Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| domingo octubre 13, 2019
donativo

Reporte de Medio Oriente

La Autoridad Palestina ha dado su apoyo a los ataques terroristas de Hamás en la Margen Occidental, pero ahora reprime manifestaciones de esa organización en su territorio. Mientras las fuerzas de seguridad israelíes continúan buscando a los responsables de los últimos atentados, Mahmoud Abbas no olvida que Hamás no sólo lucha contra Israel, sino también contra su Gobierno.


Un día después de haber permitido a Hamás llevar a cabo manifestaciones de apoyo a los terroristas que cometieron atentados contra israelíes esta semana, en las últimas horas las fuerzas de seguridad de la Autoridad Palestina comenzaron a reprimir a los manifestantes.

Hamás convocó las marchas de ayer para protestar contra los operativos israelíes en los que fueron arrestados y abatidos los responsables de los atentados en la Margen Occidental. Sin embargo, la convocatoria de hoy también fue realizada bajo la consigna de celebrar el aniversario número 31 de la organización Hamás, que intenta realizar su acto central en territorio de la Autoridad Palestina.

Los efectivos de seguridad de la Autoridad Palestina registraron vehículos, confiscaron carteles de apoyo a Hamás y detuvieron a varias personas en Hebrón, tradicionalmente considerado el centro de poder más importante de Hamás en la Ribera Occidental. Precisamente allí, el Servicio de Seguridad de Israel descubrió el mes pasado una célula de Hamás que planeaba llevar a cabo grandes atentados con explosivos dentro de Israel.

Desde hace varios meses, expertos y analistas israelíes advierten que Hamás intenta establecer y poner en funcionamiento su infraestructura terrorista en la Margen Occidental, manteniendo la situación de cese de fuego en la Franja de Gaza. Las fuerzas de seguridad israelíes arrestaron en el último año 2.700 palestinos, que pertenecían a 700 células terroristas. Parte de estas células tenían clara filiación a alguna agrupación y reciben órdenes de afuera (Hamás y Jihad Islámica), pero la mayoría sólo reciben inspiración de estas organizaciones, sin tener un vínculo directo con el comando central y actuaban sin subvención o instrucciones externas.

En paralelo a los esfuerzos por calmar la Franja de Gaza, Hamás aumenta la presión sobre sus seguidores en la Margen Occidental para que cometan atentados contra ciudadanos y soldados israelíes.

La sucesión de Abu Mazen y la sombra de Hamás

represión palestina en HebrónMahmoud Abbas – más conocido como Abu Mazen – ya entró en la etapa final de su carrera política y hay quienes dicen que incluso de su vida. No está claro cuánto tiempo más su salud le permitirá estar al frente de la Autoridad Palestina. Lo que es indudable es que la carrera por sucederlo ya ha comenzado. Dentro de su partido, Fatah, y de la OLP hay divisiones.

Pero quienes están también poniendo en marcha sus propios planes para suceder a Abbas y tomar el poder de la Autoridad Palestina son dos prominentes líderes de Hamás, Salah al Arouri – vicepresidente de la oficina política de Hamás y jefe del ala militar en la Margen Occidental – y con él Khaled Mashaal.

Al Arouri es quien – generalmente desde su oficina en Estambul – activa las “células dormidas” de Hamás a través del “Comando de la Ribera Occidental”.

Según fuentes de seguridad, “la Autoridad Palestina ha salido perjudicada doblemente esta semana. En primer lugar, porque Hamás logra desestabilizar su Gobierno al alentar ataques terroristas contra Israel, y en segundo término, por el hecho de que la reacción israelí afecta y perjudica el normal desarrollo de la vida cotidiana de los palestinos”.

También resultaron altamente afectadas por esta situación las fuerzas de seguridad de la Autoridad Palestina, bajo cuyas narices actuaba infraestructura terrorista promovida por Hamás. Esto socava su prestigio y estatus.

Israel ha tomado medidas drásticas frente a lo que podría ser el inicio de una nueva ola de violencia, incluyendo el cerco a Ramallah. Ante esto, la Autoridad Palestina emitió declaraciones de protesta.

Analistas locales aseguran que se trata de frases vacías, destinadas a tranquilizar a la opinión pública palestina. Mahmoud Abbas también está interesado en que las células de Hamás sean eliminadas de su territorio y tiene claro que la organización que gobierna de facto la Franja de Gaza no Operativo Shuweikasólo lucha contra Israel, sino que quiere tomar su lugar y gobernar también la Autoridad Palestina.

Después de la experiencia de lo sucedido en la Franja – de la que Hamás se adueñó con violencia y expulsando a Fatah – Abbas tiene claro que ese escenario es posible.

Encender la mecha en Ramallah sin que estalle en Gaza

Fuentes israelíes indicaron a medios locales que el hecho de que Israel haya encontrado y abatido a los principales responsables de los últimos atentados es un golpe para Hamás, pero también para Irán, que le ordenó “encender la Margen Occidental” para crearle a Israel otro frente, mientras se ocupa de la Franja de Gaza en el sur, y en el norte de los túneles de Hezbollah y la presencia de Irán en Siria.

La gran cantidad de células creadas o impulsadas por Hamás en la Ribera Occidental y la magnitud de los atentados que planeaban cometer dan cuenta de que Hamás cree que puede atacar a Israel sin que Gaza pague el precio por ello.

Sin embargo, basta con recordar que la guerra de 2014 entre Israel y la Franja de Gaza se inició después del secuestro y asesinato de los tres adolescentes israelíes – Naftali Frenkel, Eyal Yifrah y Gilad Shaer – por una célula de Hamás en Gush Etzión, en la Margen Occidental.

Los mensajes directos e indirectos de las autoridades israelíes, y especialmente del primer ministro israelí, Binyamin Netanyahu, han dejado en claro que la historia puede repetirse.

Roxana Levinson (Especial para AJN, desde Israel)

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.