Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| sábado febrero 15, 2020
donativo

Rehabilitación de Pacientes con ACV mediante la utilización de videojuegos


video-juegos

Las terapias basadas en videojuegos provocan más movimientos intencionales que las terapias tradicionales, dice la Dra. Rand, investigadora de la Universidad de Tel Aviv.

En un estudio reciente, llevado a cabo por la Universidad de Tel Aviv en colaboración con un equipo del Centro Médico Sheba y financiado por Marie Curie International Reintegration Grant, descubrió que las personas en recuperación tras un ACV que usan videojuegos como método terapéutico se muestran más activas físicamente durante las sesiones de rehabilitación, realizando más movimientos generales que aquellos que sólo recurren a las terapias motoras tradicionales.

En los meses posteriores a un ACV (accidente cerebro-vascular), los pacientes pasan muchas horas en rehabilitación para recuperar el movimiento, el habla y la funcionalidad general. Sin embargo, muchos regresan a su hogar sin poder realizar tareas de la vida cotidiana como vestirse, cocinar o conducir.

La terapeuta ocupacional Dra. Debbie Rand de la Escuela de Profesiones de la Salud Stanley Steyer de la Facultad de Medicina Sackler de la  Universidad de Tel Aviv, recurrió a videojuegos interactivos comunes como una alternativa efectiva y asequible a la terapia tradicional.

Los resultados se presentaron en la 9a. Conferencia Internacional sobre Discapacidad, Realidad Virtual y Tecnologías Asociadas (ICDVRAT 2012).

Movimientos hacia un objetivo

Los juegos de consola obligan a los jugadores a moverse continuamente para interactuar con los juegos virtuales, explica la Dra. Rand. En su estudio, los jugadores no sólo duplicaron la cantidad de movimientos de brazos en cada sesión en comparación con los pacientes de terapias tradicionales, sino que además, fueron movimientos intencionales o “hacia un objetivo” y no solamente ejercicios repetitivos.

Cuando los individuos planifican sus movimientos y se mueven deliberadamente para alcanzar un objetivo específico, posiblemente exista un impacto positivo sobre la plasticidad cerebral – cambios en el cerebro que son cruciales para la recuperación del daño cerebral causado por el ACV, señala la Dra. Rand. Los movimientos de los jugadores requieren precisión y equilibrio, que se suman al beneficio cognitivo derivado del hecho que los videojuegos requieren estrategia y planificación. Además, la doctora cree que como los individuos están motivados y disfrutan la actividad, aumenta la probabilidad de que continúen con el tratamiento en el largo plazo.

Para comprobar la efectividad de los videojuegos interactivos en comparación con las terapias tradicionales, los individuos que habían sufrido un ACV entre uno y siete años antes del comienzo del estudio fueron asignados de manera aleatoria a uno de los dos grupos de 20 participantes – uno de terapia tradicional, que realizaba ejercicios de rehabilitación tradicionales, y uno de videojuegos que utilizaba las consolas Xbox Kinect, Sony PlayStation y Nintendo Wii. Cada grupo tuvo dos sesiones semanales con terapeutas ocupacionales durante tres meses.

Si bien ambos grupos mostraron mejoría en funciones como la fuerza de agarre de ambas manos, la más débil y la más fuerte, y la velocidad de marcha, los participantes del grupo de videojuegos siguieron mejorando durante los tres meses posteriores a la intervención, en tanto que el grupo de terapia tradicional no lo hizo.

Divertirse con la terapia

Más allá de las ventajas físicas, la Dra. Rand cree que los videojuegos podrían ser una excelente alternativa a las terapias tradicionales simplemente porque son más divertidos. En el grupo de videojuegos, 92% de los participantes dijo estar disfrutando “extremadamente” o “mucho” la experiencia en contraposición con 72% del grupo tradicional. Si los pacientes disfrutan la terapia es más probable que cumplan con el régimen en el largo plazo, teniendo en cuenta que las consolas de juegos son fáciles de conseguir y relativamente económicas. Los participantes del grupo de videojuegos dijeron que “había sido muy divertido”, “estimuló todos mis sentidos”, y “terminaba las sesiones empapado en sudor, lo que demuestra que trabajaba mucho”.

El hecho de estar en grupo también contribuyó al éxito de la terapia, comenta la Dra. Rand. Frecuentemente, los individuos con ACV están aislados y no tienen una vida social activa. Este programa les permitió conectarse con gente como ellos, y alentarse y darse apoyo mutuamente.

En el futuro, la doctora pretende investigar si los videojuegos interactivos siguen siendo efectivos en cuanto a mantener los niveles de actividad, si los pacientes los usan sin supervisión en sus casas – un elemento crucial de la rehabilitación tras un ACV.

 
Comentarios
BENJAMIN HORACIO KOLTAN

Excelente investigación!!
Se apoya en experiencias similares con gente que mientras suenia va acompaniado de movimientos automáticos  mínimos correspondientes como lo que relata el informe.
Es sabido, por otra parte que con cada pensamiento hay registro simultáneo en el área corporal comprometido.
P. ej.: deportistas  que están inactivos por lesiones, ven videos del deporte que practican durante todo su tratamiento hasta el alta  y al retomar su actividad se encuentran com si hubieran entrenado todo el tiempo de inactividad.  
Atentamente Dr. Koltan
Méd.psiquiatra y psicoanalista
 

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.