Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| domingo noviembre 22, 2020
donativo

La Ilusión De La Unidad Palestina


Jana Beris

Jerusalén

Los palestinos vivieron las últimas semanas una gran alegría, al ver al joven Muhammad Assaf, de 22 años, de la Franja de Gaza, avanzar  en el reality show de la canción “Arab Idol” , que estaba haciendo furor en toda la región. Y cuando hace una semana  el “misil de Gaza”-tal cual lo llamó uno de los jueces del concurso-resultó ganador en la final, nadie quedó indiferente. La Franja de Gaza de la cual partió a la aventura de la competencia y Cisjordania, se unieron en un solo grito de festejo.

“Me alegra haber unido a toda la nación palestina”, declaró Muhammad, que emocionó a todos al enarbolar orgulloso la enorme bandera cuatricolor de su pueblo, como cediendo a los palestinos su propia victoria.

En Ramallah, la felicidad por ver el triunfo de este joven apuesto y de hermosa voz, era indescriptible. “Aquí nadie durmió en toda la noche”, nos  dijo Ziad Abu Ein, vice ministro en la Autoridad Palestina encargado del tema de los presos , afirmando que “hasta las patrullas de policía viajaban por las calles tocando bocina y con retratos del nuevo ídolo colgados por todos lados”. Grandes rondas con hombres en rítmicos pasos de “debka” árabe manifestaban la alegría de la gente hasta altas horas de la noche.

“Ni siquiera cuando Palestina fue reconocida como Estado no miembro en la ONU se vio tanto movimiento”, comentaba Riad en Ramallah, sobre las multitudes que se habían volcado a las calles. “Es por la alegría y por la necesidad de sentirse juntos, en medio de tantos problemas, cuando al fin hay algo por lo que todos nos podemos alegrar por igual”.

La sensación, durante días y días, fue en efecto de gran unidad. Es que también en Gaza, de cuyo campamento de refugiados Khan Yunes proviene Muhammad Assaf, restaurantes se llenaron para ver en pantalla compartida el “Arab Idol”  y celebrar juntos cuando “el gorrión”, como ya le llaman muchos, fue proclamado ganador con más de  66 millones de votos.

“Nunca ningún líder árabe tuvo tanto éxito”, bromeó Khaled Abu Toameh, periodista palestino residente en Jerusalén oriental. “A él, nadie lo discute”. Unos segundos después, se rectificó: “Bueno…en la calle común no… el pueblo está entusiasmado, sin distinciones, pero el liderazgo..ya es otra cosa .La reacción de Hamas muestra las diferencias de fondo, que no se podrán salvar”.

A ojos de la plana mayor de Hamas y de no pocas figuras religiosas islámicas identificadas con el grupo o con una línea más fundamentalista aún, han criticado la reality de la canción, señalando que cantar en público de esa forma no responder “a valores islámicos”. La crítica no fue personal contra Muhammad Assaf en ningún momento e inclusive se notó un intento de las autoridades que gobiernan Gaza de actuar con cautela a fin no ir contra la corriente.

“Es increíble que Hamas haya anunciado inclusive una recepción para Muhammad”, nos decía  el citado colega palestino poco antes del regreso de Assaf a Gaza, por el pasaje fronterizo que lo traía de Khan Yunes. “Comprendieron que no sería nada popular criticar en público al nuevo ídolo de los palestinos”.

En la práctica, cuando Muhammad llegó a Gaza hace varios días , miles lo esperaban entusiasmados, pero no se trató de una recepción oficial como la que sin duda le habría brindado el Presidente de la Autoridad nacional Palestina Mahmud Abbas si hubiera ido a Ramallah. Abbas “adoptó” formalmente al jovencito de Gaza, exhortando públicamente a los palestinos todos a votar por él cuando transcurría el concurso, mientras que Hamas ni lo nombraba. La televisión palestina fiel a Abbas pasaba el espectáculo y todas las repercusiones, mientras que el tema parecía no existir en la emisora de Hamas.

En el pasaje fronterizo de Rafah por el cual Muhammad volvió a su casa, el único representante de Hamas que se hizo presente fue un funcionario del Ministerio de Cultura, y testigos presenciales aseguraron que no había ni una bandera verde de Hamas en manos de la gente que lo aguardaba emocionada, aunque sí numerosas banderas amarillas de Al Fatah.

Pero Hamas se esforzó por cuidar al nuevo héroe, trasladándolo de la frontera hacia un hotel por temor a que se pierda el control de las multitudes, dado que miles rodeaban la zona de la modesta casa de Muhammad. Adentro, la familia aclaraba: “Nosotros no somos gente de extremos..No intervenimos en la discusión entre las partes. Estamos orgullosos de Muhammad por su logro..y nos alegra lo que dijo sobre la unidad palestina tan necesaria..lo demás, lo dejamos a los políticos”.

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.