Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| lunes febrero 10, 2020
donativo

Reflexiones no ecuménicas frente a la visita del Papa


Inquietantes expectativas ante la inminente visita del Papa Francisco. Los medios la consideran emocionante, trascendental y tal vez la más tensa de todas las visitas papales hasta el presente. La primera visita, hace 50 años, cuando llegó el primer Vicario de Jesucristo que visitó Tierra Santa, estuvo acompañada de dudas y excusas por negar el reconocimiento al Estado de Israel (las relaciones diplomáticas entre Israel y la Santa Sede es establecieron en 1993). La segunda, a las puertas del nuevo milenio, estuvo acompañada de millares de peregrinos – no millones como se suponía. La tercera visita tuvo como tema central el Holocausto, y la próxima está dedicada a la unidad cristiana.

papa-tierra-santa

Resalta esto en el afiche oficial, en inglés y árabe, que junto a la imagen del Pontífice luce las fotos del encuentro del Patriarca Atenágoras de Constantinopla y Pablo VI hace cincuenta años y la del actual Papa con el actual Patriarca Bartolomeo de Constantinopla, en Roma en 2013.

El logo de la visita del Papa exhibe el abrazo de los Apóstoles hermanos Pedro y Andrés, los primeros dos discípulos llamados por Jesús en Galilea, simbolizando la unión de las Iglesias de Occidente y Oriente, bajo el lema “Que seamos uno».

La frase, tomada del Evangelio de San Juan (17,21-23), llama a la unidad de los cristianos. El centro de esta peregrinación será el encuentro con el Patriarca Bartolomé de Constantinopla, para renovar el compromiso con la unidad expresado en 1964.

Israel y el Medio Oriente, el conflicto israelí-palestino, el fundamentalismo, la polarización social, el hambre y la corrupción – no son preocupación primordial de la visita del 266° Papa. Para ello alcanzarán las oraciones por la paz.

Las persecuciones que enfrentan los cristianos en esta parte del mundo se agravaron al iniciarse la primavera árabe. Incendio de iglesias, asesinatos a mansalva de cristianos, traslados de población, se acentuaron en los últimos años. ¿Podrán los mensajes papales de amor, conciliación y respeto humanos someter los instintos y alejar los crímenes? De todas maneras se transmitirá un mensaje a los cristianos de esta caótica región que no están olvidados, que no están solos.

En el folleto «Propuesta de Oración» están accesibles los ritos para todos lo que deseen orar por la paz con el Papa Francisco. En la sección «Oración por la unidad, reconciliación y paz», leemos: «Oremos por la Paz en Jerusalén y en Tierra Santa a fin que desde Jerusalén la Paz se propague en el mundo. Oremos por la Paz en el mundo, la Paz en la sociedad, la Paz entra las naciones, los pueblos y las culturas. Oremos por la Paz en todas las confesiones religiosas del mundo, y en particular por la Paz entre las tres religiones monoteístas que profesan su fe religiosa en el Dios de Abraham«.

DIÁLOGO INTERCONFESIONAL

La historia no carece de casos de fricción entre las religiones o sectores de ellas. Las masacres de musulmanes y de judíos a manos de los Cruzados; las atrocidades de los conquistadores españoles y las misiones católicas contra los indígenas del Nuevo Mundo; los siglos de lucha cruel entre católicos y protestantes en Irlanda. La lista es larga. Siempre fueron más la separación y la distinción que el entendimiento y la convivencia.

Los intentos interconfesionales son una novedad de los últimos dos siglos. Fueron resultado del entendimiento intelectual de los líderes religiosos que es más lo común que lo distinto en cuanto a la concepción de Dios y de la Vida, y por lo tanto hay que desarrollar la comprensión y el respeto mutuo, sin considerarse nadie poseedor ni de la verdad absoluta ni de la más pura santidad.

