Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
3 Kislev 5778 | martes noviembre 21, 2017
donativo

Periodistas árabes condenan ataque en Al-Aqsa: Los palestinos deben abandonar el camino de la violencia


Luego del atentado el 14 de julio, 2017 en la Mezquita Al-Aqsa, varios artículos en los medios de comunicación árabes salieron a relucir contra del ataque, pidiendo a los palestinos abandonar el camino de la violencia y el fanatismo religioso y cambiarlo invirtiendo en las áreas de educación, ciencia y tecnología. Esto, “con el propósito de producir una generación ilustrada que no esté atrapada dentro de las garras de la locura religiosa” que hasta ahora ha llevado al umma islámico a nada más que perdición. El periodista iraquí ‘Omar Al-Khatib exhortó a los palestinos a poner fin a la violencia que les ha costado innumerables bajas innecesarias, unirse en torno a la OLP y adherirse a medidas pacíficas que les traerán lo que no han podido lograr con las armas. El periodista saudita Mujahid ‘Abd Al-Muta’ali sostuvo que “la solidaridad con los campos de refugiados en la diáspora tiene prioridad sobre la solidaridad con Al-Aqsa”, ya que los hombres son más importantes que las piedras y, al igual que Al-Khatib, sugirió que invertir en educar a la generación joven acercará a los palestinos a su objetivo. El abogado árabe israelí Jawad Boulos advirtió contra la creciente voluntad de los jóvenes árabes israelíes de morir y asesinar en nombre de la religión y sus símbolos sagrados, primero y ante todo la Mezquita Al-Aqsa y pidió a los líderes de los árabes israelíes no asentarse en culpar a la ocupación como la razón de los ataques, sino combatir los elementos que influyen sobre los jóvenes y los llevan en esa dirección, entre estos los “venenosos, fanáticos y ya famosos sermones”.

Lo siguiente son extractos de los tres artículos:

Periodista iraquí: Cuando el Profeta Mahoma estaba en una situación similar a la de los palestinos hoy, este pidió moderación

Escribiendo en el portal liberal árabe Elaph,[1] Omar Al-Khatib, quien nació en Bagdad y emigró hacia Europa occidental donde da conferencias sobre el Medio Oriente, exhortó a los palestinos a comportarse con moderación, abandonar la violencia y el fanatismo religioso e invertir en educación para así producir una generación iluminada que ame la vida. De esta manera, argumentó, los países del mundo estarán persuadidos a apoyarles en la búsqueda de sus metas.

‘Omar Al-Khatib (imagen: twitter.com/omar_k_khatib)

Al-Khatib escribió: “Hace varios días, estalló una crisis y violencia en el suelo sagrado del complejo Al-Aqsa… Si los islamistas y yihadistas, tal como ellos mismos se autodenominan, piensan que el umma árabe todavía tiene la mentalidad de los años 60 y 70, se engañan a sí mismos. Hoy somos más inteligentes y entendemos mejor la situación, habiendo adquirido el conocimiento, siendo este la base de cualquier victoria. Además, los medios de comunicación y los portales en Internet dificultan que los israelíes o los palestinos oculten todos los detalles de los acontecimientos…

“Primero existe la pregunta… quién permitió que tres individuos armados entraran en la Mezquita Al-Aqsa y desde cuándo las mezquitas y lugares sagrados sirven como plazas para realizar asesinatos? Los únicos que llevan a cabo tales actos son los Jawarij[2] los terroristas, independientemente de su religión, ya que cada religión tiene sus Jawarij y sus terroristas. El segundo factor importante es la postura de los jurisprudentes y de los que toman las decisiones. Hoy día aquellos que ‘utilizan los turbantes’ [es decir, los estudiosos religiosos] no son los únicos que toman decisiones, porque cualquier persona educada que haya adquirido conocimientos en algún campo puede expresar su opinión sobre diversos temas, incluyendo los religiosos. Escuche esto una vez del Muftí saudita y Al-Azhar piensa lo mismo sobre este contexto.

“Los educados dentro del umma opinan sobre este tema y nuestra opinión tiene peso, porque hemos estudiado y meditado el Corán y el Sunna y los [comentarios] sobre estos y también hemos estudiado y considerado las biografías, libros de historia y por último, pero aun así no menos importante, los libros modernos de ciencia política, economía e ingeniería… Así es como muchos de nuestros antepasados​​… se convirtieron en la [elite] educada del estado ‘abasí en la era de Haroun Al Rashid[3] – un líder singular que llevó a Bagdad a un nivel de progreso científico y militar incomparable que cualquier otra capital, ya sea en la historia o en el mundo moderno, por lo que la capital Bagdad de ese período fue como Washington hoy día.

