Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| lunes abril 20, 2020
donativo

Presidente interino egipcio Adly Mansour: La UE y Estados Unidos están comenzando a entender lo qué sucedió en Egipto


En una entrevista con el diario saudita londinense Al-Sharq Al-Awsat, y su primera entrevista con los medios de comunicación extranjeros desde que asumió el cargo como presidente interino de Egipto, ´Adly Mansour discutió una amplia gama de asuntos domésticos, tales como la Constitución de Egipto, las planeado elecciones parlamentarias y presidenciales, la postura de la Hermandad Musulmana y de las minorías religiosas en el país, y los esfuerzos de Egipto por restablecer la seguridad, así como también los temas sobre política exterior tales como las relaciones de Egipto con la Unión Europea, los Estados Unidos y países de la región .

En el ámbito interno, Mansour expresó su compromiso con el establecimiento de una constitución democrática que garantice la separación de poderes y la libertad de todos los ciudadanos, y destacó la importancia de promover la justicia social y las mejoras en la situación económica del pueblo egipcio, a tiempo que observa que no existen avances económicos que se puedan hacer sin alcanzar la seguridad plena en todos los rincones del país.

Sobre la Hermandad Musulmana, dijo que esta había secuestrado la revolución del 25 de enero, y que su régimen cayó principalmente por su deliberada exclusión a los amplios sectores de la sociedad egipcia. Señaló que este movimiento ha admitido sus errores, pero hizo hincapié en que las disculpas no son suficientes, [1] estas deben ir acompañadas de cambios tangibles en el terreno. Al mismo tiempo, prometió que su gobierno está comprometido a extenderles la mano a todos los partidos políticos egipcios, independientemente de su afiliación, siempre y cuando no sean violentos y sus manos no estén manchadas de sangre.

Adly-Mansour
Imagen: El Presidente interino egipcio Adly Mansour (imagen: Aljazeera.net)

Mansour destacó que este principio de inclusión también es aplicable a los cristianos de Egipto. Este prometió que el nuevo Egipto se basará en la ciudadanía para todos, incluidos los coptos, que ya disfrutan de los derechos y deberes por igual a los de los musulmanes y plena libertad de creencias. Admitió que Egipto ve ocasionalmente las tensiones sobre una base religiosa, pero declaró que puede resolver sus propios problemas sin la intervención extranjera.

En cuanto a la política exterior, dijo que algunos países europeos no entienden el significado de la revolución egipcia, y reprendió a la UE por no entregar toda la ayuda que prometió a Egipto. También hizo hincapié en que el pueblo egipcio no aceptará la ayuda que venga con condiciones, sino que rechazará tal ayuda, tal como lo hicieron recientemente con un préstamo de Qatar que fue devuelto a Doha. En este contexto, agradeció a Arabia Saudita por su promesa de compensar a Egipto por cualquier ayuda prometida, pero que no haya sido recibida. En cuanto a las relaciones de Egipto con los Estados Unidos, dijo que este país ahora entiende mejor la situación en Egipto, tal como se refleja en el reciente discurso de Obama ante la Asamblea General de la ONU. También hizo hincapié en que las instituciones de Estados Unidos difieren en su actitud hacia Egipto, y que algunos de ellos entienden de que lo que sucedió en Egipto es una verdadera revolución popular. Cabe mencionar que la entrevista fue dada antes de la reciente decisión de Estados Unidos de cortar la ayuda militar y económica a Egipto.

Volviendo al tema de los países de la región, este subrayó que los intereses de Egipto y los intereses del Golfo son idénticos, y que la seguridad del Golfo es la seguridad de Egipto. Además, declaró que los países del Golfo están ayudando a Egipto en aclararle a Occidente su postura oficial sobre lo que ha sucedido en el país – es decir , de que el derrocamiento del régimen de la HM no fue un golpe militar, sino una respuesta a la demanda del pueblo, y que las protestas de brazos cruzados (en las plazas Raba´a Al-Adawiya y Al-Nahda) de la HM no habían sido pacífica sino armadas – porque hay muchos en Europa y Estados Unidos que no entienden esto.

Sobre Siria, Mansour dijo que Egipto condena el uso de las armas químicas por cualquiera de las partes, pero sigue apoyando una solución política a la crisis y se opone a la intervención militar internacional. En cuanto a Irán, dijo que es demasiado pronto para predecir la evolución de las relaciones entre Irán y Egipto basadas únicamente en la llegada de un nuevo presidente iraní, sobre todo porque, en Irán, el presidente no es la figura principal a la hora de las posturas y decisiones claves. También hizo hincapié en que Egipto valora las políticas reales más que las meras declaraciones. Irán debe adoptar posturas que consideren a Egipto y la seguridad nacional árabe, dijo.

Cuando se le preguntó acerca de las relaciones de Egipto con Hamas, Mansour expresó el compromiso de Egipto con la causa palestina, pero destacó que la seguridad nacional de Egipto viene antes que cualquier cosa. «Si está comprometida, las reacciones serán muy feroces y duras», dijo. Asimismo, expresó el compromiso de Egipto al acuerdo de paz con Israel.

