Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| viernes diciembre 6, 2019
donativo

Esto no es apartheid


Lena Abayev

israelhayom.com

IsraelApartheid

En los últimos años, la palabra «apartheid» se ha convertido cada vez más predominante para describir a Israel. Desde la Conferencia Mundial contra el Racismo de 2001 en Durban, Sudáfrica, que dedicó todo un programa para deslegitimar a Israel, organizaciones no gubernamentales que se ocupan del conflicto árabe-israelí han intensificado el uso de esta palabra en relación a Israel. El término es sólo una parte de la retórica anti-Israel que han adoptado, junto con «crímenes contra la humanidad» y «limpieza étnica».

El significado de la palabra Afrikaans «apartheid» es, literalmente, «separación». Como política, de acuerdo al jurista Richard Goldstone (quien encabezó la comisión investigadora de la ONU que analizó la ofensiva de 2008-2009 de Israel en Gaza, Operación Plomo Fundido), el apartheid tiene como objetivo imponer una segregación racial en beneficio de una minoría particular, concediendo más derechos a esa minoría. El régimen de apartheid en Sudáfrica fue impuesto por un gobierno de minoría blanca entre 1948 y 1994. Goldstone, incluso, publicó un artículo en The New York Times argumentando que aunque existen problemas de discriminación en Israel, sus políticas están muy lejos de las políticas del régimen de apartheid en Sudáfrica. De acuerdo a Goldstone, los esfuerzos para describir a Israel como un estado de apartheid no son más que intentos de aislar, demonizar y socavar la legitimidad de Israel.

Además, este libre uso del término es una afrenta a las víctimas del régimen sudafricano. De la misma manera que el uso indiscriminado de la palabra «Holocausto» es una afrenta a los sobrevivientes del Holocausto y disminuye la magnitud del acontecimiento, los negros sudafricanos sienten que el terrible e inhumano sufrimiento que soportaron hace sólo 20 años es menospreciado.

Israel se rige por el imperio de la ley y no ha impuesto ninguna forma de apartheid a sus ciudadanos o a sus vecinos palestinos. Los residentes de la Margen Occidental cruzan la frontera hacia Israel todos los días de su vida, y sus movimientos dentro de Israel no están restringidos.

Pero las ONG palestinas están utilizando esta retórica como parte de su estrategia de aislar y condenar al ostracismo a Israel en el ámbito internacional. Organizaciones internacionales, incluyendo a Amnistía Internacional, Human Rights Watch y otras, están ayudando a promocionar esta estrategia, y también han adoptado el término apartheid en relación con Israel. La decisión de utilizar esta palabra es premeditada, y tiene un claro objetivo político: deslegitimar a Israel en la comunidad internacional.

Recientemente, también líderes han comenzado a utilizar, aleatoriamente, el término apartheid, como cuando el jefe negociador palestino Saeb Erekat fue citado diciendo, «El apartheid en la Margen Occidental es peor de lo que fue en Sudáfrica». Dijo esto a pesar y en contra de la política del presidente de EE.UU., Barack Obama, y del trabajo del Secretario de Estado de EE.UU., John Kerry.

El término, incluso, se ha arraigado en instituciones académicas de todo el mundo. Baste mencionar al Profesor Stephen Hawking, quien recientemente se unió a un boicot académico contra Israel y canceló sus planes para asistir a la próxima Conferencia Presidencial de Israel. Se ha informado que la escritora estadounidense Alice Walker le ha pedido a la cantante mundialmente famosa Alicia Keys que cancele su próximo concierto en Israel y boicotee al «estado de apartheid». En esta ocasión no tuvo éxito, pero tal vez otros artistas fueron influenciados por el pedido y boicotearán a Israel en el futuro.

La Unión Europea, dicho sea de paso, no define a Israel como un estado de apartheid, e incluso trata de mejorar las relaciones. Cuando el embajador de la UE en Israel, Andrew Standley, organizó un grupo de chat en Facebook en honor del Día de Europa, el mes pasado, señaló que la UE nunca vio a Israel como un Estado de apartheid. Sin embargo, la Unión Europea continúa financiando un gran número de ONGs cuyo objetivo es deslegitimar a Israel.

Cuando se repite la misma cosa una y otra vez, innumerables veces, el cerebro humano comienza a creerlo, sin importar si es cierto o no. No es de extrañar que, para mucha gente, un término pegadizo como «apartheid» se haya convertido en una forma natural de describir a Israel. Desafortunadamente, el uso de términos pegadizos como éste está teniendo éxito en difamar a Israel, a pesar de lo tan libre y democrática que sea.

Lena Abayev es subdirectora de comunicaciones en ONG Monitor

Traducido para porisrael.org por José Blumenfeld

Difusion: porisrael.org/diariojudio.com

http://www.israelhayom.com/site/newsletter_opinion.php?id=4609

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.