“Puede decirse que los palestinos se encuentran en una situación similar a la del Profeta Mahoma en las primeras etapas de su misión, es decir, en el período de Meca, durante el cual, a pesar de todo el daño hecho al Profeta y a sus compañeros, este pidió solo una cosa: moderación. Pero lo que sucede es que hoy día, si uno llama a la moderación, los lunáticos se abalanzan sobre uno desde todas direcciones y lo acusan de cobardía y sumisión. Pero el ser acusado de sumisión me parece mil veces más honorable que convertir al umma en perdición, tal como hizo Saddam Hussein con Irak y [Mu’ammar] Qadhafi en Libia y como el régimen iraní lo está haciendo ahora con su pueblo…

“Aquí llegamos al punto donde abiertamente le preguntamos a los palestinos: ¿Qué es lo que quieren, qué objetivo buscan y cuáles son sus objetivos alcanzables? ¿Cuánto sacrificio está preparado el pueblo palestino para hacer? Y si logra realizar estos sacrificios, ¿alcanzará [realmente] sus metas, o es esto un acto de suicidio colectivo totalmente injustificado? Los palestinos deben responder a todas estas preguntas, para que no se vean a sí mismos un día totalmente desprovistos de su libre albedrio y en manos de una ocupación aún más despreciable que la israelí, como la ocupación de la Franja de Gaza por parte de Hamas. El sufrimiento del pueblo [palestino] no le importa a Hamas y a sus partidarios, porque todo lo que le interesa a la Hermandad Musulmana es llegar al poder y luego no le interesa lo que le suceda al pueblo. Eso es lo que le sucedió a los iraníes cuando los islamistas obtuvieron el poder y convirtieron sus vidas en un infierno insufrible.

“Por último, exhorto al pueblo palestino a unirse al liderazgo de la OLP y trate de actuar para que [esta organización] y sus demandas se vuelvan razonables tanto desde la perspectiva de Israel como la del pueblo palestino. La OLP debe transformarse de una organización militante en un frente político sabio que puede invertir en [desarrollar] las ciencias y la cultura del pueblo palestino, a fin de educar a una generación que no se encuentre dominada por la locura religiosa y hostil hacia todo y todos en el planeta, una generación que ame la vida y sepa cómo vivir en honor y con creencias moderadas. Entonces [los palestinos] descubrirán que todo el mundo los apoya para que logren alcanzar sus demandas legítimas. Nosotros también estaremos de parte de un pueblo así y lo apoyaremos – pero nunca apoyaremos a aquellos que no obedecen la voz de la sabiduría y de la razón, que recurren a la violencia y asesinan a mujeres, niños y ancianos, independientemente de su fe o nacionalidad. Esto, primero y principal porque la religión lo prohíbe y también porque los tiempos han cambiado. La era de la barbarie ha terminado y el tiempo de la compasión y los derechos humanos ha llegado. Por lo tanto, ustedes palestinos deben utilizar medios pacíficos, lo cual les permitirá alcanzar lo que las armas no pueden”.

Periodista saudita: El camino a Jerusalén no es a través del yihad y la militarización de los chicos palestinos

El periodista saudita Mujahid ‘Abd Al-Muta’ali también exhortó a los palestinos a poner su confianza en la educación de sus hijos como medio para apoyar su lucha en alcanzar sus metas.

Mujahid Abd Al-Muta’a li (Imagen: alwatan.com.sa, 31 de julio, 2017)

Mujahid ‘Abd Al-Muta’ali escribió:[4] “En lo que a mí respecta, la solidaridad con los campos de refugiados en la diáspora tiene precedencia en la solidaridad con Al-Aqsa, ya que para mí una persona es más importante que una piedra. Así es como yo observo el mundo y esta es la manera de recuperar Al-Aqsa: el pueblo [liberara] a Al-Aqsa y no al contrario…

“El pueblo sano está cansado de explicarle a la gente sencilla de que el camino para [recobrar] Jerusalén no pasa por el yihad [contra] los soviéticos en Kabul, ni por la invasión a Kuwait, la destrucción de Bagdad, la conquista de Beirut con armas partidistas, el alzamiento contra Damasco por medio de los coyotes del EIIS, el engaño de Qatar, la falsa sabiduría de Estambul o la autoflagelación iraní (chiita) con espadas y cadenas hasta que corra la sangre[5].

“El camino a Jerusalén comienza con sacudir el polvo de los pies de los chicos [palestinos] en los campos de refugiados de la diáspora, para que reciban mejor educación y luego se establezcan en delegaciones de estudios en las mejores universidades del mundo. Luego, permitan que estos pioneros del conocimiento luchen por sí mismos por la causa [palestina] y ustedes verán la diferencia entre iluminar a estos chicos y militarizarlos”.

