Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
28 Sivan 5779 | lunes julio 1, 2019
donativo

Entre victorias y tragedias


El bebé ha muerto. Pero Israel seguirá luchando por la vida.

Lo que para el pueblo de Israel y para tanta gente normal en este mundo es una terrible tragedia, un motivo de horror, para los terroristas es motivo de celebración. Seguramente también ahora, al haber fallecido el pequeño bebé de tan solo cuatro días, que aún ni nombre tenía, tras una denodada lucha de los médicos por salvar su vida, estarán en Gaza preparando caramelos para festejar.

Nos referimos al pequeño bebé israelí que nació en circunstancias trágicas al resultar su madre gravemente herida en un atentado días atrás mientras esperaba un ómnibus en una parada cerca del asentamiento de Ofra. Terroristas abrieron fuego a mansalva hacia la parada en la que había varios civiles, hirieron a una decena, entre ellos a Shira Ish-Ran de tan solo 21 años, en avanzado embarazo. Los médicos tuvieron que realizar una operación urgente de cesárea para intentar salvar al bebé, mientras la su propia mamá lidiaba con las heridas. Se intentó denodadamente, hasta que ayer miércoles, trágicamente, ya no hubo qué hacer.

No es casualidad ni excepción. Es ideología, sistema, norma. Matar y salir a festejar. En sitios de oración, en restaurantes, ómnibus, en las calles, donde la gente quiere vivir su vida con normalidad. Y todo, motivado por una agenda de odio que envenena a sus propios jóvenes e intenta convertirlos en nuevas armas, en lugar de invertir en ellos para que vivan como todo pueblo digno merece.

Las discrepancias políticas que pueda haber con tal o cual medida del gobierno israelí-y es tan común destacarlas por doquier-no pueden justificar bajo ningún concepto el terrorismo. Y en realidad, debería haber otra arista en la lucha contra el terrorismo, en la que deberían ser los propios árabes los primeros, a la cabeza, en condenarlos: el uso de los propios palestinos por parte de los terroristas, para sus fines, lo cual, en el peor de los casos, suman en desgracia a esa población, y en el mejor, traban toda posibilidad de progreso. De hecho, ambas cosas son iguales.

Pero al comentar que los terroristas abusan de los propios palestinos, no nos referimos a algo teórico y abstracto sino a hechos concretos

Al sofisticarse continuamente las medidas que toma Israel para frustrar los atentados terroristas en camino-y es un hecho que la mayoría son frenados antes de su realización, gracias al trabajo de Inteligencia y los operativos de seguridad- también los terroristas redoblan sus esfuerzos. Esto incluye su aprovechamiento precisamente de las necesidades humanitarias de la población palestina.

– Una de las vertientes es el uso de los permisos entregados por Israel a palestinos para cruzar a territorio israelí por el pasaje Erez, ubicado en la parte norte de la frontera entre Israel y la Franja de Gaza.

Este fenómeno no es nuevo, pero se ha incrementado en los dos últimos años. El trasfondo es la intensificación de los esfuerzos de Hamas de dirigir desde Gaza acciones terroristas que esperan sean llevadas a cabo desde Cisjordania contra civiles israelíes allí o en el territorio soberano de Israel. Para ello, se aprovechan de palestinos que salen de Gaza hacia Israel con permiso formal, a pesar  que con ello saben que arriesgan a quienes necesitan ese permiso, por ejemplo para recibir tratamientos en hospitales israelíes.

En el marco de este esfuerzo, Hamas recluta palestinos como miembros de células que cometan atentados en Israel, como emisarios, transportadores de explosivos, intermediarios para transferir dinero que financie atentados, tecnología  y conocimientos para preparativos determinados de cara a un ataque, como mensajeros y puntos de contacto entre la infraestructura terrorista en la Franja de Gaza y sus contrapartes en Cisjordania.

En algunos casos, los civiles palestinos son reclutados por Hamas siendo plenamente conscientes de ello y en otros, no saben que la misión que se les encomendó antes de salir de la Franja de Gaza, es parte de los preparativos para un atentado.

Es importante señalar que las organizaciones terroristas no tienen reparos en usar para estas “misiones” a palestinos enfermos, ancianos, comerciantes o funcionarios en organizaciones internacionales.

– Hamas da clara preferencia al fortalecimiento de su infraestructura armada, a sus preparativos para un próximo enfrentamiento con Israel  y no a la atención a las necesidades de la población civil y el desarrollo de las infraestructuras civiles que podrían servir a la población.

A pesar del control que organismos internacionales deben garantizar de proyectos de construcción por los cuales teóricamente se hacen responsables, mercaderías-como materiales de construcción-que se introducen a Gaza, son derivados por Hamas a sus propias necesidades.

Otra dimensión de la problemática del pasaje Kerem Shalom, por el que entran las mercaderías, es que cada tanto palestinos, a menudo azuzados por Hamas, destruyen instalaciones construidas por Israel en los pasajes fronterizos a pesar que están allí para servir a las necesidades de la población, tal como sucedió hace pocos meses, al dañarse y prenderse fuego a sitios por los que pasa combustible a Gaza. Del mismo modo, se ataca con cohetes o morteros pasajes fronterizos, por lo cual Israel no tiene más remedio que cerrarlos. Ello, claro está, perjudica a la población palestina en primer término.

– Son varios los ejemplos de casos en los que Hamas se aprovechó de los permisos humanitarios a palestinos en el lugar para introducir explosivos, tanto en el equipaje de los civiles como escondido sin que sepan al respecto.

  • El 19 de abril de 2017, los guardias de seguridad de la Autoridad de Pasajes Fronterizos en el puesto Erez descubrieron una sustancia destinada  a ser usada en una carga explosiva,  introducida en tubos de medicamentos. Estaban entre las pertenencias de dos hermanas de Gaza que habían recibido permiso para entrar a Israel a fin de que una de ellas sea tratada por el cáncer del que padece. Tras la investigación de seguridad, se reveló que Hamas había introducido allí la sustancia explosiva. La intención era utilizarlo para un atentado.
  • En agosto del 2017 se publicó que Hamas había intentado hacer llegar explosivos a reclutados para la organización en Cisjordania. En la investigación de Bilal Abu Mara y Ahmed Harish, residentes en la zona de Ramallah, se confirmó que un emisario de Hamas que había entrado a Israel por el pasaje Erez, les había entregado un dispositivo médico que se usa para un estudio de azúcar en la sangre para diabéticos. Al abrir dicho dispositivo, fueron hallados en su interior dos detonadores que iban a ser utilizados para una carga explosiva.
    Los ejemplos serían numerosos.

El trasfondo que explica todo, está en la declaración formulada tiempo atrás por Fathi Hamad, ex ministro del gobierno de Hamas en Gaza, que ya hemos citado repetidamente: “Nosotros adoramos la muerte, como ellos adoran la vida”.

Afortunadamente, somos parte del “ellos”.

Shira y Avihai seguramente tendrán varios niños.

La gente cuerda seguirá viviendo y construyendo.

Y los terroristas, aunque maten, seguirán sumidos en el horror de la muerte.

 

 

 

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.