Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| domingo noviembre 22, 2020
donativo

Europa bajo ataque, ten cuidado Israel


Dror Eydar

Israelhayom.com

http://www.israelhayom.com/site/newsletter_opinion.php?id=4589

Europa-de-Noche-1240

1. Europa está en llamas. Lo ha estado durante algún tiempo. Aproximadamente durante medio siglo después de la Segunda Guerra Mundial está siendo conquistada, poco a poco, sin batallas. La terrible última guerra destruyó la idea nacional e hizo a la democracia de estilo occidental vulnerable a los peligros que amenazan su existencia, sin capacidad real para enfrentarlos.

La élite intelectual que una vez mantuvo a esas sociedades juntas, ahora está esforzándose para destruirlas. Están siendo empleadas formas sofisticadas de pensamiento para mantener estas sociedades indefensas. Europa no sabe cómo lidiar con los millones de musulmanes que no desean integrarse en la sociedad occidental y no aceptan los códigos occidentales, y algunos de los cuales declaran abiertamente que su objetivo es la derrota de Europa.

Suecia es quizás el caso más interesante de todos. Es allí donde el liberalismo occidental alcanzó su punto máximo en su voluntad de asimilar millones de inmigrantes (casi 2 millones entre menos de 10 millones de habitantes), la mayoría de ellos musulmanes. El sistema legal, los medios de comunicación y el sistema de asistencia social, entre otros, se han movilizado para promover la aceptación del otro, del diferente, de los perseguidos. Pero la sangrienta revuelta que ha estado ocurriendo en Estocolmo, en las últimas semanas, da la impresión de que toda esa aceptación ha sido en vano. La situación en Francia, donde las zonas suburbanas son descriptas como polvorines, es mucho peor.

2. En 2005, durante los disturbios en Francia, el filósofo Alain Finkielkraut dijo, en una entrevista con Haaretz, «En Francia, les gustaría mucho reducir estos disturbios a su dimensión social, verlas como una revuelta de los jóvenes de los suburbios contra su situación, en contra de la discriminación que sufren, en contra del desempleo. El problema es que la mayoría de estos jóvenes son negros o árabes, con una identidad musulmana. Mire, en Francia también hay otros inmigrantes cuya situación es difícil – chinos, vietnamitas, portugueses – y no están tomando parte en los disturbios. Por lo tanto, está claro que se trata de una revuelta de carácter étnico-religioso».

Agregó que ver el odio y la violencia sólo como una reacción al racismo francés era «cerrar los ojos ante un odio más amplio: el odio a occidente, que es considerado culpable de todos los crímenes». Entonces Francia fue expuesta a eso. Suecia y Londres están siendo expuestas a esto, ahora o anteriormente. ¿Quién se acuerda?

La gente estaba horrorizada por la decapitación de un soldado británico a plena luz del día en una calle de Londres. Pero ¿Qué van a hacer al respecto? Los asesinos se convirtieron al Islam hace varios años y experimentaron una rápida transformación. Eso nunca debe mencionarse; cualquiera que hable de ello será tildado de racista. A propósito, la izquierda francesa atacó a Finkielkraut después de su entrevista con Haaretz, obligándolo a retractarse de sus declaraciones. Incluso se unió a la iniciativa de paz de Ginebra. Tal vez es por eso que muy pocos intelectuales repiten abiertamente sus acertadas observaciones. Nadie quiere meterse en problemas con la policía del pensamiento.

Así que si el motivo en Francia no tiene nada que ver con diferencias religiosas, étnicas o nacionales, sino sólo con cuestiones de justicia social, ¿por qué fue decapitado aquel soldado británico? Comentaristas británicos ofrecieron un posible motivo: la intervención del ejército británico en los estados musulmanes. En otras palabras: Es culpa nuestra.

En los países occidentales, cualquier figura pública que advierta que los disturbios no son sólo sobre asuntos económicos, sino también una amenaza existencial, es atacada por los guardianes y acusada de xenofobia, extremismo, racismo y otros crímenes merecedores de la marca de Caín.

3. En la primera mitad de la década de los años 1980, el periodista y filósofo Jean-Francois Revel publicó su libro, «Cómo Perecen las Democracias». Aunque Revel se refería al conflicto entre Occidente y el régimen soviético, sus declaraciones también son apropiadas para cualquier tipo de totalitarismo, incluyendo la versión islámica.

Se podrían parafrasear las declaraciones de Revel diciendo que el conflicto entre el Islam y Occidente es como un partido de fútbol en el que un equipo se descalifica no yendo más allá de la línea de medio campo, mientras que el otro juega libremente dentro del área grande de su rival. Mientras que el Islam trata a sus rivales (incluyendo a los que no les representan ningún peligro activo) como una amenaza para su propia existencia y trabaja para su destrucción, Occidente trata a los elementos subversivos, que activamente ponen en peligro su existencia, como meros rivales con los que tiene un simple desacuerdo, nada más.

El resultado de esta diferencia esencial entre estos sistemas es que, comparadas con los regímenes totalitarios, las democracias son mucho menos capaces de defenderse contra los enemigos internos. El Islam explota esto al máximo, tanto en la difusión del terrorismo global como en la progresiva toma del poder de Occidente.