Abogado árabe israelí: Debemos contrarrestar la creciente voluntad de los jóvenes árabes israelíes de perpetrar ataques terroristas dentro de Israel

El abogado Jawad Boulos, asesor jurídico del Club de Presidiarios Palestinos, escribió que si bien es conveniente que los líderes árabes israelíes presenten los ataques (los cuales fueron perpetrados por árabes israelíes) como el resultado de la ocupación, la pobreza y el desempleo, estos no son ciertamente las únicas razones y los líderes árabes israelíes deben combatir este fenómeno para asegurar de esta manera la paz dentro de su propia sociedad y proteger así las vidas de sus jóvenes.

Jawad Boulos (Imagen: elhmra.com, 1 de julio, 2017)

Este escribió: “Todo el que tomó una postura sobre este evento [el ataque terrorista en Al-Aqsa] lo conectó directamente al crimen de la ocupación israelí, [afirmando que] esto es lo que motivó a estos jóvenes a hacer lo que hicieron. Aceptar esto como la única [explicación] es altamente preocupante y la vinculación automática y demagógica [del ataque a la ocupación] – aunque sea esencial o parcialmente válido – refleja un enfoque algo insatisfactorio y superficial. Demuestra que el liderazgo escogió la opción más conveniente, evitando esencialmente un recuento honesto con el fenómeno que su postura y responsabilidad natural les obliga a emprender por el bien de las vidas de su pueblo, en particular los sectores más débiles dentro de este.

 

“La ocupación es sin lugar a dudas la fuente del mal y el mayor crimen de todos, es decir, un axioma. No existen dudas de que las acciones y crímenes acumulativos por parte de la ocupación alimentan los sentimientos de oposición, opresión e impulsividad en los corazones de todos los que son testigos de estos [crímenes] o son víctimas de ellos, pero no tengo ninguna duda de que estos actos de agitación por parte de la ocupación por sí solos no son suficientes para llevar a que individuos lleguen al punto de querer morir o asesinar, tal como en el caso de los tres Muhammad.[6]

“Es natural y sólo humano que cualquiera que presencie la opresión de los ocupantes y sus sirvientes se llene de rabia y se prepare para actuar contra el ocupante y su opresión. Pero tampoco es ni natural ni obvio que tal persona, amargada hasta más no poder, deba llegar a un estado emocional donde esté listo para tomar acciones y suicidarse asesinando también a otros. Además de lo que causan la ocupación y sus soldados, existen [seguramente] factores sociales internos también y son estos los que finalmente llevan a estos jóvenes a perpetrar sus ‘operaciones’.

“El liderazgo debería investigar precisamente este punto y tratar de examinar su esencia junto al desmantelar su infraestructura, en un esfuerzo por combatir este fenómeno que está comenzando a propagarse rápidamente a través de nuestras sociedades. Dudo que les resulte difícil exponer los factores que están influyendo sobre estos individuos… en especial porque estos dirigentes ya han mencionado algunas de estas influencias, entre ellas la pobreza, el desempleo, la ignorancia y la difusión repetida de sermones fanáticos, pidiendo principalmente venganza en nombre de la religión y por sus símbolos sagrados, primero y ante todo por la Mezquita Al-Aqsa, por ejemplo.

“Debemos reconocer que el número de jóvenes preparados para morir como mártires es muy grande y los líderes deben combatir este fenómeno por el bien de la paz dentro de nuestra sociedad y para proteger la vida de los jóvenes, quienes caen víctimas de la ocupación, pero no caen en ella solos”.[7]

 

[1] Elaph.com, 30 de julio, 2017.

[2] Jawarij/jarijitas (literalmente, “aquellos que se expresan externamente”) – una secta islámica temprana que abogó por la excomulgación a musulmanes incluso por pecados menores y fue proclamada hereje por el Sunna principal. Hoy, el término es utilizado para señalar a los grupos musulmanes como extremistas y es aplicado a menudo al EIIS y a otros grupos salafistas-yihadistas por sus críticos en el mundo musulmán.

[3] El quinto califa ‘abasí, cuyo reinado (786-809) es considerado como una época de florecimiento cultural, científico y religioso, conocida como la edad de oro abasí.

[4] Alwatan.com, 31 de julio, 2017.

[5] La referencia es a la costumbre de autoflagelación en los Doce del Chiismo.

[6] Los tres autores del ataque a Al-Aqsa todos se llamaban Muhammad.

[7] Al-Quds (Jerusalén), 29 de julio, 2017. Cabe señalar que este artículo también fue publicado en otros documentos y en otros portales tales como el diario Al-Quds Al-Arabi en Londres y los portales israelíes Haifa.net.co.il, 27 de julio, 2017 y Akkenet.net, 28 de julio, 2017.

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.