Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
1 Nisan 5777 | Martes Marzo 28, 2017
donativo

Datos falsos Vs Verdaderos sobre el consumo de agua fresca de israelíes y palestinos


Algunos medios en español acusan a Israel de cortar el agua a los palestinos. Un medio titulaba el 27 de junio de 2016: Israel corta el agua a palestinos de Cisjordania en verano y en pleno Ramadán

Los tres subtítulos de dicha nota describían una imagen claramente maniquea de Israel:

Varios pueblos de la Cisjordania ocupada llevan más de dos semanas con constantes cortes de agua corriente promovidos por las autoridades israelíesLos cortes obedecen al incremento de la demanda en verano, favoreciendo a los colonos en detrimento de los palestinos y los beduinos

Israel pretende que los palestinos le compren sus excedentes de agua: “No es una cuestión de sequía extrema, sino de negocio”, dice un experto palestino

Israel no abusa en relación al agua
Con base en datos comprobables, demostraremos que notas como la descrita carecen de rigor periodístico, utilizan cifras erróneas y no citan fuentes confiables, lo que se traduce en una pobre labor periodística.

Mountain aquifer

Entre las cifras equivocadas que utiliza la nota en cuestión, se encuentran:

Eyad Yaqob, asesor estratégico de la Comisión Conjunta (israelo-palestina) de Gestión del Agua:

“Desde hace más de dos décadas la cantidad de agua disponible en Cisjordania ha sido de 150 millones de metros cúbicos al año, pero los israelíes han reducido esa cantidad un 40% y lo peor es que lo han hecho a comienzos del verano, en pleno Ramadán y con las olas de calor que estamos sufriendo”, añade este experto.

Sin embargo, resulta clave conocer lo que estipula el Acuerdo Interino sobre Agua (firmado por israelíes y palestinos en el marco de los Acuerdos de Oslo) sobre el consumo en Millones de Metros Cúbicos (MMC):

“De acuerdo con el convenio (artículo 40) palestinos tienen derecho a 196 MMC de agua auto-extraída por año, más de un 31 MMC adicional que Israel necesita para abastecer de forma activa a partir de su propia agua y con su propia infraestructura. En conjunto, el Acuerdo establece que los palestinos en Cisjordania tienen derecho a una disponibilidad de 227MMC del agua “, citado por BBC Watch el 15 de febrero de 2013.

“En realidad, los palestinos de Cisjordania tienen acceso a más de 248 MMC de agua fresca y natural. Esto es debido a que Israel suministra un extra de 21 MMC más allá de su obligación. (2010 figura). Además de esto, aproximadamente 17MMC de agua se extrae a través de pozos no autorizados de las cuencas del norte y occidental, en contra del Acuerdo Interino y a expensas de Israel (porque la corriente de agua fluye naturalmente hacia el lado israelí), citado por BBC Watch el 15 de febrero de 2013.

Así, la fuente Eyal Yaqob, asesor estratégico de la Comisión Conjunta (israelo-palestina) de Gestión del Agua afirma que Cisjordania está recibiendo 90MCC, después de la reducción del 40% respecto a los 150 MMC que recibía. VS 248 MMC de agua fresca natural que, sobre el terreno, reciben los palestinos de esa región, cifras obtenidas con base en estudios como los realizados por: International Organizations Branch. Civil Administration of Judea and Samaria, así como los estudios del profesor ¿de Hidrología de la Universidad Hebrea de Jerusalén,Haim Gvirtzman y de los reportes publicados, con base en esas fuentes por parte de BBC Watch.

La nota sesgada continúa citando datos erróneos:

De acuerdo a las estadísticas, la media de consumo israelí supone más de 180 metros cúbicos anuales por persona. En el caso de los palestinos esta cifra se queda en 73, por debajo de los estándares recomendados por la Organización Mundial de la Salud.

