Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
8 Heshvan 5779 | miércoles octubre 17, 2018
donativo

Palestinos. Nuevo giro en una vieja mentira


Traducido para Porisrael.org por Dori Lustron

 

  • Zomlot informó a su audiencia judía, en inglés, lo que nunca se atrevería a decir en árabe: que los palestinos algún día reconocerán la conexión judía con Jerusalén.

 

  • Si Zomlot hizo tal declaración en su lengua árabe nativa, sería denunciado como un traidor, si tuviera mucha suerte. Si tuviera menos suerte, terminaría en un hospital o una morgue.

 

  • Zomlot sabe que siempre puede negar (en árabe) lo que dijo en inglés.

******

La negación de la historia judía en Jerusalén y la existencia del Templo judío siempre han sido un componente central de la narrativa e ideología palestinas.

Los palestinos, como miembros de todas las sociedades, no están de acuerdo en muchas cosas. Sin embargo, cuando se trata de la conexión histórica entre los  judíos y Jerusalén, los palestinos logran unirse en mentiras: los líderes políticos, académicos y líderes religiosos palestinos han promovido durante mucho tiempo la falsa narrativa que Jerusalén era, y sigue siendo, una ciudad árabe e islámica.

Actualmente estamos presenciando un nuevo giro en esta vieja mentira.

Parece que algunos palestinos están tratando de engañar al mundo haciéndoles creer que, de hecho, reconocen la conexión histórica del pueblo judío con Jerusalén.

El problema es que los funcionarios palestinos le dicen a su gente una cosa en árabe y en el resto del mundo, otra cosa en inglés.

Uno de estos estafadores es Husam Zomlot, el jefe de la misión diplomática de la Organización de Liberación de Palestina (OLP) en Washington.

Zomlot parece comprender que la negación palestina de la conexión del pueblo judío con Jerusalén es algo que debe ocultarse a la comunidad internacional, especialmente a los judíos que viven en los EE. UU., Canadá y en otras partes del mundo.

Él entiende que esta negación palestina es problemática, especialmente para las organizaciones judías de izquierda como J Street.

De acuerdo con la tradición palestina de la doblepalabra, Zomlot informó a su audiencia judía, en inglés, lo que nunca se atrevería a decir en árabe: que los palestinos algún día reconocerán la conexión judía con Jerusalén.

Dirigiéndose a la conferencia anual de J Street el 16 de abril, el enviado de la OLP dijo que los palestinos “celebrarían la conexión judía con Jerusalén” una vez que se estableciera un estado palestino con Jerusalén Oriental como su capital.

“Una vez que se establezca el estado de Palestina, una vez que ese estado tenga Jerusalén Oriental como su capital, esa ciudad no solo reconocerá la conexión judía, sino que celebraremos la conexión judía con Jerusalén”, dijo Zomlot.

Estas son buenas palabras para escuchar de la boca de un alto representante de la OLP, que los palestinos a menudo se refieren como la Organización de mentirosos profesionales. Pero… ¿Este representante de la OLP se atrevería alguna vez a hacer tal declaración frente a una audiencia palestina o árabe? La respuesta, sin rodeos, es No.

Si Zomlot hciera tal declaración en su lengua árabe nativa, sería denunciado como un traidor, si tuviera mucha suerte. Si tuviera menos suerte, terminaría en un hospital o una morgue.

Así como Zomlot le estaba mintiendo a su audiencia judía, los palestinos en la Franja de Gaza cantaban el famoso grito de batalla: “Marcharemos hacia Jerusalén, sacrificaremos millones de mártires”.

Entonces, mientras el representante de la OLP promete celebrar la conexión judía con Jerusalén, su pueblo promete marchar sobre la ciudad y matar al mayor número posible de judíos para liberarla de los “ocupantes” judíos.

Zomlot sabe que siempre puede negar (en árabe) lo que dijo en inglés. Esta táctica tampoco es nueva en el panorama político palestino.

El enviado de la OLP solo está siguiendo una venerable tradición palestina de hipocresía, sin mencionar, a veces, el engaño. La organización a la que representa tiene un largo historial de negar cualquier vínculo judío no solo con Jerusalén, sino con toda la Tierra Santa.

Para los palestinos, no existe el Muro Occidental, que es sagrado para los judíos debido a su conexión con el Monte del Templo. Este es el Muro de Al-Buraq, donde creen que el Profeta Mahoma ató a Al-Buraq, el animal alado sobre el que cabalgó durante la Noche de la Ascensión ( Mi’raj ).