La comitiva del Papa señala claramente las intenciones de un vibrante llamado al diálogo entre las distintas creencias. Los cardenales que lo acompañarán son el argentino Leonardo Sandri – Prefecto de la Congregación para las Iglesias Orientales, el francés Jean-Louis Tauran – Presidente del Consejo Pontificio para el Diálogo Interreligioso y el suizo Kurt Koch, Presidente del Pontificio Consejo para la Promoción de la Unidad de los Cristianos. Es una composición sumamente elocuente.

Fortalecerán esta perspectiva las figuras del Rabino Abraham Skorka, rector del Seminario Rabínico Latinoamericano de Buenos Aires y el Jeque Omar Abboud, ex Secretario General del Centro Islámico de la República Argentina, dos amigos del papa argentino con los cuales trabajó para el Diálogo Interreligioso siendo Arzobispo de Buenos Aires.

MATICES POLÍTICOS

Hay algunos «detalles» con visos políticos:

A – «EL ÚLTIMO ES EL MÁS QUERIDO» (?)

a.1 – El recorrido en Jordania se iniciará el 24 de mayo con la ceremonia de bienvenida a las 13.45 en el palacio real Al-Husseini, con la visita de cortesía al rey y a la reina, seguida por el encuentro con las autoridades locales a las 14.20. Luego el apretado programa religioso.

a.2 – El domingo 25 de mayo, el Pontífice partirá hacia Belén y la llegada se prevé a las 9.30 seguida por la ceremonia de bienvenida en el palacio presidencial, encontrándose con el presidente de la Autoridad Palestina Abu Mazen y las demás autoridades palestinas. Luego las actividades programadas.

a.3 – Poco antes de las 16 será la salida de Belén hacia el aeropuerto internacional Ben Gurion cercano a Tel Aviv. El Papa llegará a las 16.30 y a las 17.15 se trasladará en helicóptero a Jerusalén, donde se encontrará en privado con el Patriarca Ecuménico de Constantinopla, Bartolomé I, en el mismo lugar del encuentro de 1964, para la firma de una declaración conjunta. Esta reunión es el objetivo culminante de la visita.

La tercera jornada, el lunes 26, iniciará con la visita al Gran Muftí de Jerusalén en la explanada de las mezquitas. Seguirán la visita al Muro Occidental, colocación de ofrenda floral en el Monte Herzl y la visita al memorial del Holocausto Yad Vashem. A las 10.45 está previsto el encuentro con los supremos rabinos de Israel junto a la Gran Sinagoga de Jerusalén, y finalizará a las 11.45, en la residencia presidencial, con el encuentro con el Presidente israelí Shimon Peres. A las 13.00, en el “Centro Notre Dame de Jerusalén”, será la audiencia con el primer ministro Benjamin Netanyahu.

Reflexiones:

  • ¿Realmente «EL ÚLTIMO ES EL MÁS QUERIDO» (modismo tomado de la versión Rashi al relato de Jacob)? Bergoglio expresó que su visita será “un homenaje a la conclusión del mandato” de la presidencia de Shimon Peres.
  • ¿Es necesario viajar de Belén a Jerusalén (9 Km. de distancia entra las dos ciudades) vía el aeropuerto Ben Gurión (a 60 Km. de la capital de Israel)?
  • ¿En la capital de Israel, Jerusalén, el Primer Ministro se trasladará al Centro Pontificio para saludar antes de su partida – a la visita de Roma…?

B – REFUGIADOS EN BELÉN

Según el programa publicado por la «Asamblea de Ordinarios Católicos en Tierra Santa para la visita del Papa Francisco», habrá un encuentro en el campo de refugiados Deheishe desde donde el Papa enviará un mensaje de paz, fraternidad y justicia como hiciera su antecesor. Señalemos que este campo de refugiados simboliza el sufrimiento de los palestinos y sus reclamos de retorno.

campo-refugiados

Campo de Refugiados Dehishe, Belén

C – LA PARTICIPACION DEL PATRIARCA MARONITA

Simultáneamente visitará Israel el Patriarca Maronita Bechara Boutros al-Rai’e, autoridad religiosa y política de envergadura en Líbano que llegará a Israel con pasaporte del Vaticano. Superada la oposición de Hizbolláh a la visita para que no se la considere un reconocimiento al Estado de Israel, podrán todos consolarse con el hecho que además de Belén, Jerusalén, Nazareth y Haifa, el Patriarca visitará un poblado palestino desmantelado en 1948, Bir-Am, junto a la frontera israelí-libanesa, donde oficiará una misa en la iglesia local, única construcción en pie del abandonado poblado que contaba con 715 habitantes en 1945.

