Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| domingo octubre 13, 2019
donativo

Bardem y Cia.


penelope-bardem-pedro-1-a

Cuando a uno lo escogen, por su aspecto y en el cine, para hacer el papel de malo reiteradamente, algo de ese rol se pega al carácter. Tanto más cuando el actor o la actriz en cuestión se empeñen en hacer de buenos y dedicar parte de su tiempo a las causas nobles. Son como esas empresas que hacen grandes donaciones para disimular sus robos. Bardem y sus amigos artistas, muy preocupados por lo de Gaza, en lugar de apagar el fuego con imparcialidad- después de todo Hamás no es una sociedad de beneficencia-, en lugar de mostrarse ecuánimes, atizan las llamas sumándose así a la larga lista de ilusos izquierdistas que se han vuelto cómplices del integrismo islámico. El fácil empleo de la palabra genocidio en relación a Gaza nos ofende a los judíos ya que no se emplea para criticar la situación siria o, ni siquiera, la más feroz de Irak. Para esos artistas sólo existe, a la par que no debería existir, Israel, a quien si acaso conceden que se defienda debe hacerlo pero poquito. Bardem y sus amigos pertenecen a la calaña de los antisemitas de toda la vida disfrazados ahora de gente de conciencia limpia. Acostumbrados a las imágenes de ficción que contribuyen a crear, quedan atrapados por las imágenes terribles de la realidad que Hamás contribuyó a desatar. No les interesan las causas, los motivos, las razones de uno y otro lado, no les interesa la Historia con mayúscula. No les importan las palabras y los argumentos claros. Aún son prisioneros del buenismo de Zapatero y su alianza de civilizaciones.

¡Qué alianza de civilizaciones se puede hacer con el ISIS y los dementes asesinos del califato iraquí, con Hamás o con Boko Haram! ¡Qué alianza de civilizaciones se puede forjar con quienes adoran la muerte y se vanaglorian de tener, contra su voluntad, escudos humanos civiles para salvar su propio pellejo! Penélope Cruz se defiende de la acusación de antisemita larvaria, acusación que le molesta mucho-después de todo trabajó en una película del judío Woody Allen-sosteniendo que ella desea un mundo con bastante coraje como para vivir la paz y la concordia, o sea lo mismo que los israelíes a quienes no se les permite hacerlo. En cuanto al vano reclamo de las fronteras de 1967, regresando Israel a las cuales se acabaría el mal originario y todos serían felices, estos artistas españoles, ignorantes y prejuiciosos, muchos de los cuales nacieron después de esa fecha, ignoran que si el pequeño país de los judíos no se hubiese adelantado entonces atacando a los ejércitos árabes que querían destruir por completo su nación, hoy no existiría. Los palestinos no se conforman con un retorno a esas fronteras, por lo demás si no inexistentes poco claras entonces. Lo quieren todo, todo o nada como parece desear Hamás.

Bardem y Cía, sociedad de irresponsabilidad ilimitada, tienen bastante dinero, de modo que pueden-si quieren- ayudar a Palestina de un modo más objetivo elevando su compasión por encima de su desprecio, su comprensión por encima de su odio innato. Su equilibrio por encima de su latosa postura. Que apadrinen niños palestinos sin padres, que envíen alimentos, parte del cual irá a manos de Hamás; que manden medicamentos, suero, literas, tiendas, todo lo necesario para sobrevivir en condiciones extremas antes de llenarse la torcida boca con el nombre de Israel, quien de una vez y para siempre debería dejar de exhibir las películas en las que actúan sus enemigos. ¿Para qué aplaudir a quien no te quiere y a quien no le importan en absoluto las amenazas que se ciernen sobre ti? ¿Por qué admirar a un cineasta que reiteradamente te desprecia? La santidad de los artistas es la cosa menos fiable del mundo.

 
Comentarios

Solo el desconocimiento de aquello de lo que se habla, puede llevar a alguien a cometer errores de apreciacion de esta magnitud … Ninguno de los tres personages aqui citados, y alguno mas que pulula en su entorno, y participa de su desvarió, está en condiciones de emitir una opinion medianamente «sensata» en relacion a la intervencion israeli en Gaza, habida cuenta sus tómas de decisiones en otros conflictos internacionales, todas mas desafortunadas las unas que las otras …
Malo es que el apego acerrimo a una ideológia cualquiera que ésta sea, te nuble la vista hasta ese punto; pero peor aún si cabe, es manifestarse en los términos » lamentables» como poco en los que lo han hecho …
Sabido es que ignorancia y necedad suelen ir de la mano ….

Tres feos con suerte, a ver cuanto les dura a partir de ahora.

¿Eso qué es? ¿Una amenaza?

Estos rufianes de pacotilla deben ser informados que el resto de los mortales para aspirar a entrar a USA sea por visa normal, ESTA (entrada automatica privilegio solo de un grupo de paises amigos en especial de la UE) o tener una green card debemos completar farragosos cuestionarios donde debemos decir si hemos o no pertenecido o adherido a organizaciones terroristas internacionales que atacan o pretendan atacar a USA. Y bien si enviamos sus declaraciones pro Hamas y anti-Israel como yo lo he hecho al US Inmigration Service, US Secretary of State, etc. lo mas
probable es que se les acabe su discurso antijudio y pierdan la posibilidad de seguir viviendo de su farsa. Cerrar USA a esta banda de hipocritas es un deber de todo buen judio! Hacedlo hoy mismo!

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.