Las democracias tienden a ignorar, e incluso negar, las amenazas a su existencia, porque son reacias, en realidad reticentes, a hacer lo que sea necesario para hacer frente a esas amenazas. En otras palabras, las democracias prefieren calmar la situación y no despertar al demonio de su guarida (aún cuando el demonio se despertó hace mucho tiempo y ha estado amenazando con tragárselas desde hace algún tiempo), mayormente justificando y fomentando a los elementos «moderados» sobre «los radicales”. ¿Suena familiar?

4. En septiembre de 1938, Alemania, Francia, el Reino Unido e Italia firmaron el acuerdo de Munich, dándole a Alemania los Sudetes en Checoslovaquia. El acuerdo, que fue considerado como un acto de apaciguamiento de la Alemania nazi, es considerado el responsable del estallido de la Segunda Guerra Mundial, un año más tarde. También aceleró la caída de Checoslovaquia, que fue desmantelada seis meses antes de que estallara la guerra.

Después, Chamberlain regresó a Londres con su famoso paraguas, agitando el papel firmado por Hitler y proclamando «paz en nuestro tiempo». Inmediatamente después que el acuerdo fuera firmado, el cuerpo diplomático francés describió a Hitler como atrapado entre los «radicales» Goebbels y Himmler y el «moderado» Goering. El tirano, dijeron, debía ser apoyado para que no cayera en manos de los radicales. Reconociendo el débil carácter de Occidente, Stalin, también, exigió concesiones de la administración Roosevelt, alegando que el Politburó lo criticaba por su tendencia hacia la reforma liberal.

Así, en su búsqueda de paz y tranquilidad, las democracias occidentales creen – incluso después de haber hecho innumerables concesiones que no han traído ni paz ni tranquilidad – que si hacemos más gestos la situación se calmará, aunque sea por unos pocos años.

Las democracias tienen una tendencia a la amnesia selectiva cuando se trata de la historia. «Como están las cosas ahora… sólo merecen ser registrados por la historia fracasos, crímenes y puntos débiles de occidente», mientras que los regímenes totalitarios siempre están a punto de experimentar «reforma», «cambio» o «primavera», y la paz está siempre a la vuelta de la esquina.

Debido a esto, muchos historiadores en occidente se ocupan sólo de documentar las atrocidades cometidas por occidente. Su ecuanimidad hacia las atrocidades cometidas por el Islam crea la impresión de que occidente ha perdido completamente su instinto de supervivencia.

Uno de los mecanismos que hicieron posible la pérdida de este instinto es lo que Revel llama «la industria de la culpa». Un gran sistema formado por intelectuales, académicos y medios de comunicación (entre otras cosas), que fomenta las ideas tendenciosas de la culpa histórica. La cultura occidental de autoinculpación no permite atribuir ninguna responsabilidad al otro lado, aun cuando el abismo se abre bajo sus pies. Cualquier intento activo para resistir los peligros que el Islam pone ante el mundo libre, trae consigo confusión intelectual rayana en la parálisis.

En una situación como ésta, todo lo que les queda por hacer a las débiles élites de Europa es lo que hizo hace 75 años – cooperar con las fuerzas que las ponen en peligro y sacrificar la propia democracia en el altar de una paz ficticia. ¿Se entiende ahora por qué los disturbios en Europa no están despertando a occidente, sino que, en cambio, fortalecen sus ataques contra Israel?

Traducido para porisrael.org por José Blumenfeld

 
Comentarios

Desde hace muchos años, vengo diciendo que los musulmanes nos están conquistando, siempre de manera ilegal, a veces en manera de trabajadores temporales, en fin, que nadie me hace caso, ya vemos que pasa en los Países Bajos, vemos lo que pasa en Francia, en Francia hay barrios enteros en los que la policía no pasa, tienen miedo, cuando les mandan siempre van acompañados por tanquetas del ejercito, esto no se puede tolerar, estoy seguro que los socialistas están de enhorabuena, pero no saben que los musulmanes no tendrán piedad de los infieles, y los sociatas son infieles hasta la medula, así que los pasaran por las armas y aquí paz y después gloria, ahora y siempre querrán a Israel, pero no lo toleréis, dejad los sentimientos en el baúl de los recuerdos,

LOS MUSULMANES ,O,LOS PAISES DE ARABIA QUE ABRAZAN ISLAM ,ES LA PEOR DE LAS RELIGIONES DE ESTOS ÚLTIMOS SIGLOS .EL ODIO ANTISEMITA Y EL ODIO HACIA LOS CRISTIANOS ..INFIELES COMO DICEN ELLOS .SU POLÍTICA VA DE LA MANO CON ASESINATOS.ELLOS DICEN SER ESCOGIDOS, TENER un dios que les manda hacer y por el asesinan por allah .segun ellos a espada van hacer abrazar su religion .lleno de toda maldad .no crean amigos de israel que los que vivimos en latino america .no sabemos de estos parasitos islamicos .y el odio por el pueblo judio ..en fin lo tenemos mas que claro .jehová shalom les de victoria

david israel tzion

Parece que la conquista de Europa por los musulmanes es irreversible,esto es terrible.Que ironia lo de la vida,los europeos asesinaron 6 millones de judios,pero eso no es todo,revisen la historia y encontraran que no solamente fue la Shoa germana,sino,hubieron muchos,muchos mas asesinatos de judios en europa desde tiempos remotos.Opino que cuando los europeos se vean perdidos,se uniran a los musulmanes y juntos culparan a Israel de todas sus desgracias y acudiran a destruir a este pequeño pais,Israel.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.