Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| jueves febrero 6, 2020
donativo

¿Por qué es importante el diálogo con las otras confesiones?


Alberto Zimerman

judios-cristianos

Escuchamos con alguna frecuencia frases como: ¿Para qué quieren hablar con “ellos”? Es inútil; “Que respeten nuestras ideas y después vemos…” o el otro lado: “No tiene sentido hablar con ustedes: son absolutamente cerrados”.

Quienes crecimos en hogares respetuosos de los otros, y participamos en instituciones donde el desarrollo de lo comunitario siempre fue un valor fundamental, sentimos la importancia del respeto al prójimo, al diferente, a quien no piensa como nosotros.

Todo aquello que es odiado por ti, no lo hagas a tu prójimo, eso es toda la Torá, el resto no es más que una explicación fue lo que Hilel contestó cuando le pidieron que resuma toda la esencia del judaísmo mientras estaba parado en un pie.

Por otro lado, en nuestras sagradas escrituras (Biblia hebrea), el verbo “tú amarás” (Véahabta) está repetido muy pocas veces. En la primera, dice: “Tú amarás a tu prójimo como para ti mismo, yo soy el Eterno!”[1]. En la segunda vez que aparece este verbo en la Tora, se relaciona con el amor al diferente. “El extranjero que habita con ustedes, será como un ciudadano entre ustedes. Y tú lo amarás como a ti mismo, ya que extranjeros también ustedes han sido en la tierra de Egipto”[2].

A partir de amor al prójimo como premisa fundante de nuestra cultura, es que se construye la mirada y la representación de los otros. Es por esto que creemos que el diálogo con las otras confesiones, es una manera de llevar adelante los principios que nos dan identidad como pueblo. El diálogo, como parte inalienable de nuestro accionar, nos define como integrantes de una sociedad civilizada.

Debemos ser pioneros de una humanidad dialógica y solidaria. Gran parte de los habitantes de la tierra, provenimos de la única carpa de Abraham. Llevémoslo adelante juntos.

Publicado en la página 27 de la revista Compromiso de julio del 2012 

[1] Lv. 19,18

[2] Lv. 19,34

 
Comentarios

Es dificil cuando orgullosamente te presentas como judia y la gente inmediatamente frunce la nariz como si tuvieras mal olor…. A veces tenemos que esconder nuestra identidad para que los demas «no se molesten»…
Lo que uds. Dicen Es lo ideal, pero todavia, creo, que el ser humano no esta preparado para esto.
Saludos.
Carolina

Alberto Vicente

Es lo ideal, el amor es la mayor fuerza que existe, creo realmente existen personas poco dispuestas a conocer al vecino sea cual fuese su origen pero no significa eso que el vecino de la casa siguente tenga la misma venda en los ojos y que carezca de amor

Los versiculos biblicos que usted menciona no se refieren, como usted lo pretende al «diferente». En el primer caso se refieren a los miembros de nuestro pueblo judio, en el segundo al extranjero que acepta la practica de los 7 mandamientos entre los cuales figura el abandono de la idolatria. Si hubiera un solo pueblo respectuoso de los otros ese seria el judio, lamentablemente sin demasiada reciprocidad. Dar lecciones de amor esta muy bien, habria que darlas a quienes verdaderamente lo necesitan. Que yo sepa nosotros nunca cometimos persecusiones religiosas ni masacres ni inquisiciones ni exterminaciones contra quienes no comparten nuestras ideas ni forman parte de nuestro pueblo. Que tenga usted un buen dia.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.