Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| lunes agosto 3, 2020
donativo

Vientos de cambio israelíes soplan a través del Golfo Pérsico

Los lazos de calentamiento de Israel con los emiratos del Golfo deben ser alimentados aún más, ya que cada una de estas naciones tiene vínculos estrechos con estados árabes más grandes, y podríamos utilizar ese puente para abrir nuevas vías.


El primer ministro Netanyahu con el gobernante de Omán (Foto: AP)

Traducido para Porisrael.org por Dori Lustron

Recientemente, las delegaciones oficiales israelíes visitaron tres emiratos en el Golfo Pérsico: el Primer Ministro Benjamin Netanyahu y el Director del Mossad Yossi Cohen visitaron Omán , la Ministro de Cultura Miri Regev y una delegación de atletas visitaron Abu Dhabi , al igual que una delegación de académicos y ex oficiales militares y otra pequeña delegación de atletas visitó Qatar. Cada país con su propia agenda. Después de la reunión de Netanyahu con el gobernante de Omán, Bahrein anunció que invitará a Netanyahu a una visita oficial.

Aquí están las diferencias: Omán tiene una larga tradición de mediación, «sabla», que une a las partes en conflicto dentro de un país, dos países vecinos o varias naciones extranjeras. Este método único de mediación está destinado a llevar a las partes a la mesa de negociaciones, y luego Omán abandona el panorama y deja espacio para un mediador más avanzado.

El gobernante de Omán ahora quiere llevar a los israelíes y a los palestinos a la mesa de negociaciones y traer a sus aliados estadounidenses. Y  resulta que también tiene planes a largo plazo, para Irán. Esto es lo que trató de aclarar a Netanyahu: primero los palestinos, tomaran un descanso, y solo entonces Teherán, sin presiones ni plazos. Cuando Washington decida que es hora, deben saber que el ministro de Relaciones Exteriores de Omán está listo para allanar el camino.

Abu Dhabi es un emirato interesante. Como Dubai, en su mayoría, tiene una vida de lujo, mucho más extranjeros que locales, y un gobernante (que no se molestó en presentarse a la delegación israelí), Khalifa bin Zayed, quien es bastante asesorado por Mohammed Dahlan, quien vive en su país. Si Bin Zayed necesita un abogado sobre el tema israelí, él sabe a quién llamar.

Los asuntos en Qatar son mucho más complicados. Cuatro naciones árabes, Arabia Saudita, Egipto, Bahrein y los Emiratos Árabes Unidos, están librando una guerra total contra Qatar . Hubo momentos en que el Príncipe heredero de  Arabia Saudita, Mohammad Bin Salman, quien cerró sus fronteras, amenazó no solo con cortar a Qatar, sino con convertirla en una isla flotante. Pero Qatar es el hogar de la base estadounidense más grande en el mundo árabe, que subestima Irán, y el presidente Trump y compañía no dejará que el príncipe saudita se vuelva loco.

Qatar tiene un embajador especial en Gaza, Mohammed al-Emadi, que también va y viene a Israel, y ha podido establecer buenos lazos con nosotros. Su trabajo oficial: transferir dinero (no es un problema para Qatar) a Gaza. Y el dinero, como siempre, compra influencia y un estatus especial.

Ministro Yisrael Katz en Omán

Ministro Yisrael Katz en Omán

Hace poco estuve en Qatar. Es difícil describir la riqueza, el lujo, el auge de la construcción y los increíbles preparativos para la Copa del Mundo, que se realizará en tres años. Por primera vez en el mundo árabe, el torneo se llevará a cabo en este pequeño y rico emirato, que sueña con convertirse en un «imperio de los deportes». Los qataríes están construyendo hoteles, restaurantes y clubes a un ritmo vertiginoso, y prometen que el alcohol fluirá en el interior.

Pero Qatar también busca un papel político en la región. Por un lado, el príncipe saudita  insinuó que estaba dispuesto a terminar con el boicot de Qatar, sin comprometerse. Por otro lado, Egipto está presionando para sacar a Qatar del diálogo con los palestinos. Mi apuesta: el embajador al-Emadi se quedará en el área para seguir buscando oportunidades y plantar firmemente ambos pies entre Tel Aviv y Gaza.

La ministra Miri Regev en Abu Dhabiu (Foto: Chen Kedem Maktubi)

La ministra Miri Regev en Abu Dhabi (Foto: Chen Kedem Maktubi)

 

Hay agentes israelíes en todos los emiratos del Golfo, junto con profesionales de alta tecnología y hombres de negocios. Hablas con un omaní, un qatarí o un bahreiní y se abre un nuevo mundo. Sin presión, sin tensiones. No van a firmar acuerdos de paz con Israel, pero ahora ven a los israelíes con ojos completamente diferentes.

Necesitamos continuar la serie de visitas a los emiratos del Golfo. Sería útil para Israel, tanto con Egipto como con Jordania, y abrir nuevas vías. Cada uno de los Emiratos tiene vínculos con un gran país árabe, e Israel podría hacer uso de ese puente. También es muy importante escuchar a la generación más joven en los emiratos: una nueva generación de dueños de negocios, gerentes de fábricas y académicos jóvenes que no son reacios a nosotros, con la condición, por supuesto, que reciban la luz verde del palacio del gobernante.

https://www.ynetnews.com/articles/0,7340,L-5424645,00.html

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.