Al abordar la cuestión de Turquía, Mansour dijo que no hay necesidad de distinguir entre la postura del pueblo turco y la del Primer Ministro turco Erdogan, que «tenía la esperanza de mantener el régimen anterior». Este dijo que Egipto ha ejercido gran moderación ante la injerencia en sus asuntos internos, y subrayó que el embajador egipcio no volverá a Ankara «hasta que el gobierno turco retorne a un nivel de responsabilidad en consonancia con la históricamente fuerte relación entre el dos países».

La entrevista original, en árabe, fue publicada en Al-Sharq Al-Awsat en dos partes, los días 6-7 de octubre del 2013, y una traducción al inglés de los extractos de la entrevista fue publicada en la edición en inglés del diario el 7 y 9 de octubre, 2013. Lo siguiente son extractos de la traducción en inglés del diario. Algunos segmentos de la entrevista que no fueron traducidos en Al-Sharq Al-Awsat son presentados aquí en la traducción de MEMRI.

La mayor parte de las sumas que se comprometieron darnos «no fueron más que promesas», «El pueblo egipcio no aceptará condiciones a los paquetes de ayuda»

«P: ¿Qué piensa usted sobre el futuro de la paz en la región?»

«… [Egipto] firmó un acuerdo de paz y respetará este acuerdo. No tenemos ninguna intención de apartarnos de las disposiciones de este acuerdo».

«P: Hace unos días usted le dio la bienvenida al Alto Representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y de Política de Seguridad, [Catherine] Ashton. Que fue lo discutido en sus conversaciones con ella?»

«Durante mi reunión con ella, la Señora Ashton confirmó el apoyo de la UE a la hoja de ruta del pueblo egipcio y elogió el esfuerzo que el Comité de los Cincuenta está llevando a cabo para avanzar hacia la adopción de una constitución que represente a todos los egipcios. Asimismo, encomendó los esfuerzos de la actual administración para comunicarse con todas las partes en la arena política egipcia, haciendo hincapié en nuestra opinión común de que cualquier persona que quiera participar en este proceso debe hacerlo de manera positiva. Todos se dan cuenta de la importancia de seguir adelante con el plan de trabajo, y que no hay vuelta atrás.

«Ella confirmó que la aceptación de Egipto a la ayuda económica en esta etapa está en sus mejores intereses, y ella puso presión a las entidades financieras europeas, en particular el Banco Europeo de Inversiones y el Banco Europeo para la Reconstrucción y Desarrollo…

«Dijo que hablaría con la UE y describiría la situación actual de ellos, que muchos no entienden, ya que sólo veían los acontecimientos revelados en televisión…

«P: ¿Cuál es su posición sobre la ayuda europea al desarrollo»

«El desarrollo es uno de los aspectos de las relaciones bilaterales entre los países, independientemente de una serie de otros aspectos. Ninguna relación entre dos países, o entre un país y un bloque geográfico, existe que puede ser limitada al valor de la ayuda por sí sola. Egipto y la Unión Europea están conectados por importantes relaciones históricas, políticas, económicas y culturales. Egipto fue uno de los primeros países en contribuir a la construcción de la asociación euro-mediterránea.

«La UE anunció un nuevo acuerdo de ayuda para Egipto en noviembre pasado durante una reunión del Grupo de Trabajo Conjunto egipcio-europeo, valorado en 5000 millones de euros, aunque los medios han distorsionado esto. Esa cifra se alcanzó mediante la combinación de un grupo de cifras, incluyendo la ayuda que Egipto ya había recibido, a pesar de que fue sólo una fracción muy pequeña. La mayoría de las otras cifras no fueron más que promesas, o préstamos que Egipto no obtuvo. Cuando usted habla con los representantes europeos sobre esto, apuntan a la crisis económica que está barriendo a través de sus países y de la crisis del euro. Hablan largo y tendido sobre las medidas de austeridad que se están aplicando en sus países.

«A pesar de la comprensión mutua de las diferentes dimensiones de la crisis económica que afecta a la Unión Europea, tenemos esperanza que, al mismo tiempo, la UE dirija más ayuda en apoyo de la revolución egipcia. Por lo menos de una manera consistente con la retórica de los medios. La solución reside, en mi opinión, en edificar suficiente voluntad política.

Por desgracia, todavía hay algunos países europeos que no entienden el significado de la revolución egipcia, y que simboliza la dignidad y la igualdad en las relaciones entre Egipto y el resto del mundo. Todavía estamos recibiendo información de que algunas capitales europeas están tratando de imponer lo que se denomina la «condicionalidad» de la ayuda a Egipto, pero como ya he dicho, no es una suma importante.

«El pueblo egipcio no aceptará, bajo ninguna circunstancia, las condiciones en los paquetes de ayuda. Estas ayudas reconocen los intereses compartidos entre Egipto y el país donante. No dudaremos en rechazar cualquier ayuda que sintamos está atada a algún tipo de condicionalidad, tal como lo hicimos recientemente con el préstamo de Qatar que le regresamos a Doha».