Los estudios del profesor de hidrología de la Universidad de Jerusalén, Haim Gvirtzman, demuestran que, en promedio, cada palestino consume 140 metros cúbicos de agua cada año, mientras que cada israelí consume 150 metros cúbicos. Es decir, consumen prácticamente la misma cantidad de agua. Los datos de Gvirtzman coinciden con los de las empresas de servicios de agua dentro de los propios territorios en disputa.

“En 1967, el consumo total de agua de Israel era de 508 metros cúbicos por persona por año (m3 / C / Y), mientras que la de los palestinos fue de 93 m3 / c / a. Pero en 2006 la brecha se había reducido de manera significativa a 170 m3 / c / y para los israelíes y 129 m3 / c / y para los palestinos. La disminución aguda per capita en el consumo de agua fresca natural ha tenido lugar en Israel debido tanto a la disminución natural de agua disponible y el aumento espectacular de la población. Al mismo tiempo, un aumento muy significativo en el consumo per cápita de agua fresca natural ha tenido lugar en las comunidades palestinas, a pesar del aumento de la población, debido al avance espectacular en los sistemas de abastecimiento de agua. Desde 2006, estas tendencias se han mantenido debido a la perforación de 15 nuevos pozos para consumo palestina que producen 15 MMC / Y. El consumo per cápita actual es de 150 m3 / c / y para los israelíes frente a 140 m3 / c / y para los palestinos”, citado por BBC Watch el 15 de febrero de 2013..

Así, “de acuerdo a las estadísticas” citadas por el medio sesgado, cada israelí consume 180 m3 de agua al año. Y cada palestino, 73 m3. Vs Estudios del profesor de Hidrología de la Universidad de Jerusalén, contrastados con los datos del Censo de 2010 y otras fuentes, que indican que cada israelí consume 150m3 de agua al año, y cada palestino, 140 m3 de agua al año.
¿Qué fuentes utilizan los “periodistas” de medios sesgados, para que la diferencia entre su versión y la de respetadas autoridades en materia de agua, se de casi el doble en cuanto a consumo de agua per cápita entre los palestinos?

Posteriormente, los autores de la nota sesgada explican que el tema del agua es una cuestión de negocio para Israel, con base en declaraciones de Abdel Rahman Tamimi, director general del Grupo Hidrológico Palestino.

“Es una fórmula más para obligarnos a comprar sus excedentes de agua desalinizada”, agrega Tamimi, cuando resulta que según los Acuerdos de Oslo los palestinos deberían tener acceso hasta el 20% del agua almacenada en los acuíferos subterráneos de Cisjordania. Sin embargo, en la actualidad apenas alcanzan el 14% de extracción del acuífero, lo que hace que Mekorot venda a la ANP unos 65 millones de metros cúbicos al año, en vez de los 31 millones anuales previstos a mediados de la década de los 90.

Con más de 52 MMC extraordinarios que Israel otorga a los palestinos cada año –es decir, más de un 20% del total de su consumo, con base en las cifras de Oslo- no es lógico que se denomine eso como un negocio para Israel. Pero además, Israel invierte muchos recursos propios en tratamiento de agua. La consultora Stratfor, asegura que Israel obtendrá 600 MMC provenientes de agua desalinizada en 2015lo que le permite a los ciudadanos israelíes consumir más agua sin disponer de los acuíferos o de otros recursos naturalesNo sólo eso, sino que Israel recicla la gran mayoría del agua que utiliza para regadío, lo que no ocurre entre los palestinos.

Más allá de lo anterior. Las principales fuentes naturales de agua dulce en Israel son el Acuífero Costero, el Occidental y el Mar de la Galilea, y todos se encuentran dentro de territorio israelí, incluso si se toma en cuenta el territorio israelí anterior a la Guerra de 1967 –iniciada por los árabes-, lo que refleja la total falsedad de que Israel consume agua a costa del consumo de los palestinos.

Para conocer más detalles, datos y estadísticas sobre el uso de agua en Israel y entre los palestinos:

National Geographic, Israel y el agua: Los hechos

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.