Se insiste que la visita de Al-Rai´e es privada, dado que el Vaticano no quiso complicar las cosas, pero el Patriarca Maronita insistió que viniendo el Papa a su área de jurisdicción el no puede dejar de saludarlo en Jerusalén y utilizar la circunstancia para recalcar que «se trata de una ciudad árabe» …(Reuters).

TÓPICOS DE FRICCIÓN

La historia de las relaciones de la Iglesia Católica con el Judaísmo está llena de tensiones, malos entendidos, derramamiento de sangre y odio. No sorprende que sólo en 1993 la Santa Sede reconoció la soberanía israelí. Hay muchas razones por las cuales los organizadores están muy preocupados:

Inquietudes logísticas: La visita en Israel será en Jerusalén, en sus estrechas callejuelas y congestionadas avenidas. Últimamente hay un recrudecimiento de los atentados denominados «Tag Mejir», operaciones vandálicas realizadas por jóvenes judíos que, entre otros, profanaron 32 iglesias, monasterios y mezquitas, perjudicando propiedad privada e hiriendo a inocentes. No sólo que esos actos de terror son condenables, también conducen a una condena internacional contra Israel. ¿Qué intentarán hacer mientras Francisco esté aquí?

«Todo tipo de elementos extremos están tratando de crear presión y sensación de terror. No vamos a dejar que tengan éxito. Haremos todo lo posible para asegurar que no dañarán los lugares santos cristianos y para garantizar el viaje papal con éxito”, expresó el Jefe de la Policía Yohanan Danino.

Tensiones teológicas: después de tres visitas papales, se han superado en gran medida supersticiones y prejuicios. Después de todo fue Maimónides (1135-1204) quién estableció que el cristianismo es idolatría, mientras que los judíos tienen prohibida su relación con los que la profesan. Si bien en el último siglo las autoridades rabínicas aliviaron las prohibiciones, hay diversos sectores aún embebidos de fanatismo ciego e inconsciente.

Reclamos patrimoniales: Son muchos años que el Vaticano reclama la propiedad y la administración del Cenáculo, la sala donde, según la tradición cristiana, Jesús y sus discípulos celebraron «la última cena», víspera de Pesaj antes de la crucifixión. Francisco oficiará allí una misa (es un recinto de 15×12 metros), como lo hicieron los papas anteriores.

Resulta que el lugar está ubicado sobre la tumba del Rey David (el piso del Cenáculo es el techo del recinto de la tumba), venerada por centenares de feligreses y peregrinos que a diario rezan en el lugar. Todo se encuentra sobre el Monte Zion, junto a la benedictina Basílica de la Dormición, donde falleció la Virgen María, lindando con la Yeshivá «de la Diáspora», y ambos interconectados por un cementerio familiar musulmán. Las dos salas tienen entradas diferentes, mientras la tumba de David está administrada por el Ministerio de Asuntos Religiosos, la sala del Cenáculo está administrada por el Ministerio del Interior. ¿Funcionará aquí el diálogo interconfesional?

Sin lugar a dudas, es una visita que plantea importantes desafíos. ¡Bienvenido y Éxito!

Lic. Samuel Leillen – 19.5.2014

* El. Lic. Samuel Leillen es Estadígrafo, Asesor financiero, Publicista, Conferencista. Miembro Honorario de la Cámara de Comercio Israel América Latina y de CEVI – Cámara de Economía Venezolana Israelí. Miembro de la Comisión de Ética de OLEI – Organización de Latinoamericanos en Israel.

 
Comentarios

El Ecumenismo es el mejor camino para la Paz ,mas antes de eso la distención

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.