«P: ¿Cómo ve usted esta condicionalidad europea»

«Tal como aclaré anteriormente, los egipcios no aceptarán nada que interfiera con su soberanía, y no aceptará ninguna intromisión en sus asuntos internos. Si sentimos cualquier sospecha, nuestra respuesta será inmediata, tal como ocurrió con nuestra decisión de rechazar el préstamo de Qatar. Le damos la bienvenida a cualquiera que desee apoyar a Egipto de acuerdo a la visión y estrategia del gobierno egipcio. Pero, rechazaremos oficialmente a todos los que quieran dibujar una ruta determinada, a cambio de un paquete de ayuda. Nos mantenemos firmes en contra de los intentos occidentales a este fin. Permítanme en este momento darle las gracias al Reino de Arabia Saudita, en particular, por la declaración inequívoca de su ministro de Relaciones Exteriores de que Arabia Saudita compensará cualquier ayuda a Egipto que no haya cumplido.

«Estamos seguros de que los que están dentro de los países europeos que entienden la naturaleza precisa de la situación actual de Egipto y los cambios incorporados en esta tendrán la última palabra en la determinación de la postura final europea. En mis reuniones consecutivas con representantes europeos durante este período, he descubierto cada vez más conciencia de la UE hacia la realidad de la situación en Egipto. Desde una perspectiva más amplia, creo que Occidente está en su camino hacia la comprensión de los hechos correctamente y está comenzando a darse cuenta de que las amenazas de cortar la ayuda no afectará la toma de decisiones egipcia, sino que sólo pondrá más distancia entre el pueblo egipcio y esta ayuda”.

Los egipcios «se alzaron en enero, 2011 y de nuevo en junio del 2013, cuando sintieron que sus sueños habían sido robados y que habían sido engañados»

«P: Su administración se ha comprometido a supervisar la aplicación de la hoja de ruta ¿Cree usted que está avanzando al mismo ritmo que el calendario fijado?»

«Egipto está pasando por una etapa seminal. Estamos estableciendo una constitución democrática que garantizará la completa separación de poderes, garantice la libertad de los ciudadanos, y cumpla con las aspiraciones del pueblo egipcio. Ellos se alzaron en enero, 2011 y de nuevo en junio del 2013, cuando sintieron que sus sueños habían sido robados y que habían sido engañados. La nueva constitución egipcia tiene por objeto establecer derechos para todos los ciudadanos, que incluyen los derechos económicos.

«La revolución egipcia tuvo un lema claro: ´Pan, Libertad y Justicia Social´. Nuestros esfuerzos actuales están siendo guiados por estos tres principios. Estamos avanzando hacia la libertad mediante el establecimiento de un nuevo sistema constitucional que garantice que la naciente democracia no sea secuestrada una vez más y se transforme en una herramienta al servicio de los intereses de un pequeño grupo dentro de la sociedad egipcia. Además, estamos avanzando en nuestra situación económica, ejerciendo todos los esfuerzos posibles para reiniciar la productividad del país, crear nuevas oportunidades de empleo y responder a las necesidades de los ciudadanos en educación, vivienda, etc. Los planes de inversión que el gobierno ha recientemente sancionado son los pasos a seguir en esta dirección. También nos estamos moviendo en dirección a la justicia social. Por ejemplo, se decidió recientemente en un salario mínimo para el sector público.

«No estamos interesados en obtener ganancias políticas a costa de lo económico o social. Pero, como es natural, a veces nos encontramos en la necesidad de hacer frente a un problema antes de que a otro. Incluso una tercera cuestión, tal como la seguridad, de repente puede ser prioridad. Como usted sabe, cualquier progreso económico tiene su base en el establecimiento de la seguridad. Sin esta, las inversiones y el turismo no volverán a los niveles necesarios.

«En cuanto a si creo que la hoja de ruta sigue adelante con la velocidad necesaria para asegurar la ejecución dentro del plazo establecido, como usted sabe, todos los planes de la hoja de ruta se han ejecutado de acuerdo con el itinerario. Estoy seguro que todos los planes a futuro serán implementados en la fecha prevista, a pesar de las dudas de muchos de que no habrá tiempo suficiente para lograr todo lo que nos hemos puesto delante de nosotros».

«Un factor importante en la caída del antiguo régimen fue la exclusión deliberada de una amplia sección representativa de la comunidad egipcia»

«P: La hoja de ruta establece que ninguna de las partes será excluida siempre que no se dedique a la violencia, pero con la Hermandad, me parece que un resentimiento popular se ha desarrollado en contra de ellos. En su opinión, ¿cómo evolucionará este problema en el futuro? ¿Ve usted alguna indicación proveniente de la Hermandad de que están preparándose para participar en la vida política de acuerdo a las nuevas reglas? ¿Ha sufrido usted presión alguna en este sentido?»

«Desde la revolución del 30 de junio, la Hermandad ha buscado el apoyo del exterior. Este enfoque fue ampliamente rechazado por el pueblo y el estado. Cuando observamos cualquier intento de aumentar su fuerza, reaccionamos inmediatamente. Creo que han recibido el mensaje, e igual lo han hecho los otros partidos que habían sido receptivos a sus llamadas y acciones en primera instancia.