Jamal Muhaisen, un alto funcionario de la facción gobernante “moderada” Fatah en Cisjordania, resumió la posición palestina hacia este sitio sagrado judío: “Hasta ahora, ninguno de los arqueólogos, ni siquiera los israelíes, han demostrado la existencia de un único remanente del lado israelí en los lugares que se dice que son suyos “.

Aquí vale la pena señalar que la Comisión del Muro de los Lamentos de 1930, que fue designada por el gobierno británico con la aprobación de la Sociedad de las Naciones, concluyó que el Muro Occidental había servido como un sitio sagrado judío mucho antes de convertirse en un waqf musulmán (un inalienable dotación religiosa en la ley islámica).

El 12 de abril, el mufti emitió un fatwa (opinión religiosa islámica) que prohibía a cualquier persona entregar Jerusalén a los judíos. Muhaisen no es el único funcionario palestino que niega la conexión del pueblo judío con el Muro Occidental. En los últimos años, el muftí palestino de Jerusalén, el jeque Mohammed Hussein, ha afirmado en repetidas ocasiones que el Muro Occidental pertenece únicamente a los musulmanes.

“Está prohibido renunciar o vender cualquier parte de Jerusalén y la tierra de Palestina al enemigo [judío israelí]. Jerusalén es parte de las propiedades islámicas públicas. Vender o renunciar a cualquier parte de ella y cualquier parte de Palestina es ilegítima. y considerado como un acto de traición. Jerusalén y la Mezquita Al-Aqsa son waqf islámicos hasta el día del juicio final. No pueden ser vendidos ni regalados ni pasados ​​por herencia. Jerusalén es territorio islámico, y lo seguirá siendo, y lo hará. ser liberado por los héroes árabes y musulmanes de la blasfemia de los ocupantes, ya que [el guerrero musulmán] Salah Ad-Din Al-Ayoubi lo liberó de la blasfemia de los cruzados “.

En un discurso ante la Conferencia Internacional Islámica de Jerusalén en Ramallah a principios de este mes, el presidente de la Autoridad Palestina (AP), Mahmoud Abbas, repitió de manera similar la posición palestina que niega cualquier conexión entre judíos y Jerusalén.

En casi todos sus discursos durante las últimas décadas, Abbas ha hablado sobre los vínculos islámicos y cristianos con Jerusalén, al tiempo que omite deliberadamente cualquier conexión judía con la ciudad. También ha acusado repetidamente a Israel de trabajar para “alterar” la identidad árabe e islámica de Jerusalén. Según Abbas, Israel está tratando de “judaizar” la ciudad socavando su condición de ciudad árabe e islámica.

“Jerusalén es nuestra capital política y espiritual, y necesitamos apoyar su identidad árabe e islámica”, dijo Abbas en su discurso ante la conferencia en Ramallah. “Jerusalén es la capital eterna de Palestina. Ha sido así, sigue siendo y seguirá siéndolo”.

Uno podría preguntarse qué tiene que decir Zomlot sobre tales declaraciones hechas por Abbas y otros altos funcionarios palestinos en los que esencialmente niegan cualquier conexión judía con Jerusalén. ¿Nos diría que estas declaraciones no reflejan la posición de los palestinos? ¿Nos diría que Mahmoud Abbas y su mufti son mentirosos, y que en realidad no quieren decir lo que dicen?

Menos de 24 horas después que Zomlot le ofreciera su mentira abierta a J Street, otro alto funcionario palestino, Jibril Rajoub, negó inequívocamente cualquier conexión judía con Jerusalén.

“Jerusalén es una ciudad árabe, islámica y cristiana”, declaró Rajoub en un discurso en Bakú, la capital de Azerbaiyán. Esa es una declaración importante de un alto funcionario palestino que se promociona como un posible sucesor de Mahmoud Abbas: omite deliberadamente la mención de cualquier conexión judía con Jerusalén.

Los líderes palestinos nuevamente intentan engañar a la comunidad internacional, particularmente a los crédulos judíos que tienen buenas intenciones. Esas personas harían bien en escuchar lo que estas personas dicen en árabe a su propia gente. Si no lo hace, la posición real y mortal de los palestinos permanecerá escondida detrás de una cortina de humo de suave charla.

Bassam Tawil es un musulmán radicado en el Medio Oriente

 

https://www.gatestoneinstitute.org/12204/palestinians-jerusalem-lie

 

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.