Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
28 Adar 5777 | Domingo Marzo 26, 2017
donativo

Europa puede


Director de Radio Sefarad

www.radiosefarad.com

Nuevamente las encuestas preelectorales han fallado. Lo que se pronosticaba como el inicio de un tsunami europeo de triunfos de los populismos de derecha, se ha saldado con una mejora pírrica en la representatividad en el Parlamento holandés del partido liderado por Geert Wilders. Si bien los resultados lo sitúan como segunda fuerza política en un país con una gran división partidista (y, por ende, una gran capacidad política de diálogo para forjar coaliciones), los números son inferiores incluso a los obtenidos en 2010.

La clave de este inesperado “in-sorpasso” es un cambio de actitud del primer ministro conservador, capaz de priorizar los valores de la democracia (aun cuando no “políticamente correctos”) y la ley, frente a las actitudes autoritarias y desafiantes de un gobierno extranjero, amenazante y vociferante. Un par de días antes, los emisarios del neo-sultán Erdogan ya se habían personado en Alemania e insultado a sus anfitriones. Poco después, otro país al que tampoco se le pueden achacar violaciones de los derechos humanos o civiles (Dinamarca) evitaba también la entrada de otro enviado oficial (nada menos que el primer ministro). Todos ellos venían a vender a los nacionales que se vieron obligados a emigrar las bondades de un referéndum para que el régimen que más gente ha purgado (no sólo de los círculos políticos y militares, también entre periodistas y maestros) en el último año se eternice en el poder.

El aspirante a recomponer el imperio que puso en marcha el primer genocidio moderno (el de más de millón y medio de armenios entre 1915 y 1923, cuya inexistente reprobación mundial animó a Hitler a llevar a cabo su macabro holocausto) se atrevió a insultar a quienes se resistieron a dicho atropello, comparándolos con nazis y fascistas. Tan sólo unos años atrás, en la era de la política de la corrección suicida, nadie se hubiera atrevido a llevarle la contraria. No olvidemos, por ejemplo, que fue el socio elegido por el ex presidente español Zapatero para crear el engendro de la Alianza de Civilizaciones (a la que, por cierto, España sigue aportando fondos y representante).

Holanda ha demostrado algo fundamental: que no estamos condenados a caer en los populismos, sean de derecha o izquierda. Tan sólo hay que saber oír el clamor por la firmeza ante quienes nos insultan, intentan utilizarnos, se aprovechan de los mecanismos legales para delinquir, y actúan escudados en el terror que provocan sus amenazas. Ojalá la firmeza del gobierno holandés, amparado siempre en la legalidad, sirva para demostrar también en otros países lo que todos sabemos: que Europa (y Occidente, en general) no es populista, pero que su paciencia para humillarse ante las mentiras y agresiones tiene un límite. Que, por ejemplo, ya estamos hartos de la ocultación de motivaciones religiosas en ataques terroristas (como los cotidianos atentados con cuchillos o por atropello atribuidos a “perturbados mentales”) por temor a ser acusados de islamófobos; o del chantaje de la “carta blanca” que el presidente turco pretende por custodiar a los inmigrantes en su territorio. A ver si la canciller alemana y especialmente el presidente francés sacan conclusiones y evitan las catástrofes que se auguran para sus próximos comicios. Tampoco es tan difícil, sólo hay que tener la valentía de enfrentarse a los propios fantasmas. Y Europa puede.

 
Comentarios

Mas significativo que los resultados obtenidos en Europa, por formaciones extremistas, es a mi juicio la tendencia a la radicalizacion que se observa en una parte creciente de la sociedad, dispuesta a elegírlas en sufrágio , que hace requerible una lectura adecuada, por parte de los partidos tradicionales, y acertadas tómas de decision al respecto …
Europa es llamada a “repensarse” so pena de diluirse en la nada, en lo tocante a su identidad, y a la defensa de unos valores democráticos, cívicos y se me apuran morales, que otorguen sentido a su razon de ser, y propósito a la que deberiá ser su linea de actuacion en la esféra internacional
para ello debera dotarse de una diplomacia con “cara y ojos” que hable de una solo voz, y se muestre dispuesta a mantener un discurso coherente en la defensa de unos principios y la salvaguardia de los intereses de la Union, sin tener que recurrir a la tutela de los EE UU o la ONU ., o aguardar para ello una conyuntura favorable ..
Constituir la mayor área geografica de libre mercado, no basta por si solo para dotar a la U.E de un estatus própio, ni para convertirla en un referente mundial digno de ser tenido en cuenta … será pues preciso repensar los “contenidos” antes de pretender revestirse de legitimidad y poder de influencia en la scena internacional …

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.