a cualquier rincón de este país. Mi buzón se llena todas las semanas con las mismas facturas e impuestos a pagar, sin descuentos para no-judíos.

Soy un gentil en medio de vosotros, pero junto con los muchos inconvenientes, poseo una pequeña ventaja: Os conozco mejor de lo que ustedes me conocen a mí y, posiblemente, mejor de lo que os conocéis a vosotros mismos. He leído y absorbido los poemas de Yona Wallach y de Mahmoud Darwish, los sábados por la mañana en mi balcón, con café y una pasta de chocolate local, no del tipo suizo.

Nunca dañé a nadie

El departamento de recopilación de la Autoridad de Radiodifusión me fastidia a mí también, y yo también viajo al extranjero algunas veces, cuando la situación económica me lo permite. Conozco vuestros tanques y aviones, la Biblia y el Seder de Pesaj – no como actitud de «Conoce a tu enemigo», Dios no lo permita, como usted debe sospechar, sino más bien por el simple e inocente hecho que he estado viviendo entre y dentro de ustedes desde hace muchos años.

Soy un gentil en medio de ustedes, pero un poco diferente: yo, al igual que los demás miembros de la comunidad circasiana de Israel, soy musulmán. Nací así y así permaneceré. Nunca pedí nada, salvo una vida normativa: nunca busqué una parcela de tierra, ni en Jerusalén, ni en Jaffa. Con toda seguridad nunca busqué echarlos al mar.

Nunca dañé a nadie, robé o luché contra ustedes. Si alguno de nuestros miembros robó, asaltó, o violó, lo hizo por lo baja persona que es, no a causa de su religión. No soy ingenuo y sé que ustedes también, como yo, contraen y mueren por las mismas enfermedades por las que morimos nosotros.

La diferencia entre las palabras «generalización» y «aceptación», en hebreo, es pequeña, sólo una letra (Hachlala y Hachala). Naomi Shemer, de bendita memoria, fue capaz de reconocerla de una manera muy humana, independientemente de sus puntos de vista. Sabía cómo detectar la inocencia y apreciarla, evitando completamente la posibilidad de generalizar, porque la generalización, Sr. Gilad, es el enfoque pseudo-matemático de los tontos y los pedantes.

El escritor reside en la comunidad circasiana de Kfar Kama, en la región de la baja Galilea. Trabaja para una empresa de comunicaciones y sirvió en la Fuerza Aérea

 

http://www.ynetnews.com/articles/0,7340,L-4244572,00.html

Traducido para porisrael.org por José Blumenfeld

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.