Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| lunes octubre 19, 2020
donativo

Los males de la Hermandad Musulmana


La evidencia sigue aumentando

por Raymond Ibrahim

Proyecto de Investigación sobre Terrorismo

Junio 25, 2012

http://www.meforum.org/3272/muslim-brotherhood-evils

Los Hermanos Musulmanes de Egipto – la organización madre de casi cualquier subsecuente movimiento islamista, incluido al-Qaeda-, desde hace mucho tiempo prohibidos, acaban de ganar la presidencia de la nación, en nombre de su candidato, Muhammad Morsi. Que la apatía reine en la comunidad internacional, cuando alguna vez este tipo de noticias hubieran sido consideradas devastadoras, es debido a que al exitoso esfuerzo de los apologistas musulmanes y agentes subversivos en Occidente, quienes describen a la Hermandad como “islamistas moderados” – independientemente de que dicha formulación sea un absurdo, ya que ser “islamista”, ser partidario de la Sharia draconiana, es por definición ser inmoderado.

Funcionarios de la administración Obama lo llevaron naturalmente un paso más allá describiendo a la Hermandad como “mayormente secular” y “pluralista”.

De regreso al mundo real, la evidencia que la Hermandad es solo otro grupo islamista hostil empeñado en conseguir la dominación mundial a través de cualquier medio posible es abrumadora.  Aquí hay sólo tres ejemplos que recientemente surgieron, todos pasados por alto por la prensa occidental, y todos exponiendo a la Hermandad como hostiles hacia los “infieles” (no-musulmanes) en general, hostiles a los cristianos en medio de ellos (los coptos) en particular, y de manera comprobada llamando a los musulmanes a mentir y engañar durante las elecciones para ponderar la Sharia:

Anti-infiel: Durante una importante conferencia en apoyo a Muhammad Morsi – de pie sobre una plataforma con una gran foto de Morsi sonriente detrás suyo y con cualquier cantidad de figuras predominantes de la Hermandad, incluido Khairat el-Shater, sentados a su lado – el sheik dio una arenga, citando el Corán 9:12, favorita entre los jihadistas, para describir a todos aquellos egipcios que no votan por Morsi- la otra mitad de Egipto, los secularistas y Coptos que votaron por Shafiq- como “la resistencia de la Sharia de Allah”, y “líderes infieles” con quienes los verdaderos musulmanes deben “combatir” y subyugar.

El video del sheikh fue mostrado en el programa del comentarista egipcio Hala Sarhan, quien procedió a exclamar “¡Esto es increíble! ¡¿Cómo se relaciona esta charla con la campaña de Morsi?!” Un invitado a su show elaboró correctamente: “Note su uso (del sheikh) de la palabra “combate”- ‘combate a los líderes de los infieles’ (Corán 9:12); esto es abierta incitación a cometer violencia contra cualquiera que esté en desacuerdo con ellos…¿Cómo un sheikh tan radical dice tales palabras, incluso cuando [líderes de la Hermandad como] Khairat el-Shater está sentado allí?” Tampoco la Hermandad denunció o se distanció de los llamados del sheikh a la jihad (guerra santa) y takfir (acto de declarar a un musulmán infiel).

Anti-cristianos: Es precisamente por estos esporádicos arrebatos de retórica anti-infiel que no es descabellado creer que Morsi, como algunos mantienen, previamente se jactó que el “conseguiría la conquista (fath) islámica de Egipto por segunda vez, y lograría que los cristianos se conviertan al Islam, o si no que paguen la jizya (impuesto, según la ley islámica, que deben pagar los no-musulmanes para poder practicar su religión).”

Hablando de la minoría Cristiana copta de Egipto, en un artículo titulado “La Hermandad Musulmana pregunta por qué los cristianos les temen” el escritor secularista Khaled Montasser, examinando los propios documentos oficiales y las fatwas (pronunciamiento legal emitido por un especialista en ley religiosa), muestra exactamente el por qué.  Según Montasser en el número #56 de la revista de la Hermandad: La Llamada (al-da’wa), publicado en diciembre de 1980, la prominente figura de la Hermandad Sheikh Muhammad Abdullah al-Khatib decretó varias medidas anti-cristianas, incluyendo la destrucción de iglesias y la prevención de enterrar inmundos cristianos “infieles” en cualquier lugar cerca de tumbas musulmanas. Una vez más, la Hermandad nunca se retractó de esta visión. Como concluye Montasser, “Después de tales fatwas, el Dr. Morsi y su colegas de la Hermandad pueden preguntar y preguntarnos- “¡¿Por qué los coptos tienen miedo?!”

Mintiendo, robando y engañando para la victoria: En un reciente artículo titulado “Las intenciones ocultas de los grupos islamistas”, aparecido en Watani, el autor Youssef Sidhom expone un documento “que lleva los logotipos de la Hermandad Musulmana y su brazo político, el Partido Libertad y Justicia.”  Escrito por Khairat el-Shater, el representante del Guía Supremo, y dirigido “a todas las ramas de la Hermandad de las gobernaciones”, el memorándum llama a los musulmanes a mentir, bloquear votos, y recurrir a cualquier método que pueda cambiar el voto » para asegurar que Morsi gane, que por supuesto hizo – en medio de muchas acusaciones de fraude electoral. El-Shater concluye su memorándum diciendo, “Uds. deben entender, hermanos, que nuestro interés reside dondequiera que esté la Sharia de Allah, y esto solo puede ser preservando el grupo [HM] y preservando el Islam.”

En pocas palabras, la Hermandad Musulmana no ha cambiado; solamente la opinión occidental sobre ella lo ha hecho. Como fue desde su fundación en 1928, el grupo está comprometido a fortalecer y difundir la ley de la Sharia – una ley que pregona odio por los “infieles” no-musulmanes, especialmente la némesis histórica del Islam, la cristiandad, y permite cualquier cosa, desde la mentira hasta el engaño, para hacer al Islam supremo. Ahora que la Hermandad finalmente ha logrado el poder, el mundo puede prepararse a ver tales aspectos en una gran escala.

Raymond Ibrahim es un miembro de Shillman en el Centro de la Libertad David Horowitz y un miembro asociado en el Foro del Medio Oriente.


Traduccion para porisrael.org: Joseph Gabriel

Difusion: www.porisrael.org

 
Comentarios

El islam, a secas, es político, imperialista, intolerable, violento contra otras confesiones religiosas como la judía y cristiana, porque le será dado el poder para levantarse al final de los tiempos para desatar una guerra de exterminio contra judíos y cristianos. Fundamentados en el Corán, fuente de la violencia “sagrada” mandada por Alá para exterminarlos porque contaminan la tierra según sus enseñanzas, los islamitas se lanzaron en el pasado a conquistar al mundo y someterlo al islam; ahora retoman su acción imperialista. En mi libro Islam, el Azote de Dios, ahora en amazon, expongo, a la luz de las profecías, el devenir de este poder islámico que busca la destrucción de los valores judeo-cristianos, utilizando incluso el terrorismo como arma bendita de Alá.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.