Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
1 Heshvan 5778 | sábado octubre 21, 2017
donativo

Les presentamos al médico musulmán que respondió primero al ataque terrorista en Jerusalén


 

JERUSALÉN – Cuando Nedal Sader oyó, por primera vez, el crujido provocado por un arma de fuego automático, este viernes por la mañana, no podía creer que proviniera del Monte del Templo.

Como musulmán, consideraba el complejo ubicado justo fuera de su apartamento como un lugar sagrado y pacífico. Rezaba allí casi todas las semanas. Pero, como un experimentado testigo de la violencia pasada, él sabía qué los tiros parecían resonar desde las piedras de la ciudad vieja. Terminó de vestirse, se puso la chaqueta de médico y corrió a la escena del hecho.

Sader, un enfermero de 37 años y padre de cinco hijos, fue el primer profesional médico en llegar al Monte del Templo tras el ataque en el que dos policías drusos israelíes fueron asesinados a tiros. Los tres pistoleros árabes-israelíes fueron abatidos por la policía en la escena del crimen.

En medio de la carnicería desarrollada en el complejo religioso y político, Sader dijo que simplemente trató de salvar a quienquiera que pudiese. “No importa quién sea la persona”, dijo Sader, un voluntario musulmán del servicio de ambulancias de Hatzalah Unidos. “Quien necesite ayuda, obtiene ayuda primero”, agregó.

Sader se unió al servicio de rescate en el 2012, poco después que su padre muriera de un ataque al corazón mientras esperaba una ambulancia. Dijo que esperaba mejorar la atención médica de emergencia en el barrio árabe de la Ciudad Vieja, que al igual que en otros barrios árabes en el este de Jerusalén ha sufrido durante mucho tiempo la falta de servicios. Es ilegal que los médicos judíos entren en aldeas o barrios árabes sin una escolta policial debido a las preocupaciones de seguridad. “Tenía que hacer algo”, dijo. “No quería que le ocurriera lo mismo a nadie en mi vecindario o en Israel”.

United Hatzalah tiene alrededor de 300 voluntarios musulmanes, drusos y cristianos, paramédicos y médicos, que representan a alrededor del 10 por ciento del total de los profesionales, según el portavoz Raphael Poch. El portavoz dijo que la organización comenzó a reclutar musulmanes hace una década para servir a sus vecindarios hace. “Formamos la organización para responder en todas las comunidades de Israel”, dijo Poch. “Porque somos comunitarios, eso significa involucrar a voluntarios musulmanes”.

Sader afirmó que en los últimos cinco años, ha respondido a siete grandes ataques palestinos en la Ciudad Vieja, a menudo en un “ambucycle” (foto de él sobre ella) proporcionada por United Hatzalah. Al responder a las llamadas, Sader dijo que se deja puesto su casco y, a veces, sus gafas de sol para evitar ser identificado como árabe. También trata de no hablar mucho.

“No quiero lidiar con ser identificado. Algunos árabes podrían enfadarse. Algunos judíos podrían enfadarse “, dijo. “Me enfoco en ayudar a la gente. Eso es lo importante”.

Después del ataque del viernes, los oficiales de policía en el Monte del Templo vieron a Sader venir y le instaron a tratar a sus compañeros caídos. Pero tuvo que esperar un momento hasta que los atacantes – más tarde identificados como un trío de árabes del norte de Israel – fuesen abatidos.

La primera víctima que encontró Sader fue uno de los oficiales muertos, a quien rápidamente determinó que estaba más allá de toda ayuda. Moviéndose hacia el sur, pasó por los cuerpos de dos de los atacantes y vio al tercero en tierra, rodeado por la policía. Los oficiales lo dirigieron al segundo oficial caído y, al no encontrarle pulso, comenzó con el tratamiento de RCP.

Poco después, uno de los pistoleros saltó y atacó a los agentes que lo rodeaban con un cuchillo – ese momento fue capturado en video. La balacera resultante por los disparos de la policía, que mató al atacante, zumbó alrededor de Sader mientras aplicaba compresiones con la ayuda de otro oficial. Este tratamiento de urgencia continuó durante unos 15 minutos, hasta que llegó una ambulancia. Lamentablemente, el oficial nunca pudo ser revivido.

Cuando se trata de las tensiones en el Monte del Templo, Sader dijo que los árabes y los judíos son los culpables. El antiguo sitio del antiguo templo judío es el más sagrado para el judaísmo. Mientras tanto, existen allí dos lugares de oración árabes, la Cúpula de la Roca y la mezquita de Al-Aqsa, por lo que lo convierten en uno de los lugares más importantes del Islam.

Desde que Israel capturó el Monte del Templo de Jordania en la Guerra de los Seis Días de 1967, el sitio se ha convertido en un punto de inflamación en el conflicto israelí-palestino. Algunos judíos, en su mayoría de la comunidad religiosa ortodoxa nacional, nunca aceptaron la decisión de Israel de mantener el monte como un lugar de oración exclusivamente musulmán después de la guerra. Aunque Israel insiste en que no tiene planes de cambiar el statu quo, las sospechas de los palestinos ayudaron a alimentar la primera y la segunda Intifada, o levantamientos, y la ola de apuñalamientos y ataques con coches que comenzaron en octubre de 2015.

Sader, que como la mayoría de los residentes palestinos de Jerusalén oriental ha optado por no aceptar la ciudadanía israelí, dijo que la violencia es inaceptable en un lugar tan religioso. Pero, como es común en el mundo árabe, negó las reivindicaciones históricas o religiosas de los judíos sobre el monte y dijo que se oponía a permitir la oración judía y las nuevas medidas de seguridad introducidas desde el ataque (detector de metales).

Él parece estar dispuesto a concederles el Muro Occidental (Muro de los Lamentos) a los judíos.  “Respeto el Kotel y otros lugares sagrados, y creo que la gente debe respetar nuestro lugar santo”, dijo, usando el término hebreo para el Muro de los Lamentos.

El viernes por la noche, Sader se dirigió a su trabajo remunerado. Trabajó un turno de 24 horas en la clínica médica de Terem en el asentamiento de Beitar Illit en Cisjordania. Él dijo que respeta a los judíos religiosos y sus costumbres, y no fuma abiertamente o hablar con su teléfono celular durante sus turnos en Shabat, cuando los judíos ortodoxos evitan tales actividades.

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.