«Un factor importante en la caída del régimen anterior fue la exclusión deliberada de un amplio sector de la comunidad egipcia. Este se basó en la así llamada ´familia y clan´ mientras ignoró completamente cualquier demandas de fuera de este – grupo compacto. Por eso, al asumir el cargo, me comprometí a extenderles la mano a todos los partidos políticos, independientemente de sus afiliaciones o creencias, siempre y cuando sus manos no estén manchadas de sangre y estén comprometidos con la no-violencia. Por ejemplo, ofrecimos consultar con todas las partes sobre la selección de un primer ministro y el gabinete. Enviamos cartas a todos los partidos y movimientos políticos para que presenten a sus candidatos dentro del Comité de los Cincuenta, al que se le ha confiado la elaboración de las enmiendas constitucionales. Sin embargo, la Hermandad decidió no participar en la construcción del futuro de Egipto, prefiriendo en su lugar continuar con sus protestas de brazos cruzados, violencia, amenazas de incendiar al país, y los esfuerzos subrepticios de apelar en el extranjero, en detrimento de su país.

«Creo que la Hermandad ha comenzado a reconsiderar su enfoque. Eso se desprende de sus disculpas al pueblo egipcio más allá de su mala gestión del país. Pero estas disculpas por sí solas no son suficientes. Y lo digo no como expresión de una opinión personal, sino más bien como una expresión de opinión del pueblo egipcio. También es importante que estas disculpas vayan acompañadas de cambios tangibles en el terreno. No tiene ningún sentido para ellos continuar instigando y llevar a cabo enfrentamientos con el ejército y la policía y luego afirmar que se han disculpado formalmente. La Hermandad tiene que entender y claramente declarar que es parte de este país, y no al revés.

«Egipto sigue con confianza por el camino recto y estrecho de aplicar el mapa político para el futuro. Estamos trabajando duro en la construcción de un estado basado en las instituciones y sentar las bases de una democrática sólida y libre en Egipto. Sin embargo, estamos comprometidos a incorporar a toda la comunidad nacional en el proceso político, y no podemos permitirnos el lujo de perder más tiempo. Egipto se levantará de nuevo, independientemente de lo que uno de los componentes de la población piense o haga. Todo aquel que quiera construir con nosotros es bienvenido, siempre y cuando estén comprometidos con las reglas de la democracia y la no-violencia. En cuanto a los reacios a hacerlo, que sostienen que los poderes en el extranjero o la violencia fortalecerán su postura, esa es su elección solamente, y tendrán que responder ante la ley.

«En cuanto a lo hablado sobre las presiones colocadas en la Oficina del Presidente, estas amenazas son vacías y no son consideradas. Los responsables se han dado cuenta de que presionando a Egipto no van a lograr sus objetivos, y sólo hará que su pueblo se vuelque en contra de ellos».

«P: ¿Cree usted que la hoja de ruta para el futuro creará un parlamento que sea más representativo del pueblo egipcio?…»

«Estoy seguro que el parlamento de Egipto será más reflexivo hacia el pueblo egipcio en el futuro. Esto no quiere decir que las elecciones parlamentarias anteriores en Egipto fueron antidemocráticas. Fueron unas elecciones libres y justas que se llevaron a cabo bajo una supervisión judicial completa. El pueblo egipcio ha experimentado ahora una democracia durante 30 meses, y se ha dado cuenta de que muchas consignas fueron una retórica vacía que ocultó segundas intenciones. Los egipcios se han beneficiado de las amargas experiencias del año pasado. Estoy seguro de que las próximas elecciones parlamentarias producirá un parlamento que representará al verdadero pueblo egipcio en la totalidad de su tolerancia y moderación…

En Egipto todas las religiones «poseen igualdad respecto a los derechos… Ningún otro enfoque será tolerado»

«P: ¿Cómo ve usted la situación de los cristianos coptos y los ataques a las iglesias»

«Los coptos de Egipto, al igual que los musulmanes, gozan de todos los derechos y deberes de cualquier ciudadano. El nuevo estado egipcio que estamos construyendo tiene como base el concepto de ciudadanía para todos. El estado egipcio se compromete a proteger los derechos de todos sus ciudadanos, y no basará sus interacciones con ellos bajo un pretexto religioso. La libertad de culto está garantizada para todos. Las instituciones del estado y agencias no tienen derecho a interponerse entre un ciudadano y su religión. La única excepción es respecto a las leyes relativas al estatuto personal, que toman en cuenta la aplicación de una legislación especial para los cristianos y los musulmanes, de acuerdo con su religión.

«El pueblo egipcio habla a menudo de las minorías religiosas, pero estas son minorías sólo en tamaño, ya que están en igualdad de condiciones respecto a los derechos. Mayoritarias o minoritarias, las religiones son tratadas con igual respeto, y en Egipto no se tolerará ningún otro método. Usted puede visitar iglesias coptas o iglesias de otras ramas del cristianismo, y ellos le dirán lo mismo.

