Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
1 Nisan 5777 | Martes Marzo 28, 2017
donativo

Incitadores árabes reciclan el libelo de sangre

Manfred Gerstenfeld entrevista a Raphael Israeli


Raphael Israeli

Traducido por El Medio

Raphael Israeli es profesor emérito de Historia del Islam, China y Oriente Medio en la Universidad Hebrea. Ha escrito más de cincuenta libros, entre ellos Blood Libel and Its Derivatives: The Scourge of Antisemitism y Poison: Modern Manifestations of a Blood Libel.

“En el mundo árabe se utilizan los clásicos del antisemitismo extremo como instrumentos políticos. Las calumnias provienen de muchos países; provienen incluso de académicos y aparecen en los principales medios de comunicación. Una de esas difamaciones es el libelo de sangre. Según la invención original, los judíos secuestran y asesinan a niños cristianos para hacer matzá (pan ácimo) para la Pascua. La primera vez que se empleó el libelo de sangre fue en 1144 en la localidad británica de Norwich. Desde entonces, se ha repetido en varias localidades europeas”.

“Además, los cristianos introdujeron el libelo de sangre en el mundo islámico. En 1840, el cónsul francés en Damasco y algunos monjes afirmaron falsamente que un sacerdote cristiano de la ciudad, el padre Tomás, había sido asesinado por judíos y que éstos habían utilizado su sangre. El libelo de sangre también fue promovido por los nazis. Su revista antisemita Der Sturmer publicó un número especial en 1934. En la portada aparecía una ilustración de un niño alemán tendido sobre una mesa y rodeado por judíos con largas barbas y tirabuzones. Estaban extrayendo la sangre del niño mediante unos largos tubos”.

“Algunas viñetas utilizaron el recurso del libelo de sangre. En 1990, el periódico de Bahréin Al Bayan mostraba a dos desagradables soldados sionistas torturando hasta la muerte a un niño (presumiblemente árabe). En la viñeta, la señora Shamir, esposa del entonces primer ministro israelí, Yitzhak Shamir, exclama: ‘¡Qué pena que estés desperdiciando la sangre del niño! La necesito para hacer matzos!'”.”El uso árabe del libelo de sangre se manifiesta en parte mediante el reciclaje del caso de Damasco. Por ejemplo, Mustafá Tlas, que fue ministro sirio de Defensa desde 1972 hasta 2004, dio credibilidad al libelo de sangre al escribir su tesis doctoral, como si fuese un hecho histórico en lugar de una fabricación antisemita”.

“También se difundieron nuevas variantes. En 1992, el periódico egipcio Al Itihad mostraba a un judío recogiendo la sangre derramada de los estadounidenses con una pajita. En 1994, el diario jordano Al Dustur mostraba a un feo judío regalando una botella de sangre de niño palestino a una dama (que personifica el fanatismo sionista), diciéndole que era un regalo por el Día de la Madre a ‘la madre más hermosa del mundo’. Ese mismo año, el periódico kuwaití Sawt al Quweit mostraba a un caníbal judío tras haberse comido los cuerpos de unos árabes, cuyos huesos han quedado sobre una mesa. Es importante señalar que incluso cuando los periódicos árabes son de propiedad privada están bajo el control del Gobierno, que censura sus contenidos”.

“En 2010, la televisión de Hamás emitió unos dibujos animados con el título Los colonos beben sangre palestina. En ellos aparecían varios niños palestinos en un charco de sangre, y un prototípico judío europeo se relame sus rojos labios después de haberlos matado. La televisión de Hamás también entrevistó al doctor Salah Sultán, fundador del American Center for Islamic Research. Resucitó el libelo de sangre de Damasco diciendo que el padre Tomás había sido asesinado junto a su cuidadora. Y que hicieron la matzos con su sangre”.

“Una investigadora saudí, la doctora Umayma al Yalahma, de la Universidad del Rey Faisal de Damam, inventó una nueva variante del clásico libelo de sangre centrándolo en la festividad de Purim en vez de en la Pascua. Afirmaba que, durante esta festividad, los judíos tienen que preparar pasteles especiales. Al Yalahma sostenía que la víctima debía ser un adolescente maduro, bien musulmán, bien cristiano. Después proseguía dando una serie de detalles respecto al método de matanza y la preparación de la sangre. Se publicó un reportaje sobre esta investigación en el diario gubernamental saudí Al Riyadh”.

“Uno de los periódicos árabes más prestigiosos, el egipcio Al Ahram al Iqtisadi, publicó un artículo de un investigador, el doctor Lufti Abdaladhim, titulado ‘Árabes y judíos: ¿Quién aniquila a quién?’. Incluía el siguiente párrafo: ‘La única diferencia entre los diferentes círculos judíos es si matan a sus víctimas árabes con anestesia o las atacan ferozmente y se beben directamente su sangre. En cuanto al objetivo, todos los judíos coinciden'”.

“Los árabes musulmanes no son los únicos que promueven el libelo de sangre. El famoso poeta libanés cristiano Marwán Chamún describe gráficamente el uso de la sangre del sacerdote cristiano de Damasco en 1840 para hacer matzá, como si lo hubiese presenciado él mismo. Chamún dice que, en lugar de chocolatinas, regala libros a las parejas recién casadas”.

“Todos los ejemplos citados se deben entender como parte del empeño del mundo árabe e islámico por crear una atmósfera donde los judíos no son considerados del todo humanos. Apartar la vista de este empeño sólo da alas a los elementos más extremistas de estas sociedades para prosperar sin que nadie los controle y aumentar su influencia política. Son pocas las voces de cordura en el mundo árabe. En ocasiones, también se ha hecho uso de la presión estadounidense. Sin embargo, nada de esto ha tenido un efecto duradero”.

https://es.gatestoneinstitute.org/10020/arabes-libelo-sangre

 
Comentarios

No solo es malo que lo digan sino que aún es peor que lo creen

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.