Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| sábado octubre 12, 2019
donativo

In fraganti : ¿periodismo o activismo?


Masha Gabriel

Revista de Medio Oriente

22 de Mayo de 2013

IDFphotographerEl 22 de mayo de 2013, el Washington Free Beacon publicaba una información firmada por Alana Goodman que puede ayudar a entender el por qué de las noticias distorsionadas y manipuladas que en muchas ocasiones llegan desde Israel.

El medio americano sacaba a la luz la conversación de un grupo privado de Facebook de periodistas y otras personas relacionadas con la información proveniente desde Israel, entre las cuales se encuentra Javier Espinosa, corresponsal del diario español El Mundo.

Alana Goodman escribía:

“Un grupo «secreto” de Facebook compuesto por corresponsales extranjeros y activistas de derechos humanos degeneró rápidamente en un festival de odio anti-Israel tras la publicación, el martes, de un nuevo informe del gobierno israelí que exonera a las Fuerzas de Defensa Israelíes (IDF) de irregularidades en la muerte de un niño palestino en el año 2000”.

Según explicaba el medio, los corresponsales y activistas comparten un grupo de Facebook llamado “Vulture Club” (El Club del Buitre) y en ese foro se burlaron del informe, atacaron al ejército israelí, y aseguraron que los grupos de presión pro-israelíes estaban influyendo en la cobertura mediática.

Agencias informativas especialmente influyentes como Associated Press (AP) o la Agence France-Press (AFP) se vieron involucradas en esa conversación anti-israelí, al igual que la organización Human Rigth Watch, en la figura de su alto representante Peter Bouckaert, quien no sólo condenó que el New York Times hubiera dado cobertura al informe israelí al que calificó de “típicas mentiras de la IDF”, sino que aseguró que “como siempre, [los israelíes] tardan mucho en inventar sus mentiras”.

Entre los periodistas que participaron se encuentra el prestigioso y galardonado periodista de El Mundo, Javier Espinosa. Los comentarios de Espinosa reflejan su creencia de que los israelíes controlan los medios de comunicación:

«El lobby utiliza toda su fuerza y ??es capaz de conseguir que le publiquen cualquier cosa en los mayores periódicos en inglés o en el New York Times», escribió el periodista de El Mundo Javier Espinosa. «Las Embajadas de Israel llaman a sus contactos en todos los periódicos y se comprometen a publicarles esa información.»Esa visión de un lobby poderoso que complota para dominar el mundo, en este caso la prensa, podríamos decir que es una lectura más contemporánea del libelo antisemita Los Protocolos de los Sabios de Sión.El periodista español asegura en el foro que el hecho de que Israel pueda conseguir que le publiquen lo que quiera » refuerza la falta de credibilidad de los medios y las teorías conspirativas, ya que [los periodistas] están siendo utilizados como portavoces de la propaganda».

A la vista de su abierto posicionamiento anti-israelí, resulta paradójico que sea precisamente Javier Espinosa quien asegure que son los otros los que hacen propaganda.

http://www.revistamo.org/article/in_fraganti_periodismo_activismo.asp

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.