Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| martes abril 21, 2020
donativo

Comisión Investigadora de ONU


comision-de-derechos-humanos-de-la-onu

La semana pasada, la estación satelital de al-Jazeera publicó un documento atemorizante, según el cual, la Fiscal de la Corte Penal Internacional en la Haya, Fatu Bensuda, envió una carta a la Autoridad Palestina en donde advierte a la Autoridad porque aún no se ha completado el procedimiento que permitirá la apertura de la investigación sobre los supuestos delitos de guerra que Israel perpetrara en Gaza y los territorios. Esa carta puede ser entendida, también, como una avidez por parte de la Fiscal por abrir el proceso contra Israel y esperemos estar equivocados.

El líder de la Autoridad, Abu Mazen, no se manifiesta apurado por iniciar el procedimiento contra Israel. Tiene muy buenas razones para abstenerse de ese drástico paso, aunque es rehén de su propia retórica, al elevar esa opción a una gran altura en la agenda palestina, hasta convertirla en la prioritaria meta nacional de los palestinos. La carta de la Sra. Bensuda, sirvió inmediatamente como recurso de ataque de Hamas contra Abu Mazen y ahora es Hamas el demandante más estridente, por iniciar el proceso contra Israel.

Las dudas de Abu Mazen son justificadas, debido a que la incorporación palestina al Tratado de Roma, si bien habilitará el procedimiento contra Israel, también conducirá al final de la existencia de la Autoridad Palestina, con todo lo que se desprende de ello. Si bien Israel saldrá muy dañado, la Autoridad Palestina es quien podría dejar de existir. El Congreso en Washington, frenará la ayuda a la Autoridad, lo que pondría la asistencia europea bajo signo de interrogación. Todos los acuerdos económicos colapsarán, lo que influirá no solo en la continuidad del pago de los fondos por impuestos sino también en la liberación de las mercancías palestinas en los puertos de Israel, en general. Desde ahora, la Autoridad lleva a cabo un boicot económico contra Israel. Israel podría reaccionar con un boicot en respuesta, y sin el shekel israelí no habrá en Ramallah economía posible.

En todo lo referido a Israel, la apertura del procedimiento se vincula a las órdenes de captura internacional contra los jefes de estado y oficiales de las FDI, que afectarán fuertemente la imagen de Israel para convertirlo en un estado leproso, aunque el intento palestino por ganar su oficialidad llegará a su término, la Autoridad Palestina colapsará y con ello, el sueño del estado.

Lo que debe atemorizar a Abu Mazen son los crecientes rumores en la Autoridad Palestina, acerca de la descomposición de la Autoridad, que sería de hecho, la conclusión merecida por la solicitud frente a los tribunales internacionales, dado que la Autoridad Palestina sirve a Israel y mejor para los palestinos volver a la situación de la ocupación, a fin de mantener la lucha armada. Él escuchó claramente los dichos en un debate que se llevara a cabo con la cúpula de Fatah, el jueves pasado en Ramallah. Ello significa, que después de la destrucción de Gaza, hay en el movimiento de Fatah, agoreros envidiosos de Hamas, por haber destruido a Gaza y pretenden destruir también Cisjordania.

La carta de la Fiscal Bensuda, genera la sospecha acerca de su conciencia sobre el honor de su responsabilidad. Ella puede de golpe, con la escritura de una carta, provocar una desgracia a los palestinos y paralizar a un estado en pleno, el Estado de Israel. Cabe preguntar si la Fiscal de la ONU no es otra versión del “investigador” de la Comisión de derechos humanos de la ONU, William Schabas. Este último ya señaló las conclusiones de la investigación y la Fiscal Bensuda ya se despejó el camino para enfrentar la publicación que el problema palestino le convoca.

Se abre con esto una pregunta de principios: si al final de cuentas, la ONU y el sistema legal internacional, no son los verdaderos culpables de la destrucción de Gaza y si no ponen ahora en riesgo el futuro del pueblo palestino en Cisjordania, amenazando con imponer a un estado en pleno –el Estado de Israel- ante enormes dificultades sin precedente. ¿Será con esa meta que fueron creadas esas instituciones desde su inicio?

En última instancia, Hamas creó su plan de guerra, empujando a Israel a dañar a sus civiles, a fin de proporcionar a al-Jazeera las imágenes necesarias, al servicio de la comisión del Consejo de Derechos Humanos de la ONU. De no ser por esa comisión, Hamas no podría cargar sobre la destrucción de Gaza y la muerte de sus ciudadanos. Si no fuera por la Corte Penal de La Haya, Ramallah no habría construido una estrategia entera, capaz de terminar con la destrucción de Cisjordania.

ATT.CIDIPAL

 
Comentarios

Me quedo con la ultima parte de este articulo, en el que se hace estado, que Hamas empujó a Israel a intervenir en Gaza, buscando fines claramente propangadistiscos que a efectos mediaticos revirtieran a su favor … ésa y no otra deberia ser la conclusion a la que es llamado a llegar, el comité de investigacion deplegado por la ONU …
Dudo mucho sin embargo, que se queden en esta mera constacion de los hechos, conociendo el celo que manifiesta siempre esta Organizacion, cuando de inculpar a Israel se trata …
La parcialidad que caracteriza sus tómas de decision, quedariá una vez mas en evidencia, si asi sucediera finalmente, algo en lo que no parecen reparar, ( o tal vez inquietar) aquellos que por consentimento o interes, se plegan a ellas sin aspamientos …

Creo que podemos calificar este desproposito como LA CONJURA DE LOS NECIOS!

El epíteto me parece de lo mas apropiado …

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.