Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
30 Nisan 5777 | Miércoles Abril 26, 2017
donativo

Niños Enfermos Cruzan La Frontera Para Recibir Atención Medica.


 

Imagine esto: tiene un hijo con leucemia y vive en Gaza. Israel está justo al lado, y tiene cura para ello pero Gaza es “territorio enemigo “. Imaginen encontrar 3 permisos para entrar en Israel. Imagine que se tiene que quedar con su hijo más de 6 meses mientras recibe el tratamiento, lejos de amigos y familia y sin poder dejar el campus del hospital por “razones de seguridad“. Imagine que solo puede Vd. comunicarse con su doctor en hebreo o Ingles, de los cuales no habla ninguno. Imagine los costos enormes, miles de dólares para salvar a su hijo, pero su marido, el único sustento de la familia, gana justo $400 al mes como obrero de la construcción a tiempo parcial. No puede ni tomar un taxi hasta el Hospital. Y solo imagine que a nadie le importa nada de esto en estas circunstancias.Y ahora imagine, que en algún sitio, alguien, si se preocupa. Y entonces ha hecho algo al respecto.

A Palestinian mother with her child being treated at an Israeli hospital through Project Rozana.

Una madre palestina con su hijo siendo tratado en un hospital israelí a través del Proyecto Rozana. Foto: Lucy Lyon

Este alguien fue Ron Finkel, de Melbourne.

Finkel levantó el proyecto Rozana, una iniciativa de varias religiones que recogieron fondos para tratar con seriedad a los niños palestinos enfermos de los territorios y de Gaza  en Hospitales Israelíes.

He llegado con otros directores del Proyecto Rozana para ver el programa en acción.

La ruta para la recuperación consiste en voluntarios para ayudar y guiar a los padres palestinos y a sus hijos a través de los pasos necesarios en el Hospital.

Vivian Silver, que lleva a las familias a y desde el Hospital esta en primer lugar.

Israeli Road to Recovery volunteers help guide Palestinian parents and their children through the hospital process. ...

Camino de Israel a los voluntarios de recuperación de guiar a los padres palestinos y sus hijos a través del proceso hospital. Vivian de plata, que conduce a las familias y del hospital, se encuentra en la parte superior de color rojo.  Foto: Lucy Lyon

El campus del Hospital Hadassah en Ein Kerem  en el borde occidental de Jerusalem, está a punto de reventar con tal de cumplir con las necesidades del 2017 basadas en el plan del 2007. También en Haddassah y muchos otros Hospitales de Israel, niños de Gaza y Cisjordania son tratados con el mejor trato posible.

Mientras tanto, por los departamentos pediátricos, vi montones de gente por todas partes, niños, padres, médicos, enfermeras, cuidadores y traductores.

Pañuelos en la cabeza y  vestidos sueltos sentados al lado de judíos ultra ortodoxos con sus atavíos sombríos.

The writer, Project Rozana board member Gareth Andrews, at the Gaza border.

El escritor, miembro de la junta del proyecto Rozana Gareth Andrews, en la frontera de Gaza.  Foto: Michael Krape

El tratamiento no puede ser una solución  inmediata, y durante este tiempo, los ciudadanos judíos y los palestinos de los territorios y de Gaza están mezclados por primera vez.

Los padres comparten sus preocupaciones con otros padres, todos quieren que sus hijos mejoren.

El Profesor Michael Weintraub, Director del Departamento de Paediatric Haemato-Oncology en Hadassah, ve todo esto.

“Vuelvo a casa cada día después de ver constantes problemas y el resultado de las presiones, pero me siento bien por haberlo hecho

Weintraub es un importante defensor de la capacidad de la medicina en proveer un mejor entendimiento entre israelíes y palestinos. Un hombre bueno. Y a pesar de las vallas físicas y psicológicas, esto ocurre.

Un chico de Gaza con el profesor Michael Weintraub en el Hospital Hadassah, Jerusalén. Foto: Lucy Lyon

Las paredes entre los territorios ocupados e Israel son tanto físicas como psicológicas. Sin embargo, con la mejor buena voluntad, sucede. Fuimos al control de Erez, el cruce entre el norte de la Franja de Gaza e Israel.

Los niños palestinos y sus cuidadores – madres, abuelas y, ocasionalmente, de padres – emergen del control de las fronteras de Israel después ya de soportar un viaje a través de Gaza y, a continuación, pasar por el control fronterizo de Hamas y luego el control de la Autoridad Palestina, antes de pasar a través de Israel

Y entonces algo maravilloso ocurre: se encuentran con los voluntarios de la ruta hacia la recuperación.