«Sin embargo, Heliopolis se niega a enterrar su cabeza en la arena o de hacer que la situación fuera sea algo que no es. Lo que quiero decir es que la sociedad egipcia en ocasiones testimonia tensiones que pueden producirse entre las diferentes dimensiones religiosas o sectarias. La mejor manera de combatir esto, en mi opinión, es haciendo cumplir la ley y garantizar la soberanía del estado en imponer el imperio de la ley en todos los ámbitos. Nosotros, por ejemplo, somos conscientes de los motivos de Occidente a ese fin, aunque éstos a menudo se basan en información falsa. Existe una paradoja aquí: ¿Dónde estaba Occidente cuando las iglesias fueron incendiadas en Egipto en días recientes ¿Por qué estuvo silente? La respuesta, en mi opinión, es que algunos prefirieron hacerse la vista gorda porque los hechos no convienen a su causa. Esto me hace inferir que estas afirmaciones por parte de Occidente son vacías de contenido. Occidente debe tomarse un descanso en este aspecto. Egipto resolverá sus propios problemas.

» La Hermandad Musulmana y otros grupos radicales han atacado a los coptos y sus bienes. Y yo, al igual que todos los egipcios, estamos muy agradecidos por la noble postura adoptada por Su Santidad el Papa Tawadros II. Este hizo hincapié en que la libertad no es barata, y si la quema de iglesias es parte de ese precio, entonces los coptos de Egipto se enfrentará a esta pérdida por el bien del país, con paciencia y con amor».

Algunos en la institución estadounidense se dan cuenta de que «lo que sucedió en Egipto fue una verdadera revolución popular»; A Hamas no se le permitirá poner en peligro la seguridad de Egipto

«P: ¿Qué sucede con sus relaciones con los Estados Unidos, que están sufriendo en alguna medida?»

«La postura estadounidense a los acontecimientos en Egipto fue reservada desde el principio, y [motivada por] consideraciones específicas. No desean elaborar más sobre esto, pero ahora creo que los Estados Unidos tienen una mejor comprensión de lo que ha sucedido en Egipto, según refleja el último discurso del [Presidente] Obama. También puedo decir que las instituciones estatales de los Estados Unidos no son uniformes [en sus posturas]. Algunos piensan que lo que sucedió en Egipto fue una verdadera revolución popular… »

«P: Hamas es cercana a la Hermandad Musulmana, y hoy existen acusaciones de que tiene una mano en lo que está sucediendo en el Sinaí ¿Qué opina de sus futuras relaciones con Egipto»

«Egipto ha hecho mucho, y seguirá haciendo mucho, por el bien de la causa palestina, que está muy de cerca a los corazones de todos los egipcios. Pero si usted está hablando de la seguridad nacional de Egipto, entonces esto viene antes que cualquier cosa. Si esta se ve comprometida, la reacción será muy feroz y muy dura».

«Una pregunta respecto a la constitución…: En el mundo árabe [hoy] existe una lucha entre varias corrientes, y tal vez la lucha más visible es la que existe entre el Islam político, que viene envuelto junto a un disfraz religioso, y las corrientes civiles… ¿Cuál debería ser la relación [entre religión y política], sobre todo en un momento en que Egipto está en transición hacia la democracia y cuál es la mejor manera para que los países traten el tema de la religión y su relación con la política?»

«Mi opinión personal [sobre esto], no como presidente, sino como ciudadano, es que la religión es sagrada. La religión regula la relación entre un individuo y su Dios, mientras que la política tiene sus propios actores y sus propias reglas. Considero inaceptable que lo sagrado debe rebajarse a que trate con la política… ¿Dicta el Islam que sistema [económico] debe adoptarse, entre los [actuales] enfoques económicos? [¿Me dice si adoptar] el sistema capitalista o el sistema socialista? No. El Islam me dice, no oprimas a los ciudadanos. Me dice que establezca una sociedad [basada en] la paz y la justicia… El Islam es más elevado y bello que la imagen que ha recibido. Ha llamado el Islam alguna vez a aterrorizar a la gente? ¿Me dice que viajar a otro país a fin de asesinar y destruir [allí]? ¿Qué clase de Islam es ese?…»

«Arabia Saudita [es] altamente apreciada [por su] apoyo a Egipto en esta fase delicada»

«P: Muchos análisis occidentales critican la revolución del 30 de junio, así como la postura de Arabia Saudita respecto a esta. Algunos incluso van tan lejos como para decir que Riyadh le teme al éxito de la democracia en Egipto ¿Cuáles son sus comentarios sobre eso?

«En general estoy bien informado de los distintos análisis occidentales de lo que está sucediendo en Egipto, así como también las diversas interacciones entre los países de la región. Tal vez usted comparte conmigo la idea de que el mundo occidental tiene que corregir su entendimiento de los avances que la región está siendo testigo. Occidente no debe permanecer cautiva a los puntos de vista erróneos que algunas potencias regionales intentan convencerles. El tiempo ha demostrado que esas opiniones son erróneas y no tienen nada que ver con la realidad.

