Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
8 Av 5778 | viernes julio 20, 2018
donativo

La Guerra En Siria, Vista Del Lado Israelí

“Nos Preparamos Para Un Día Que Esperamos Nunca Llegue”


Esto fue escenario de guerra en el pasado hoy es sitio turístico Monte Bental frente a Siria.

Desde aquí, la base de la División del Bashan en la frontera norte de Israel, frente a territorio sirio, el paisaje pastoral no logra confundir. Basta con tener un oído medianamente agudo y buenos binoculares, para oír los estruendos de la artillería del otro lado y ver las humaredas que dejan los choques entre el ejército sirio y alguno de los diversos grupos rebeldes que lo desafían.

“Hoy parece estar más tranquilo, hay días en los que esto es constante”, comenta el Brigadier General Ofek Bukhris, Comandante de la división del Bashan en el ejército israelí, mientras explica a un pequeño grupo de periodistas cómo se ve la guerra de este lado de la frontera.

Nos encontramos en la base de la División 210 de las Fuerzas de Defensa de Israel, en el Monte Avital, uno de los más altos en el Golán, conquistado por Israel en el frente sirio en la guerra de los Seis Días en 1967. Antes de la misma, la ventaja topográfica que daba a Siria su control del Golan, era utilizada para cañonear los poblados civiles israelíes ubicados abajo, en el valle. Hoy, desde esta altura, Israel observa lo que ocurre dentro de Siria, con la esperanza de que la guerra no llegue en forma clara a su puerta.

Bukhris explica sobre los distintos puntos que vemos claramente frente a nosotros…y que casi parece que podemos tocar, aunque de hecho son parte de otro mundo.

Gral. Ofek Bukhris

Gral. Ofek Bukhris

Está la base logística central de la fuerza de las Naciones Unidas (UNDOF) en Zivani, del lado israelí , a la que fue evacuada la mayoría de los efectivos de los Cascos Azules, ante la recurrencia de ataques a sus posiciones por parte de los rebeldes islamistas en Siria; la cerca fronteriza entre ambos países; la vieja Kuneitra que quedó destruida en la guerra del 67 y donde hay hoy unos 100 rebeldes que usan el lugar para dormir y como punto de partida a operativo y más al norte, la nueva Kuneitra que lleva el nombre “Madinat al-Baath” y que es casi el único lugar a lo largo de la frontera, que está en manos del ejército sirio y no de los insurgentes.

El dato es relevante, si se tiene presente que hoy en día el 85% de la frontera entre Israel y Siria, está en manos de grupos rebeldes, de los cuales el poder dominante es Jabhat el-Nusra, una organización fundamentalista islámica de la Hermandad Musulmana. Suelen ser presentados como “moderados” o pragmáticos, al comparárseles con el Estado Islámico, porque también prestan servicios a la población y dado que su prioridad ahora es derribar al régimen de Assad, no empujan con urgencia hacia el Califato.

Pero en lo que a Israel respecta, aquí no ven diferencias entre los diferentes islamistas. Todos están contra el Estado judío y Jabhat el Nusra, no es por cierto la excepción.

“Ellos ya han dicho que cuando terminen con Siria, atacarán a Israel”, recuerda el alto oficial israelí, agregando que su esperanza “es que ese día nunca llegue” pero que “sería irresponsable de nuestra parte no estar preparados”.

“Esto es el Medio Oriente”, dice el Brig. Gral. Bukhris. “Esperamos lo mejor, pero preparándonos para lo peor. Y en esta División y en todo el Comando norte, trabajamos para esa eventualidad, aprendiendo lo que hacen del otro lado”.

Sea como sea, no es que por ahora solamente se aguarda. En la práctica, ya se ha desafiado a Israel con distintos tipos de ataques de morteros, cohetes y cargas explosivas, que son atribuidos a organizaciones “proxies” cercanas a Hizbala- aliada del régimen de Assad- ante las que fuentes militares estiman que Damasco no necesariamente sabe pero sí hace la vista gorda. Lo que sí ha llegado de las tropas de Assad, fue fuego perdido o desviado, cuando responden a ataques de los rebeldes.

Desde el 1º de marzo, ha habido 15 incidentes lanzados por los grupos que parecen hacer mandados a Hizbala. En uno de ellos resultaron heridos cuatro soldados. Algunos de los cohetes cayeron junto a poblados civiles.

Mientras tanto, la guerra en Siria, oficialmente, no es un asunto de Israel. Bukhris rehúsa inclusive responder explícitamente a una pregunta que le planteamos acerca de qué considera mejor para su país, el régimen de Assad o los rebeldes. “Ellos tienen qué decidir qué es mejor para la población de Siria. Nosotros no intervenimos al respecto”.

El mensaje del Brigadier General Ofek Bukhris es categórico: “Esperamos que el día en que decidan atacar a Israel, no llegue, y nosotros no haremos nada para que se acerque, pero en esta región, nunca se puede saber. Claro que no tienen ninguna chance de tomar el Golan de Israel, pero sí pueden molestar con guerrilla contra el ejército o atentados contra los civiles”.

El alto oficial no descarta en absoluto que se pueda vivir en paz. “Claro que es posible”, dice sin titubear al preguntársele al respecto. “Debemos estar preparados para lo que suceda, sea la amenaza del ejército sirio o de los rebeldes…pero si deciden vivir en paz con los judíos, aquí nos encontrarán más que dispuestos a ello”.

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.