Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
8 Kislev 5779 | viernes noviembre 16, 2018
donativo

Diario del gobierno egipcio: El anuncio de Trump sobre Jerusalén es otra fase en la implementación de ‘Los Protocolos de los Sabios de Sión’


El artículo en el diario egipcio; La imagen muestra al Presidente Trump junto a la portada de Los Protocolos de los Sabios de Sión (Al-Yawm Al-Sabi’, Egipto, 11 de diciembre, 2017)

El 11 de diciembre, 2017 el diario del gobierno egipcio Al-Yawm Al-Sabi’ publicó un artículo de Hashem Al-Fakharani titulado “De los ‘Complots de la Primavera [Árabe]’ a ‘La Compra de la Casa Blanca’- Los Protocolos de Los Sabios de Sión Están Logrando sus Objetivos Luego de 100 años…” En este artículo, Al-Fakharani afirmó que el anuncio del Presidente Donald Trump de que Jerusalén es la capital de Israel, es el resultado de la presión que ejerce el lobby judío y es otra fase de implementación del complot judío-sionista para tomar el control del mundo establecido en Los Protocolos de los Sabios de Sión. Este escribió que, como parte de la implementación de este complot, los judíos también extorsionaron la Declaración Balfour redactada por Gran Bretaña y tramaron planes para destruir países árabes además de encender la llama de “La Primavera Árabe” dentro de estos, lo que llevó a socavar su estabilidad.

Lo siguiente son extractos traducidos del artículo:[1]

“A través de una actividad diligente, de acuerdo a su dudosa agenda, el estado de ocupación ha tejido cautelosamente su red. Durante muchas décadas, Israel reemplazó [a] sus patrocinadores en la región para de esta manera [crear] escenarios que induzcan al caos. Primero, extorsionó la Declaración Balfour redactada por Gran Bretaña durante el período colonial, luego reemplazó [el patrocinio británico] con el patrocinio de los Estados Unidos y finalmente llevó [a los Estados Unidos] al obsceno anuncio hecho por el Presidente Donald Trump, en el que declaró a Jerusalén como la capital de Israel y su decisión de trasladar la Embajada estadounidense desde Tel Aviv a la ciudad ocupada de [Jerusalén].

“El reconocimiento unilateral estadounidense [de Jerusalén como capital de Israel], que ignoró las advertencias de la comunidad internacional sobre sus implicaciones, no fue un hecho repentino. Más bien, fue parte del complot sionista que los judíos de Europa comenzaron a tejer como una telaraña en 1901, a través del documento llamado Los Protocolos de los Sabios de Sión, que incluye 24 protocolos. [Estos protocolos comprenden un plan] para apoderarse del mundo designando a secuaces [de los judíos] en puestos clave entre los encargados de tomar decisiones y estableciendo grupos de presión conocidos [colectivamente] como el lobby sionista, que de una manera tiránica controlan los destinos de las naciones.

“Los viles Protocolos fueron escritos por un agente de la policía secreta política en Rusia, el ruso Matvei Golovinski. Este recibió inspiración para escribirlos del libro Diálogo en el Infierno entre Maquiavelo y Montesquieu, por el autor [francés] Maurice Joly.

“El consejo rabínico de los judíos desarrolló los protocolos con el objetivo de destruir la hegemonía cristiana en el mundo. Por lo tanto, luego del [Primer Congreso sionista] – que tuvo lugar en Basilea, Suiza y fue organizado en 1897 por Theodor Herzl, el líder del movimiento sionista: el grupo de rabinos europeos enmendó los Protocolos con el objetivo de establecer una patria nacional para los judíos en Palestina.

“Luego de la Declaración Balfour, en la que Palestina fue entregada por quienes no la poseían [es decir, los británicos] a quienes no tenían derecho a ella [es decir, los judíos], se idearon planes para destruir a los pueblos y ejércitos que se oponían al establecimiento de un estado para los judíos en Palestina y específicamente para los países árabes que se oponían al establecimiento de este estado.

“Al examinar el Séptimo Protocolo dentro de Los Protocolos [de los Sabios de Sión] este revela que enfatiza la necesidad de desgastar a todos los países que obstaculizan tales planes, creando crisis internas que conducen a guerras y que causan guerras. A fin de actualizar estos protocolos, Israel trabajó diligentemente para encender las llamas de la llamada Primavera Árabe, que socavó a los pueblos [árabes] en Siria, Yemen, Irak y Libia. A través de este [Séptimo] Protocolo, Israel logró debilitar las capacidades de los ejércitos de estos países, mientras que el ejército egipcio logró mantenerse firme ante este complot diabólico.

“Luego de la revolución que estalló en marzo del 2011, Siria, siendo este uno de los países en conflicto con Israel, fue desgastada por la guerra entre el ejército sirio y las organizaciones terroristas tales como el EIIS, Jabhat Al-Nusra y Al-Qaeda. Lo mismo aplica para Libia, Irak y Yemen. Después de siete años de “Primavera Árabe”, que expulsó [a la población de] Siria, destruyó Libia y acabó con Yemen y a más de 100 años después de la [publicación de] Los Protocolos de los Sabios de Sión, el lobby sionista ejerció presión sobre el presidente estadounidense para que tome la pervertida decisión [sobre Jerusalén], la cual ha sido definida como la Declaración Balfour II”.


[1] Al-Yawm Al-Sabi’, (Egipto), 11 de diciembre, 2017

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.