«En este sentido, el artículo que usted ha mencionado, y muchos otros artículos, reflejan, a mi manera de ver, una mala interpretación de lo que está sucediendo en la región. El tren de la democracia en Egipto ha salido de la estación, y ningún grupo puede detenerlo, no importa quienes sean. Me gustaría hacer hincapié de que este tren se ha embarcado con el apoyo total de Arabia Saudita, junto al apoyo de un número de nuestros hermanos árabes.

«La revolución del 30 de junio, que contó con el apoyo total de Arabia Saudita, comenzó esencialmente para rectificar el rumbo de la revolución del 25 de enero, que había sido secuestrada por la Hermandad Musulmana. Entonces, ¿cómo se ve un apoyo tan apreciado como el de Arabia Saudita para Egipto en esta delicada etapa de nuestra historia moderna, como si se tratara de un intento de suprimir la democracia? eso es una lógica defectuosa, e ignora los intereses comunes que unen a Egipto y Arabia Saudita».

«P: Señor Presidente, en vista de los intereses similares y en ocasiones incluso idénticos de Egipto y el Golfo, ¿cuál es su evaluación a las relaciones egipcias y el Golfo?»

«Los intereses de Egipto son en gran medida idénticos a los de los países del Golfo. Tal como he mencionado anteriormente, la seguridad del Golfo es una parte indispensable de la seguridad nacional de Egipto. No hay duda que la amistad es puesta a prueba en momentos de adversidad, y la adversidad económica que Egipto enfrenta hoy no es ningún secreto.

«Además , Egipto se enfrenta a las críticas en política internacional debido a nuestro éxito en cortar los esquemas que algunas potencias regionales e internacionales se propongan llevar a cabo a través del régimen de la Hermandad, en detrimento de los derechos de los árabes y de los palestinos. La revolución del 30 de junio mordisqueó los planes en su brote, y en los próximos días veremos más de esto. Teniendo en cuenta todo esto, el apoyo del golfo a nosotros, tanto en los asuntos políticos y económicos es muy apreciado por los egipcios, y acelerará el regreso de Egipto a su posición tradicional en el mundo árabe.

«Contamos con el apoyo del Golfo, así como yo confío en que el Golfo cuenta con el papel activo y eficaz de Egipto a nivel regional e internacional, un rol que fue dañado durante el período de gobierno de la Hermandad. De hecho, Egipto reconoce el valor de su identidad árabe, y el de la patria árabe de que hemos sacrificado vida y sangre en encontrar, cuidar y defender. Los árabes también reconocen el valor de Egipto, aunque algunos líderes árabes se han desviado y han actuado de forma contraria a los intereses árabes. Finalmente, nuestro pueblo y la historia garantizan la rectificación de tales aberraciones».

«P: ¿En cuanto a la ayuda a Egipto que algunos estados del Golfo anunciaron, han comenzado a tener un efecto? ¿Qué necesita Egipto a fin de mejorar su situación económica»

«Esta ayuda de los países árabes, en particular Arabia Saudita, los Emiratos Árabes Unidos y Kuwait, ha tenido un poderoso efecto de apoyo sobre la economía egipcia, que, como usted sabe, está pasando por un período inestable debido a que Egipto ha estado en una estado de revolución durante tres años.

«Los problemas del país han superado prácticamente todos los límites. Esta ayuda de emergencia vino para que pudiésemos mejorar la economía egipcia, aunque sólo sea un poco, de modo que el ciudadano común siente que las cosas han comenzado a moverse en la dirección correcta. Pero esto todavía requiere más apoyo, y hay que crear un plan económico multifacético para mover la economía egipcia hacia adelante. No queremos seguir siendo dependientes de la ayuda árabe, o de la ayuda externa en general…»

«Los meritos de la Revolución del 30 de junio están siendo estudiados en la historia de las revoluciones de la humanidad y no están siendo tratados como lo han hecho algunos países occidentales»

«P: ¿En qué medida cooperan Egipto y los estados del Golfo en los esfuerzos del Cairo por superar la actual crisis con Occidente?

«No se puede decir que existe una ´crisis´ entre Egipto y los Estados Unidos o la Unión Europea. Esencialmente, el asunto concierne con la afrenta causada por el entendimiento de ciertos partidos estadounidenses y de Europa a los asuntos de Egipto. Así que, como he explicado en mi respuesta a la pregunta anterior, los estados europeos no son de una sola voz en lo referente a los diversos aspectos de la crisis egipcia. Existen algunos países que lo comprenden bien, y hay otros países en su camino a hacerlo. Por ejemplo, el mensaje enviado a nosotros de los Estados Unidos no es plenamente consistente. Hace apenas unos días, fui anfitrión de una delegación de representantes del congreso estadounidense, entre ellos el jefe de una subcomisión de la comisión de asuntos exteriores, y expresaron su comprensión y pleno apoyo a lo que las autoridades egipcias están haciendo para recuperar la senda de la democracia y combatir el terrorismo y el extremismo.

