Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
8 Tevet 5779 | domingo diciembre 16, 2018
donativo

Jerusalén: ¿Por qué los líderes palestinos dicen que no votan?


Ramadán Dabash
Traducido para Porisrael.org por Dori Lustron

Ramadán Dabash quiere ayudar a los residentes de su pueblo de Sur Baher en particular, y al este de Jerusalén en general, a mejorar sus condiciones de vida. Quiere que reciban mejores servicios de la Municipalidad de Jerusalén. El empresario y activista social de 52 años de edad, sin embargo, ha estado enfrentando una campaña de amenazas por parte de varios líderes y cuerpos administrativos palestinos sobre su decisión de participar en las elecciones municipales, programadas para octubre de 2018.

Recientemente, Dabash anunció su decisión de participar en las próximas elecciones al frente de una lista árabe llamada “Jerusalén para los habitantes de Jerusalén”. Ha dejado en claro este verano que su decisión no tiene una motivación política y que su única intención es buscar mejores servicios municipales para los residentes árabes de Jerusalén. Dabash también ha pedido a los votantes árabes que pongan fin a su boicot de las elecciones municipales porque son los únicos que pierden con tal actitud.

Frente a las amenazas y presiones de varias facciones y líderes palestinos, la mayoría de los residentes árabes de Jerusalén han boicoteado las elecciones municipales con el pretexto  que la participación en la votación equivalía a reconocer la soberanía israelí sobre Jerusalén oriental, que se anexó a Israel en 1980 . Este boicot ha perjudicado a los propios habitantes árabes que  se quedaron sin representantes en el consejo municipal que podrían haber luchado por sus derechos. La Municipalidad de Jerusalén, a pesar de la ausencia de representantes árabes, siguió prestando diversos servicios básicos a los residentes árabes de la ciudad.

Dabash cree que es hora que los residentes árabes tomen las cosas en sus manos participando en las elecciones municipales. “Quiero ayudar a mi gente porque no recibimos todos los servicios que merecen del municipio” , dijo .

  • “Mi iniciativa no tiene nada que ver con la política. Se trata solo de mejorar nuestras condiciones de vida y obtener servicios a los que tenemos derecho como residentes de la ciudad. Israel no ha invertido lo suficiente en los vecindarios árabes, y a la Autoridad Palestina no le importamos realmente. Es por eso que hemos decidido tomar las cosas en nuestras manos e intentar ayudar a nuestra gente tratando de resultar electos  para el consejo municipal “.

La iniciativa de Dabash ha generado fuertes condenas por parte de líderes y grupos palestinos que ahora lo amenazan a él advirtiéndoles no participar  en las elecciones. Para las facciones palestinas, la mejora de las condiciones de vida de los habitantes árabes de Jerusalén Este no es una prioridad. Los líderes palestinos que viven en lujosas villas en Ramallah y Belén no parecen preocuparse por el bienestar de los árabes en Jerusalén.

Ellos quieren que los residentes árabes boicoteen las elecciones sin ofrecerles ninguna alternativa. Incluso altos funcionarios palestinos como Hatem Abdel Kader, ex ministro de la Autoridad Palestina para Asuntos de Jerusalén, han admitido que el gobierno palestino no ha hecho lo suficiente para ayudar a los árabes en la ciudad. “Jerusalén está muy abajo en la lista de prioridades palestinas” , dijo . “Los israelíes tienen un plan y una visión para Jerusalén, mientras que los palestinos no tienen nada que ofrecer”.

De hecho, los líderes palestinos sí tienen algo que ofrecer a los residentes árabes de Jerusalén: amenazas e intimidación. No quieren ver ninguna mejora en las vidas de los árabes en Jerusalén para que puedan seguir incitando contra Israel y acusarlo de discriminar a su población árabe. Una de las mentiras más grandes de los palestinos es que Israel está llevando a cabo una política de “limpieza étnica” contra los árabes en Jerusalén.

Siguen repitiendo esta mentira cada vez que la municipalidad de Jerusalén demuele casas construidas sin los permisos adecuados de las autoridades, algo que Israel también hace contra los judíos que cometen los mismos delitos.

El punto máximo en la campaña palestina de incitación fue la reciente publicación de un decreto religioso islámico (fatwa)  que prohíbe a los musulmanes participar en la votación. El edito, emitido por el Consejo Supremo palestino de Fatwas, con sede en Jerusalén Oriental, determina: “La participación en las elecciones municipales, ya sea votando o presentando candidaturas, está prohibida desde un punto de vista religioso. Las desventajas de participar en las elecciones son mayores que cualquier otro interés o ganancia“.

En otras palabras, la fatwa está amenazando a los residentes musulmanes de Jerusalén que cualquiera que se atreva a buscar mejores servicios municipales para él y su familia sería considerado como un infiel. Esta es una llamada directa a los extremistas para atacar a personas como Dabash y personas como él, cuyo único delito es que quiere hacer algo bueno por los residentes árabes de Jerusalén.

El secretario general de la OLP, Saeb Erekat, también lanzó una amenaza similar contra Dabash. En una declaración, Erekat afirmó que:

  •  “cualquier participación en las elecciones ayudará al establecimiento israelí a promover el proyecto ‘Gran Jerusalén’ ya que el municipio es un brazo del gobierno israelí y desempeña un papel complementario en la implementación de su proyecto de colonización colonial y limpieza étnica al tiempo que hacen que la vida de los habitantes de Jerusalén sea imposible en su ciudad “.

Pero aquí hay un acontecimiento alentador: a pesar de la campaña de amenazas e intimidación, Dabash dice que está decidido a seguir adelante con su plan de presentarse a las elecciones.

Otro acontecimiento alentador que muestra que los árabes en Jerusalén ya no están dispuestos a escuchar aquello que dicen los líderes palestinos: casi el 60% de los árabes de Jerusalén oriental creen que deberían participar en las elecciones municipales, mientras que solo el 14% se opone a hacerlo, según una encuesta encargada por la Universidad Hebrea de Jerusalén.

Los líderes palestinos han demostrado una vez más que no vacilan en actuar en contra de los intereses de su propio pueblo. El llamado a boicotear las elecciones municipales en Jerusalén debe verse en el contexto de la continua incitación palestina contra Israel y de la campaña de intimidación y amenazas por parte de la Autoridad Palestina contra su propia gente.

Contrariamente a lo que afirma el liderazgo palestino, la participación árabe en las elecciones municipales no tiene ninguna implicación política. A los árabes que participan en las elecciones no se les pide que reconozcan a Jerusalén como la capital de Israel. Tampoco se les exige jurar lealtad a Israel.

Los líderes palestinos y sus clérigos religiosos no quieren ver a los árabes viviendo una vida cómoda bajo Israel. Temen que el mundo vea que los árabes pueden tener una buena vida bajo la soberanía israelí. También temen que los palestinos que viven bajo la Autoridad Palestina en Cisjordania y Hamas en la Franja de Gaza comiencen a envidiar a los árabes que viven en Israel, y luego exijan a sus líderes condiciones similares.

Bassam Tawil es un árabe musulmán radicado en el Medio Oriente

https://www.gatestoneinstitute.org/12915/jerusalemarabs-election-boycott

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.