Se estableció hace 10 años a través de un hombre notable, Yuval Roth. En 1993, su hermano Udi fue asesinado por terroristas de Hamas..Y se encontró con un palestino que había perdido a su hermano. Yuval entendió que ambos eran seres humanos, a pesar que su propio hermano era una víctima de un acto terrorista de Hamas. ”Los terroristas no han sido capaces de matar mi corazón  ni mi alma.”

Cada mañana se une a un grupo de israelíes voluntarios en uno de los tres controles a Cisjordania y a Gaza. Estos increíbles seres, unos 1000, utilizan sus propios autos para hacer cada día 100 viajes a los hospitales para proveer cuidados pediátricos.

Fue en Erez que nos encontramos con algunos de estos voluntarios. Era temprano y ya había estado en la carretera durante algún tiempo para llegar al puesto de control. Tenían pocos detalles y tuvo que esperar pacientemente hasta que avistaron una “posibilidad” -tal vez un niño de seis años de edad, con su abuela. El nombre se comprobó. Habían conectado.

Vivian Silver fue una de esas voluntarias. ¿Por qué lo hace? “Mientras hagas algo bueno, no importa cuán pequeño pueda ser tu acción”, dijo

De vuelta en los hospitales oímos más. Trabajadores de la salud en todos los niveles se separan del conflicto que gobierna las ondas en esta región. Ellos simplemente siguen adelante en sus puestos de trabajo. Ellos están más interesados ​​en la práctica de sus habilidades y proporcionar esperanza.

Sí, la ejecución de estos programas cuesta dinero. La financiación importante proviene de la Autoridad Palestina, a pesar que nunca es completamente predecible. Pero en los propios hospitales, nadie que necesite urgentemente de ayuda será rechazado.

Proyecto Rozana es una parte importante de la cadena de dinero. Llenan en donde ven lagunas como poner gasolina en los coches de algunos de los voluntarios, asegurando las conexiones importantes que se producen entre las autoridades de salud en ambos lados entre el este de Jerusalem e Israel

Más allá de hacer contribuciones financieras directas a esta maravillosa historia, Rozana está alcanzando otras áreas de apoyo. Se necesitan más traductores en los hospitales para asegurarse que las decisiones correctas se están realizando y se entienden.

Cirujanos palestinos y otro personal médico están siendo entrenados en hospitales israelíes para que puedan llevar este conocimiento nuevo de vuelta a su propia gente. No sólo eso, se desarrollan relaciones profesionales para el futuro. Los médicos de los territorios están recibiendo ahora una segunda opinión sobre los problemas de salud a través de WhatsApp de sus homólogos israelíes. Parte de esta financiación proviene de Rozana.

Rozana en su núcleo tiene que ver con la potenciación. “No estamos fuera para hacer un punto. Sólo estamos tratando con personas y los resultados que entregan.

Fuimos a Cisjordania a ver si estos programas funcionan realmente. Ramallah es el corazón de la Autoridad Palestina y se encuentra a sólo 10 kilómetros de Jerusalén. Pero podría ser un mundo de distancia.

Se había dispuesto que nos encontráramos con tres familias que se habían beneficiado del tratamiento médico. Un intérprete había sido arreglado, pero apenas fue necesario. Los niños estaban felices y sanos, y su padre o los padres se sintieron aliviados y agradecidos

Sus viajes a Israel habían comenzado con miedo y  aprensión – miedo al  futuro bienestar y la aprensión de sus hijos en cuanto a cómo los israelíes los tratarían.

Pero el amor por sus hijos se sobrepuso a su miedo y la recuperación de sus hijos significaba que sus enemigos se convirtieron en sus ayudantes, si no absolutamente sus amigos. Eran efusivos cuando hablaban sobre el camino hacia la recuperación de los voluntarios. Se habían vuelto a sus comunidades para contar historias diferentes que las que se les había enseñado acerca de los israelíes.

Habían pasado suficiente tiempo en las salas para descubrir que hablaban un lenguaje común – el lenguaje de la crianza de los hijos, la lengua de la familia, el lenguaje del amor y la vida

*Gareth Andrews is the founder of Life Again an organisation that helps men struggling with challenge and change.

http://www.smh.com.au/world/sick-kids-cross-israel-border-20170322-gv3pff.html

Cortesia de Vera Hachuel de TEU

 
Comentarios

Porqué demonios esto no se publica en los diarios de todo el.mundo?

Las razones de que no se publicite, y ni tan siquiera se recoja en los médios internacionales, obedece al hecho, segun el cual de hacerlo, éstos se verian en la obligacion de revisar su tendenciosa linea editorial en contra de Israel, lo que por un lado dejariá en entredicho la veracidad de la “informacion” publicada hasta entonces, en la que Israel es invariablemente responsabilizado de todos los males; y por el otro, pondriá de manifiesto una evidente ausencia de rigor profesional y honestidad deontológica … a lo que los tales no parecen obviamente dispuestos a acceder …

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.