«Colaboramos aquí en Egipto con nuestros hermanos en el Golfo para hablar con los medios de comunicación occidentales y clarificar los asuntos para los que toman las decisiones allí. La cuestión es, sencillamente, que Occidente debe ser objetivo y poner fin a la confusión y la ignorancia deliberada a la realidad de que algunos de sus líderes han participado. La revolución del 30 de junio merece ser estudiada en la historia de las revoluciones de la humanidad, y no debe ser tratada como lo han hecho algunos países occidentales. Algunos de esos países incluso describieron lo sucedido el 3 de julio como un golpe de estado. El Consejo Militar gobernó a Egipto durante año y medio y nunca nadie vio eso como un golpe de estado, sin embargo, ahora ellos ven el las declaraciones de las fuerzas nacionales el 3 de julio como un golpe de estado.

«La revolución del 30 de junio es la primera revolución en la historia de la humanidad basada de firmas de más de 22 millones de ciudadanos que exigen la destitución del presidente y la primera revolución en la que más de 30 millones de personas participaron. Y no sólo protestan durante un día o dos, sino que continuaron protestando desde el 30 de junio, o incluso antes, hasta el 3 de julio, cuando las fuerzas armadas respondieron a las demandas del pueblo. También fue la primera revolución en la historia de la humanidad acusada de combatir las protestas de brazos cruzados que se dicen son pacíficas, cuando en realidad estaban armados. En estas protestas se produjeron incitaciones públicas a la violencia. Hubo amenazas de incendiar al país e incluso a los que estaban en los rezos. Las mujeres y los niños fueron utilizados como escudos humanos para rodear a aquellos que portaban armas. Todo estos hechos no están descritos dentro de la comprensión occidental a la situación, y estos hechos son lo que Egipto y los estados del Golfo están explicando y aclarándole al mundo occidental».

La mejor manera de resolver el dilema de [Siria] es políticamente en lugar de militarmente

«P: El caso de Siria es uno de los pocos temas en los que Egipto y Arabia Saudita no están de acuerdo ¿Cómo se explica esta diferencia de opiniones?»

«Egipto es un país soberano y sus decisiones políticas son totalmente independientes, por lo que hay que tener en cuenta que Egipto considera sus propios intereses primero y ante todo. Por supuesto, consultamos con nuestros amigos y aliados en la región, escuchamos sus opiniones y ellos escuchan la nuestra.

«Si notamos una diferencia de opinión, tratamos de convencerlos de que cambien de opinión, mientras ellos hacen lo mismo con nosotros. Al final, si la conversación se interrumpe, acordamos en no estar de acuerdo, no es esta la forma en que los amigos se comportan? Sin embargo, cada parte, al final toma una decisión final basada en una serie de consideraciones de carácter nacional e internacional a fin de lograr sus intereses nacionales.

«En cuanto a los desarrollos en Siria, en general, consideramos varios factores desde la perspectiva de los intereses egipcios y árabes a largo plazo. El pueblo sirio demanda una democracia, y esta es una demanda legítima. Sin embargo, es importante no ocultarse detrás de una demanda justa. Mientras el pueblo árabe ha sufrido de los errores cometidos por sus dirigentes, también sufrieron de intervenciones internacionales basadas en justificaciones fabricadas. Los medios de comunicación y todo el mundo descubrieron rápidamente estas supuestas justificaciones. Por último, pero no menos importante, la cuestión que se presenta en la evaluación de cualquiera de los próximos pasos propuestos es: «¿qué sigue?» Debemos tener mucho cuidado en proponer medidas en base a los acontecimientos actuales, sólo para encontrarnos en una situación más difícil de lo que estábamos antes.

«La crisis Siria es extremadamente compleja, y la comunidad internacional está generalmente dividida en cuanto a la mejor manera en como hacerle frente a la cuestión. La postura de Egipto a la crisis Siria es que la mejor manera de resolver la situación es políticamente más que militarmente. De esta forma surge nuestro apoyo al Protocolo de Ginebra. Respecto a las armas químicas, Egipto condena su uso por cualquiera de las partes. Esperamos que se ejecute el último acuerdo en el que Siria entregue sus armas químicas, poniendo así fin a la necesidad de un ataque militar en contra de este fuera del marco de la legitimidad internacional. La crisis siria ha cobrado muchas vidas de sirios, y no creo que un ataque militar de un tercero – que sin duda cobrará vidas – sea algo que contribuya a la consecución de las aspiraciones del pueblo sirio.

«Esta postura egipcia aspira básicamente a salvarle la vida a los ciudadanos sirios y lograr la seguridad y la estabilidad regional, a fin de realizar las aspiraciones legítimas del pueblo sirio para con un estado democrático y pluralista que permita a todos los sirios participar en la construcción de su futuro compartido.

«Quiero aprovechar esta oportunidad para elogiar los esfuerzos que Rusia ha invertido en este asunto. Bajo este contexto, permítanme hacer también un llamado al desarme del Medio Oriente de todas las armas de destrucción masiva, ya que esta [medida] no debe limitarse solo a Siria.»

«Esperaremos hasta que las declaraciones positivas de [Irán] estén acompañadas por acciones positivas verdaderas sobre el terreno»

«P: ¿Cambió acaso Egipto su dictamen de Irán luego que Rouhani ganó las elecciones presidenciales?»

