Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
4 Tammuz 5778 | domingo junio 17, 2018
donativo

Aviones de Combate F-35: ¿Qué le aportan a las Fuerzas de Defensa de Israel?


RESUMEN: El avión cazabombardero F-35 del programa Joint Strike Fighter (JSF) está a punto de ser operable dentro de la Fuerza Aérea de Israel. Una máquina que recopila información de inteligencia fuera de serie y única en el mundo, el F-35 puede evadir los diversos sistemas de radar enemigos desplegados en las áreas al norte. Este jugará un papel clave en la búsqueda por parte de Israel en evitar que Irán y sus estados agentes instalen una infraestructura militar amenazante en Siria y también ayudará a Israel a protegerse contra la fortaleza fuertemente armada de Hezbollah en el Líbano. La nueva plataforma también impulsará las capacidades de largo alcance de Israel.

El avión de combate F-35 del programa Joint Strike Fighter (JSF) está listo para convertirse en una herramienta clave para ayudar a Israel a evitar que Irán y sus estados agentes instalen una infraestructura militar amenazante en Siria.

El avión fabricado por Lockheed Martin, el cual será totalmente operativo en diciembre de este año, trae consigo una serie de nuevas capacidades que idealmente satisfacen los requisitos de Israel en términos de monitoreo y cuando sea necesario, atacar objetivos militares del eje Irán-Hezbollah-Siria en Siria y el Líbano. El avión es altamente adecuado para la misión de atacar selectivamente el continuo programa de tráfico de armas Irán-Hezbollah.

El F-35 es una máquina fuera de serie que reúne información de inteligencia. Es capaz de implementar una gama de sensores para recopilar información detallada sobre eventos en el terreno. Puede fusionar automáticamente gran cantidad de sondeos de inteligencia nunca antes conocidas, compartirla luego con otras aeronaves y con las estaciones de control terrestre de la Fuerza Aérea de Israel (FAI).

Esta información de inteligencia puede luego ser enviada a la Dirección de Inteligencia Militar de Israel para su posterior análisis y para la creación de un gran banco de datos sobre objetivos a ser atacados.

Esto le proveerá a Israel una imagen significativamente mejorada de las actividades de Irán, Hezbollah y el régimen de Assad en toda la zona norte. También le dará a Israel una posición de partida sólida en caso de una escalada de la situación de seguridad, ya que dichos objetivos pudieran ser atacados en el futuro.

A mediados de octubre, una batería de misiles tierra-aire SA-5 del régimen de Assad detectó y disparó contra aviones israelíes, que presuntamente se encontraban en una misión de inteligencia en el Líbano. Ese incidente es una indicación de una creciente determinación por parte del eje Irán-Assad-Hezbollah en hostigar las operaciones de inteligencia de Israel.

Pero el F-35, con su capacidad cautelosa, debería ser capaz de evadir el ser detectado por el radar del enemigo, haciendo que esas misiones cruciales sean mucho más fluidas.

Los F-35 israelíes podrán  ser enviados para reunir información en el espacio aéreo disputado repleto de sistemas de radares hostiles y evitar así ser detectados.

Los oficiales de la FAI dicen que también trabajan para que el F-35 se comunique de manera efectiva con los F-16 y F-15 de cuarta generación más antiguos. En situaciones de combate, los F-35 pueden encabezar operaciones, moverse primero a zonas de batalla disputadas, atacar objetivos enemigos antes de ser detectados y enviar datos valiosos a las aeronaves de cuarta generación.

Tales capacidades serán críticas en el futuro, ya que tanto Siria como el Líbano han llenado sus almacenes con una variedad de sistemas de misiles tierra-aire. Varios tipos diferentes de baterías de misiles están en posesión de Hezbollah y del régimen de Assad.

En los últimos años, Rusia también ha colocado sus baterías avanzadas S-300 y S-400 en Siria.

El valor del F-35 en este entorno cada vez más complejo y desafiante es claro. Este se vuelve aún más marcado cuando se examina la necesidad de Israel de mejorar sus capacidades de ataque de largo alcance en caso de un conflicto con Irán. El F-35 tiene capacidades únicas de largo alcance.

Para el 2024, Israel tendrá dos escuadrones completos de aviones F-35 A, un total de 50 aviones. Los últimos 17 de estos aviones de combate fueron comprados por Israel en agosto de este año.

El Departamento de Planificación y Organización dentro de la FAI se encuentra en medio de intensas preparaciones destinadas a integrar el F-35 a las operaciones cotidianas.

La FAI espera que la nueva aeronave afecte la forma en que opere el resto de la fuerza aérea y que aumente las capacidades israelíes en todas las áreas. Las fuerzas terrestres de las IDF también pudieran experimentar sus beneficios. La data del F-35 pudiera ser transmitida rápidamente a las unidades en tierra, mejorando su letalidad y sensibilización del espacio en batallas.

Por ahora, la FAI continúa reuniendo gran cantidad de información de inteligencia y participa en acciones de bajo perfil contra el eje chiita radical al norte, pero también se planifica en caso se presente la posibilidad de un conflicto abierto. Si ese conflicto se desarrolla, la FAI desatará su poderío en oleadas de fuego nunca antes vistas en la historia militar de la región. La presencia única del F-35 sobre su entorno de combate le permitirá asumir un papel de liderazgo en tales operaciones.

 

***Yaakov Lappin es investigador asociado en el Centro de Estudios Estratégicos Begin-Sadat. Se especializa en la institución de defensa de Israel, los temas militares y el entorno estratégico del Medio Oriente.

Traducido por Hatzad Hasheni

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.