Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
6 Elul 5778 | viernes agosto 17, 2018
donativo

BEJUKOTAI 5778


En la sección Bejukotái Di-s promete que si los Hijos de Israel observarán sus mandatos, disfrutarán de prosperidad material y vivirán seguros en su tierra. Pero también da una dura “reprimenda” advirtiendo sobre el exilio, la persecución y otros sufrimientos que les ocurrirán su abandonan su pacto con Di-s.

Sin embargo, “Aun entonces, cuando están en la tierra de sus enemigos, no los aborreceré ni los despreciaré como para destruirlos y anular Mi pacto con ellos; pues Yo soy el Señor, su Di-s”.

La parashá concluye con las reglas de cómo se calculan los valores de los diferentes tipos de promesas económicas hechas a Di-s.

 

ESCRITO Y GRABADO

“Si tú caminas en mis estatutos” (Levítico 26:3)

 

La palabra Jok (estatuto o decreto) que da su nombre a la Parashá Bejukotai significa literalmente “grabado”.

La Torá vino de dos maneras: escrita y grabada. El último día de su vida Moshé escribió la Torá en rollos de pergamino. Pero esta Torá escrita fue precedida por una Torá grabada: la ley Divina primero fue dada encapsulada en los Diez Mandamientos, los cuales fueron tallados en dos tablas de piedra por la mano de Di-s.

Cuando algo es escrito, la sustancia de las letras que lo expresan —la tinta —permanece como una entidad separada de la sustancia sobre la que ha sido puesta —el pergamino. Por el otro lado las letras que han sido talladas en la piedra están labradas en ella: las palabras son piedra y la piedra es palabras.

En el mismo sentido hay un aspecto en la Torá que es “entintado” en nuestra alma. Nosotros lo comprendemos, nuestras emociones surgen de ahí, se convierte en nuestra “forma de vida” y aun nuestra “personalidad”, pero sigue siendo algo agregado a nosotros. Mas hay una dimensión de la Torá que es Jok, grabada en nuestro ser. Hay una dimensión de la Torá que expresa un vínculo con Di-s que es la esencia misma del alma judía.

(Rabí Schneur Zalman de Liadi)

 

El dólar en Baja

Lecciones Económicas de Adam y Eva

Por Elana Mizrahi

 

Estaba en la línea de la caja del autoservicio cuando la mujer delante de mí empezó a discutir con el cajero. “No puede ser correcto. Por favor sume de nuevo mis artículos” pidió. Él sumó todo de nuevo – una hogaza de pan, un cartón de leche, dos potes de queso cottage, y dos heladitos de agua. No, la cantidad era correcta. “Pero no puede ser,” ella protestó al sacar el dinero de su cartera. “El dinero es como el agua, se va como el agua”. Sentí empatía al mirar mis propios artículos y pensé en la provisión de dinero en efectivo que menguaba en mi billetera.

Mirando que los precios de la gasolina vuelan, estoy agradecida porque no podemos permitirnos el lujo de comprar un automóvil. Agradezco por tener comida, ropa, y un techo sobre nuestras cabezas. Nada nos falta cuando presupuesto cuidadosamente, intentando ensanchar al máximo cada centavo; pero no puedo dejar de preocuparme y detener la ansiedad en mi corazón, cuando el costo de vida continúa subiendo. Oigo personas diciendo: “¿que será, que será?”

Cuando Adán y Java, el primer Hombre y la primer Mujer, pecaron comiendo del árbol prohibido, junto con la serpiente que incitó a Java a pecar, cada uno recibió un castigo. Di-s castigó a la serpiente, “…polvo deberás comer todos los días de tu vida” (Génesis 3:14). A la Mujer, Di-s le dijo, “Aumentaré tu sufrimiento y tu embarazo;…con dolor darás luz…” (ibid 3:16). Y al Hombre: “con el sudor de tu rostro comerás pan hasta que vuelvas a la tierra…” (ibid 3:19). Cuando comparamos el castigo del Hombre al de la serpiente, parece que el Hombre recibió un castigo mucho más duro. Después de todo, el polvo está por todas partes. La serpiente puede encontrar su comida dondequiera que vaya y sin esfuerzo, mientras que el Hombre debe trabajar y sólo recibe su sustento por el sudor de su frente. Los comentaristas, sin embargo, explican que la serpiente recibió el peor castigo de los tres.

Hace diez años, mi marido trabajaba en la industria textil y las cosas en su negocio estaban muy difíciles. Siempre pagaba a sus empleados los viernes. Pero una semana, no había dinero para pagar a sus obreros. Escribió un cheque a otro comerciante y le pidió que le diera dinero en efectivo por el valor del cheque que estaba post-datado hasta el lunes siguiente. Él pagó a sus obreros y vino casa con un corazón pesado. Mi marido me contó cómo se dirigió a Di-s en una plegaria: ‘¡Ayudame!’. Shabat llegó y mi marido lo recibió con el mismo amor como lo hace todas las tardes del viernes. Shabat acabó, domingo pasó y el lunes llegó, el día que se suponía que el comerciante cobraba el cheque. Cuando mi marido arribó a su oficina había otro cheque de un cliente que lo esperaba. La cantidad era exactamente igual que la suma que él necesitaba para cubrir el cheque.

Cuando Di-s maldijo a la serpiente, era como si Él estuviera diciendo: “Te proporciono comida por todas partes para que nunca tengas que llamarme, porque no quiero nada que ver contigo”. Haciendo la vida de la serpiente fácil, Di-s estaba distanciándose esencialmente de ella, y ésta es la peor maldición. El hombre y la mujer, por otro lado, fueron castigados con maldiciones que requerirían su contacto constante, y la dependencia directa de Di-s. Su sustento y su bendición más grande – los niños – sólo vendrían con dolor y esfuerzo, pero un dolor y trabajo que los conectarían a Di-s. Nuestro sustento y nuestras bendiciones más grandes son los medios para traernos más cerca de nuestro Creador. Recuerdo esto cuando veo el dólar cayendo y yo llamo a Di-s: ‘Ayúdame’. (www.es.chabad.org)

 

 
Comentarios

El devenir del pueblo judio, queda supeditado a la observancia de laquellos preceptos de los que D- le hizo receptor
y por consiguiente, su alejamiento de los mismos, es suceptible de acarreárle , soledad, dispersion y persecucion , tal como viene señalado en las Escrituras …unos preceptos que pasan por una conducta íntegra en lo moral, y no por el simple cumplimiento de un ritualismo vacio de contenido …
D- es un D- “celoso” que no admite engaño ni tibieza en el comportamiento de los que le adoran, y se muestra en cambio misericordioso, con los arrepentidos de corazon, los humildes y los caritátivos ….
Tengamóslo pues presente, y ajustemos nuestros pásos a Su Voluntad, caminando por la vida conforma a Su Justicia …

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.