«Las posturas en política exterior de Egipto no están vinculadas a una sola persona, sino que están ligadas a los intereses y enfoques adoptados por distintos países. Por lo tanto creo que es demasiado pronto para juzgar la evolución de las relaciones entre Egipto e Irán basados sólo en la llegada de un nuevo presidente en Irán. Esto es especialmente cierto ante lo que se sabe sobre el sistema político iraní, especialmente el hecho de que el presidente no es la figura principal cuando se trata de decisiones claves y posturas políticas.

«Del mismo modo que no juzgamos a estados en base a las perspectivas ofrecidas en declaraciones. Las declaraciones en política exterior son un asunto importante, pero lo que es verdaderamente importante es interpretar esas declaraciones, manteniendo políticas reales en mente. Hay una serie de cuestiones sobre las que Irán debería tomar posturas específicas consideradas de seguridad nacional árabe y egipcia. Esto es algo que no se ha hecho. Por lo tanto vamos a esperar hasta que estas declaraciones positivas sean acompañadas por auténticas acciones positivas sobre el terreno.

«Estamos vigilando muy de cerca la actitud de Irán hacia Egipto y también monitoreamos las posturas de los partidos regionales e internacionales que están en contra de Irán. Hemos estado monitoreando las señales positivas procedentes de los nuevos dirigentes iraníes hacia los países del Golfo. Nosotros en Egipto estamos abiertos a cualquiera que respete la voluntad del pueblo egipcio, y estén dispuestos a entablar un diálogo con Irán y con los demás, siempre y cuando se respete la voluntad del pueblo egipcio. Las intenciones en arreglar lo que ha sido dañado en las relaciones históricas entre los pueblos egipcios e iraníes están claramente presentes. Desde luego este diálogo, si existe alguno, será honesto y objetivo. Las conversaciones serán desconectadas de las emociones del antiguo régimen. Los intereses egipcios y los del Golfo conducirán el camino. Toda cooperación futura egipcio-iraní, si existe alguna, será de apoyo a los intereses árabes del Golfo».

Esperamos que Turquía «esté junto a los egipcios como una comunidad y no con los ínfimos estrechos intereses de las facciones»

«P: ¿Qué piensa usted de las posturas de Qatar y Turquía sobre Egipto y la revolución del 30 de junio»

«Corresponde a los dirigentes de Qatar y Turquía explicar las posturas que estos han adoptado. Esta explicación, creo yo, debe ser presentada al pueblo egipcio, al pueblo turco y al pueblo de Qatar antes de ser presentada al resto del mundo.

«Hemos recibido, por ejemplo, solicitudes de varios partidos políticos turcos, algunos desde un nivel de base y otros son del nivel del partido oficial – en distinguir entre las posturas de los turcos y las posturas adoptadas por el actual primer ministro, quien esperaba mantener el régimen anterior. Respecto a Qatar, estamos siguiendo sus posturas luego de lo ocurrido con el cambio en el liderazgo. Todavía no está claro para nosotros si este cambio afectará las relaciones Egipto-Qatar y nos sacará de esta fase negativa.

«Hemos ejercido gran moderación ante la injerencia en nuestros asuntos internos. Egipto es capaz de responder a los abusos por parte de los representantes del pueblo, pero cree que la relación entre los pueblos debe seguir siendo fuerte. Somos plenamente conscientes de los motivos de aquellos extranjeros que están en contra de nosotros. Se les tuvo en cuenta dentro del marco de la revisión estratégica de nuestras relaciones exteriores. Esperamos continuar con la revisión de la postura de cada partido que haya cometido errores, y estos vendrán a estar con los egipcios como una comunidad en lugar de con los intereses ínfimos de las facciones. En política, el pueblo y los intereses de todos prevalecen más que los de los partidos individuales.

«Personalmente, espero que las intenciones de los países que se han opuesto a la voluntad del pueblo egipcio sean examinadas en un futuro próximo. Mientras más obstinados estén los países en relación con la voluntad del pueblo egipcio, mayor será el costo de corregir ese error. Es algo que creo que Turquía entiende sobre la base de los cambios en el tono de sus declaraciones, así como el regreso del embajador turco al Cairo. Nuestro embajador no regresará a Ankara, sin embargo, hasta que el gobierno turco retorne a un nivel de responsabilidad de conformidad con la históricamente fuerte relación entre los dos países.

«Aquí me gustaría dejar claro que la intimidación por parte de algunos partidos extranjeros dará lugar a algo más que un rechazo. En esta comunidad, el rechazo no sólo significa problemas en el extranjero, sino también a nivel nacional. En los próximos días demostrare que la gente corregirá los errores de sus líderes, al igual que el gran pueblo egipcio corrigió los errores de sus antiguos dirigentes».

Nota al final:

[1] Véase MEMRI Despacho Especial No. 5465, Autocrítica de la HM, laicistas egipcios tras la expulsión de Mursi: Erramos, debemos pedir disculpas al pueblo egipcio», 2 de octubre, 2013.

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.