Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| jueves septiembre 17, 2020
donativo

La tragedia de los niños refugiados de Siria


«No hemos visto una salida de refugiados a una tasa tan aterradora desde el genocidio de Ruanda» – Antonio Guterres director del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados

postura arabe
Caricatura: «La Postura Árabe» se derrite mientras la gente se asoma desde las tiendas de campaña de «los refugiados sirios» – Fuente: Al-Quds Al-Arabi, 18 de diciembre, 2013

refugiados durante la tormenta en Libano
Imagen: Miles de refugiados sirios que viven en campamentos improvisados en el Líbano están capeando una tormenta de invierno que trajo nieve, lluvia y bajas temperaturas en el país. Fuente: UNICEF.

Introducción

La guerra civil en Siria, que se ha estado librando desde hace tres años, ha creado una tragedia de refugiados sin precedentes: La mayor población desplazada son probablemente, los «refugiados internos» – aquellos que han permanecido en el país a pesar de haber perdido sus viviendas a las fuerzas destructivas de la guerra. Casi tan grande el grupo – y el enfoque de este trabajo – son los propios «refugiados», es decir, aquellos obligados por las circunstancias de la guerra y la violencia a salir de su país hacia un futuro desconocido en los países en su mayoría vecinos.

Estructura demográfica de los refugiados sirios

Uno de los aspectos únicos de los refugiados sirios es la preponderancia entre ellos de mujeres y niños. Con los jefes de familias, ya sean muertos o se hayan quedado atrás para tomar parte en la guerra civil, casi la mitad de los refugiados caen en la categoría de edad de entre 0 a los 17 años:

Edad de los Grupos Porcentaje

0-4 18.0

5-11 18.9

12-17 12.7

18-59 47.5

60 + 2.8

Fuente: ACNUR (septiembre, 2013)

La ACNUR estima que el número total de refugiados sirios hasta septiembre del 2013 en 2.241.100, distribuidos de la siguiente manera:

Egipto 129,618

Líbano 841,243

Jordania 567,111

Irak 207,053

Turquía 539,761

Estas cifras ciertamente han aumentado desde septiembre, 2013 y es probable que sigan aumentando el próximo año, a menos que se encuentre una solución política al conflicto, que, por el momento, no parece factible. De hecho, la destrucción de viviendas, infraestructura, empresas, fábricas, escuelas y hospitales hace que el retorno a la normalidad esté fuera del alcance de millones de sirios.

Las cifras, por supuesto, probablemente no son del todo exactas. Pueden, en cierta medida, desinflarse debido a estos refugiados – en particular aquellos con algún medio que se trasladaron al Líbano o Jordania – que han elegido encontrar una vivienda por su cuenta. Por otro lado, los gobiernos que acogen a los refugiados han tenido una tendencia a exagerar su número en un esfuerzo por obtener más ayuda. Por ejemplo, Egipto afirma acoger a más de 300.000 refugiados, mientras que el Líbano clama que la cifra es de más de un millón. Nos apegaremos a las cifras de ACNUR, ya que reflejan el número de refugiados que se han registrado oficialmente como refugiados a las agencias de la ONU.

Una ironía importante en el problema de los refugiados es que los dos países que están prestando el mayor apoyo político y militar al régimen sirio, Irán y Rusia, no están en el registro de proveedores de material de apoyo o refugio a los refugiados sirios. (Tal vez sea también una ironía que la tormenta de invierno Alexa, que tanto agudiza y agrava la situación de los refugiados sirios, se originó en Siberia.) Pero Arabia Saudita y Qatar, los dos países que han proporcionado la mayor parte del apoyo a los opositores del régimen, no han abierto sus puertas a los refugiados sirios tampoco. Mientras que todos los cuatro países han estado discutiendo ya sea por el régimen o por sus oponentes sobre la convocación de una conferencia internacional en Ginebra para llevar a un acuerdo en la resolución del conflicto, cuando se trata de la dimensión humana de este, siguen siendo en gran parte espectadores mientras que una tragedia de dimensiones incalculables y gravedad se está desarrollando ante sus ojos. Hay pocos casos en la historia en que la desconexión entre el cálculo político y el sufrimiento humano es tan evidente. La caricatura arriba ilustra dramáticamente este punto.

Condiciones de vida

Los refugiados están forzando los recursos de Jordania y el Líbano con ayuda externa insuficiente. Los refugiados sirios, excepto aquellos del Líbano, viven en campamentos de tiendas de campaña repletas carentes de electricidad, agua o suministros de alimentos adecuados. En el Líbano, una familia de refugiados recibe el equivalente a 275 dólares mensuales para cubrir el costo de alimentos y vivienda, que a menudo paga sólo por el refugio. En Jordania, el campamento más grande es Al-Za´tari, situado en la parte norte del país, cerca de la frontera con Siria. Tiene capacidad para 120.000 refugiados, por lo que es la cuarta «ciudad» más grande en el Reino Hachemita. La mitad de los habitantes del campamento son niños. [1] Un reportero de CNN, Mohammad Jamjoon, observó «escenas de desesperación» por todas partes. Una niña fue descrita «sin calcetines y zapatillas, [rebuscando] a través de la nieve recopilando de lo que queda por agua. Más tarde, la va a necesitar para cocinar». [2]

Los niños refugiados pueden estar destinados a ser analfabetos y desnutridos. La OXFAM ha informado que en el Líbano sólo el 25% de los niños asisten a las escuelas. UNICEF, la agencia de la ONU para los niños, informa que el deterioro de la educación en Siria y entre los refugiados sirios es la peor en la historia de la región. En la propia Siria, 3 millones de niños han dejado de ir a las escuelas a causa de los combates y la destrucción de sus escuelas. Según estimados de la UNICEF, existen un millón de niños refugiados sirios en los países vecinos, o más de la población combinada sub-18 de Los Ángeles y Boston. [3] Acerca de 500,000-600,000 niños refugiados sirios se encuentran fuera de cualquier programa de escolarización. En algunas partes de Siria, la asistencia a las escuelas es de aproximadamente 6%. Muchos de estos niños se ven obligados a trabajar, a menudo en las fábricas largas horas por bajos sueldos. Otros pregonan cigarrillos o golosinas para ganarse unos centavos para mantener a sus familias. Los niños refugiados no tienen una nutrición adecuada y muchos de ellos están sujetos a la violencia, la explotación y el abuso sexual. [4]

UNICEF
Imagen: Fuente: UNICEF

Implicaciones políticas

Durante más de seis décadas, el Medio Oriente se ha preocupado por los refugiados palestinos. Ese ya no es el caso. La enormidad en la cantidad de refugiados sirios y la estructura demográfica muy especial es probable que empuje la cuestión de los refugiados palestinos a un segundo plano. Es naturaleza de la historia de que los nuevos problemas desplazan a los antiguos. Existe un importante principio jurídico romano de Lex posterior derogat priori («la ley más reciente anula las anteriores sobre el mismo asunto»). Y así será en el caso de los refugiados.

*El Dr. Nimrod Rafaeli es analista senior eméritas en MEMRI.

Notas al final:

[1] Al-Hayat, Londres, 12 de diciembre, 2013.

[2] CNN, 13 de diciembre, 2013.

[3] Unicefusa.org/work.emergencies/Siria, consultado en diciembre

[4] Al-Sharq Al-Awsat, Londres, 15 de diciembre, 2013.

 
Comentarios
Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.