Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| sábado septiembre 21, 2019
donativo

Un judío muerto a la vez


Las condenas vacías al terror en el mundo no detendrán la erosión del derecho judío a vivir

Alex Ryvchin

24.07.12/ Israel Opinion

http://www.ynetnews.com/articles/0,7340,L-4259985,00.html

“Hemos descubierto como golpear a los judíos donde son más vulnerables. Los judíos aman la vida, así que eso es lo que les arrebataremos. Nosotros ganaremos, porque ellos aman la vida y nosotros amamos la muerte” – así dijo Hassan Nasrallah, líder de Hizbollah. El hombre quien más probablemente dio la orden de tomar vidas judías en Bulgaria.

La escena de destrucción era familiar. Por siempre arraigada en la memoria colectiva judía. Los restos carbonizados, humeantes de un pasajero de autobús. Metal ennegrecido, vidrios rotos. Las declaraciones de los testigos son conocidas también. Extremidades sueltas, decapitaciones, cuerpos irreconocibles, muerte, destrucción, dolor, tristeza, sangre. Los objetivos fueron suaves y fáciles. Familias inconscientes vacacionando. Ellos nunca lo vieron venir. Ellos nunca tuvieron oportunidad.

No hay duda que Israel dará caza a los perpetradores. Habrá teorías de la conspiración por montones, declaraciones de condena vendrán pero en última instancia el mundo se limitará a instar a la prudencia y a la moderación. El costo de la inestabilidad es demasiado grande. Los precios del petróleo fluctúan, las campañas electorales se interrumpen. El precio es siempre mayor que el precio de la sangre judía.

El Consejo de Derechos Humanos de la ONU, ese ente ridículo, al parecer acusado de golpear a Israel en cada oportunidad y ocasionalmente refiriéndose a violadores menores de derechos humanos como Sudán y Siria para mantener una apariencia de legitimidad, tal vez emita una condena tardía.

Tal vez Catherine Ashton, la reina de la política exterior de la Comunidad Europea, también nos honre con sus palabras de consuelo. Es posible que incluso una vez más intente emitir una racionalización perversa del asesinato de civiles judíos sugiriendo que el Estado Judío está haciendo lo mismo a los palestinos; así como lo hizo después de Toulouse.

Aquellos guardianes estoicos de los derechos humanos, Amnistía Internacional y Human Rights Watch, es probable que permanezcan en silencio. No hay oportunidad de demonizar a Israel aquí. Este acto grosero de terror no se ajusta a su cruzada para unir a rojos, verdes y fascistas islámicos en una formidable alianza contra el chauvinismo de la democracia occidental.

El aura del terrorismo crecerá.  Habrá nuevos mártires para el álbum de recortes jihadista. Más calles que nombrar en Jenín y Nablus. Más afiches para las paredes de la ciudad de Gaza y Teherán. Valientes resistentes. Liberando la tierra. Luchando contra la ocupación. Dando un golpe por el Islam. Un judío muerto a la vez.

Pero al mismo tiempo los derechos de los judíos son erosionados un poco más. El derecho judío a la auto-defensa. El derecho judío al trabajo y a obtener ganancia sin tener que ser acosado y boicoteado. El derecho judío a disfrutar una simple vacación y retornar sin peligro. El derecho judío a vivir.

A Israel le encanta hablar «más allá del conflicto». Una nación emprendedora, maestros de la energía renovable, autos eléctricos, más árboles, más desarrollo sostenible. Todas cosas buenas.  Todos logros por los que sentirse orgullosos, siempre que no suponga un perjuicio para esa gran verdad: a pesar de lo que haga este estado, a pesar de las políticas del día del gobierno, siempre habrá gente que procurará matar judíos simplemente porque son judíos.

Y no existe ningún líder extranjero, guardián de derechos humanos o un genio de alta tecnología capaz de hacer nada al respecto. Solamente se puede confiar en el Estado Judío para defender la vida judía.

Los enemigos del pueblo judío son decididos, inteligentes y fanáticos. Quien los subestime sería un tonto. Pero sería aún más imprudente pensar que el pueblo judío pueda acudir a cualquiera que no sea el Estado Judío para que lo defienda.

Alex Ryvchin es abogado y fundador de “El pensador judío” (www.jewishthinker.org  ), un foro de artículos de opinión en asuntos que afectan a Israel y el pueblo judío.

Traducido para Porisrael.org por Joseph Gabriel

Difusion: www.porisrael.org

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.