Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
10 Iyyar 5778 | miércoles abril 25, 2018
donativo

Diarios sauditas: La reorganización del Departamento de Estado estadounidense es una acción positiva que conducirá a ejercer una mayor presión sobre Irán


Rex Tillerson (imagen: alarabiya.net)

La remoción del Secretario de Estado estadounidense Rex Tillerson por el Presidente de los Estados Unidos Donald Trump y el nombramiento del director de la CIA Mike Pompeo para su reemplazo, generó reacciones positivas en la prensa saudita. En su editorial del 14 de marzo, 2018 el diario saudita ‘Okaz subrayó la gran importancia de reorganizar el Departamento de Estado estadounidense, calificándolo de una acción positiva que conducira a un cambio en la actitud hacia Irán y a la eliminación de la amenaza planteada por las milicias leales a este en el Medio Oriente mejorando asi la seguridad y estabilidad de la región. El mismo día, el presentador de Al-Arabiyya Mashari Al-Dhaidi, también predijo en su columna en el diario saudita Al-Sharq Al-Awsat en Londres, que la partida de Tillerson aumentara las presiones sobre Irán y puede que ponga fin a las políticas de Qatar defendidas por Tillerson.

Lo siguiente son extractos traducidos del editorial de ‘Okaz y de la columna de Al-Dhaidi:

En su editorial del 14 de marzo, 2018 ´Okaz escribió: “Los cambios de ayer en la administración estadounidense son tremendamente importantes, ante los grandes desafíos que amenazan los intereses estadounidenses en la región y en el mundo. [Estos desafíos] lo obligan a intensificar sus actividades diplomáticas para de esta manera enfrentar los peligros que estan por venir, particularmente de factura iraní. El proposito final de la política exterior de los Estados Unidos en el Medio Oriente es implementar las promesas de campaña [del Presidente] Trump, incluyendo la eliminación del Estado Islámico (EIIS) y [otras] organizaciones terroristas junto a luchar contra el peligro que representa Irán, considerado este un peligro no solo para los Estados Unidos sino también para Europa.

“Como consecuencia, las recientes decisiones son una mejora en la política exterior de Estados Unidos y las que conducirán a la actualización de las estrategias generales en las políticas de la Casa Blanca materializadas en la construcción de un nuevo marco para el tema de la seguridad en el Medio Oriente.

“Estos cambios esenciales en la política estadounidense respecto a Irán son muy importantes en esta etapa y son consistentes con los desarrollos en la plaza iraní y con las continuas amenazas planteadas por las milicias leales al régimen de los mulás [iraníes] en Yemen, Siria, Irak y el Líbano, Estas contribuirán a disuadir [a las milicias] y a eliminar sus actividaes terroristas, que amenazan la seguridad y estabilidad de la totalidad de la región”. [1]

Mashari Al-Dhaidi escribió en su columna del 14 de marzo en el diario Al-Sharq Al-Awsat: “Lo que sucedió ahora fue anticipado hace ya varios meses, el despido de Tillerson, Secretario de Estado de los Estados Unidos quien surgió de las empresas petroleras y de energía y quién no estuvo de acuerdo con la política exterior de Trump. Su presencia dentro del personal de la administración estadounidense era extraña, sobre todo porque Trump lidera ahora cambios profundos en la política exterior, el más reciente fue su intención de reunirse con el presidente de la Corea del Norte nuclear con el proposito de poner fin a este complejo e histórico problema.

“Incluso [si fue que lo hizo] de una manera agradable, Tillerson se opuso a la postura agresiva de Trump respecto a Irán y su apoyo a la postura del Cuarteto Árabe – Arabia Saudita, Egipto, los Emiratos Árabes Unidos y Bahrein, contra la dañina y perjudicial política de Qatar y con una tendencia más hacia la versión [de la situación de Qatar]. Durante la crisis árabe-Qatar, este adoptó la postura de la Hermandad Musulmana de Qatar y pidió que se levantara el cerco a Qatar, mientras el Cuarteto árabe se opuso a estas acciones y dijo que estaba llevando a cabo una operación soberana, es decir, un boicot…

“Respecto al nuevo Secretario de Estado, el [ex director de la CIA] Mike Pompeo, ex-congresista, ex-alumno de la Escuela de Leyes en Harvard y oficial del ejército estadounidense que sirvió en la guerra para liberar a Kuwait en 1991 – siempre se le ve consono con Trump… Gina Haspel, quien heredó el papel de directora de la CIA, fue delegada de Pompeo [en la CIA] y es una funcionaria de inteligencia estadounidense de alto rango…

“La salida de Tillerson preocupará a quienes apostaron a que cierta voz dentro de la administración Trump [es decir, la de Tillerson] reduciría la presión sobre Irán y haría avanzar la versión de la Hermandad Musulmana de Qatar [en la situación], aunque, si dijesemos la verdad, puede que hayan esperado demasiado de Tillerson.

“A un año y unos cuantos meses en la presidencia de Trump, poco a poco, las características de [nuestra] alianza con la administración Trump se tornan más claras y la voz de los [estadounidenses] es [ahora] compatible [con nuestra propia voz]. [Nosotros] los árabes esperamos que esto tenga un impacto sobre nuestros problemas, Oh¡ y cuán numerosos son!” [2]


[1] ‘Okaz (Arabia Saudita), 14 de marzo, 2018.

[2] Al-Sharq Al-Awsat (Londres), 14 de marzo, 2018.

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.