Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
6 Nisan 5779 | jueves abril 11, 2019
donativo

La resolución 1701 del Consejo de Seguridad y su violación sistemática por parte de Hezbollah e Irán


Las Fuerzas de Defensa de Israel están llevando a cabo, actualmente, una operación llamada “Escudo del Norte”, destinada a exponer y neutralizar los túneles que Hezbollah ha excavado a lo largo de la frontera con Israel. La construcción de los túneles por parte de Hezbollah es otra manifestación de las violaciones significativas y sistemáticas de los componentes esenciales de la Resolución 1701 del Consejo de Seguridad de la ONU, que fue adoptada al final de la Segunda Guerra del Líbano (2006). Cuatro túneles fueron descubiertos por los cuales Hezbollah planeaba infiltrarse en el territorio israelí para actuar contra los asentamientos israelíes en el norte. Uno de los componentes de la estrategia formulada por Hezbollah, e Irán que está detrás de esto, es la “transferencia de la lucha” hacia el interior del territorio israelí en la próxima guerra.

La resolución 1701 del Consejo de Seguridad de la ONU, adoptada por unanimidad el 12 de agosto de 2006, se basó en resoluciones anteriores del Consejo de Seguridad de la ONU y en los Acuerdos de Taif, que llevaron al final de la guerra civil libanesa. La resolución entró en vigencia el 14 de agosto de 2006, después que fuera aprobada por el gobierno israelí y el gobierno libanés el 12 de agosto. La decisión tenía la intención de crear una nueva realidad en el sur del Líbano y en el Líbano en general. Se suponía que esta nueva realidad se caracterizaría por el hecho que el gobierno libanés sería el único soberano en el Líbano y que Hezbollah y otras organizaciones se desarmarían y que se establecerían acuerdos especiales de seguridad en el área al sur del río Litani, para así evitar la presencia armada de Hezbollah.

Un examen de la Resolución 1701 del Consejo de Seguridad, 12 años después de su aceptación, muestra que sus elementos esenciales, que tenían la intención de aplicar la plena soberanía del gobierno libanés en todo el Líbano e impedir la rehabilitación de la infraestructura militar de Hezbollah, no fueron efectivamente aplicados por el ejército y el régimen libanés.En lugar de la infraestructura libanesa que fue dañada durante la Segunda Guerra del Líbano, Hezbollah construyó una infraestructura militar nueva y mejorada con un arsenal de más de 130,000 cohetes, así como varias docenas de misiles de precisión. Este arsenal amenaza los centros de población y sitios estratégicos en Israel. En el sur del Líbano, en el área al sur del río Litani, donde se establecieron acuerdos especiales de seguridad en conformidad con la Resolución 1701, Hezbollah construyó una infraestructura militar integrada en la población chiíta que fue diseñada, entre otras cosas, para servir como un objetivo ofensivo contra Israel. Las armas del Hezbollah fueron enviadas desde Irán a través de Siria hacia el Líbano en marcado contraste con la Resolución 1701 del Consejo de Seguridad.

Hezbollah no intenta ocultar sus capacidades militares mejoradas y, de vez en cuando, las hace públicas para disuadir a Israel. Hace dos años, Hezbollah realizó una manifestación pública en la que demostró públicamente su fuerza militar. Su líder, Hassan Nasrallah, amenazó repetidamente que sería posible causar a Israel “un gran desastre”. En algunos de sus discursos, declaró específicamente que los puertos marítimos y la aviación, las centrales eléctricas, las instalaciones nucleares y las plantas petroquímicas serían el objetivo de un ataque. En los pueblos a lo largo de la frontera controlados por Hezbollah, las banderas de la organización se agitan como un mensaje a su presencia y control en el área, siendo que de acuerdo a la Resolución 1701 prohíbe dicha presencia militar. Incluso durante la operación de exposición y la neutralización de los túneles, Hezbollah se aseguró que las banderas de la organización se izaran abiertamente junto a la bandera libanesa, cerca de las fuerzas de las Fuerzas de la Defensa de Israel que operan cerca de la frontera.

word-image-1545062436782

Hezbollah se jacta de que sus fuerzas ocuparán Galilea en la próxima guerra: las fuerzas de Hezbollah piensan atacar la Galilea con varias puntas de flecha (sitio web de Hezbollah, www.qawakama.org, 1 de octubre de 2012)

Los principales puntos de la resolución 1701 del Consejo de Seguridad de la ONU

Los siguientes son los elementos principales de tal decisión, la cual tiene un significado político y para la seguridad:

  • Soberanía completa “del gobierno libanés en todo su territorio: La resolución exige la aplicación plena de la soberanía y el control libanes sobre todo el Líbano, lo que significa que en el Líbano no se encontrará armas que no estén en poder del gobierno libanés y que la autoridad exclusiva, en todo el Líbano, será la del gobierno del Líbano, basado en las resoluciones 1559 (2004) [1] y 1680 (2006) [2] del Consejo de Seguridad y el Acuerdo de Taif (artículo 3 de la resolución 1701) [3].
  • Decisión sobre Acuerdos de seguridad en el área entre el río Litani y la “Línea Azul” (la frontera israelí-libanesa marcada por los cartógrafos de la ONU después de que las FDI se retiraron del Líbano en mayo de 2000). En dicha región se prohíbe la presencia de personal armado. Es decir, no se permite la presencia militar de activistas de Hezbollah. Además, se prohíbe la presencia de armas y equipos fuera de las del gobierno libanés con la asistencia de UNIFIL (Artículo 8 de la Resolución 1701).
  • El gobierno libanés será asistido por una fuerza UNIFIL “mejorada”, que tendrá un mayor orden de fuerzas, mejor equipo y misiones más extensas. El número de soldados de la fuerza crecerá a 15.000. Esta fuerza ayudará al ejército libanés a construir un área al sur del río Litani, (Artículo 11 de la Resolución 1701) que esté libre de “armados” y en donde sus equipos (es decir, la estructura militar de Hezbollah) sea controladas. Además, el área de operación de UNIFIL se ha extendido también hacia el norte, y se le ha dado instrucciones para ayudar al gobierno libanés, si le pide, a asegurar sus fronteras (ver más abajo).
  • Desarmar a Hezbollah y otros grupos armados (sin mencionar explícitamente a Hezbollah): La resolución pide la “implementación completa” de los Acuerdos de Taif y las Resoluciones 1559 y 1680 del Consejo de Seguridad, que requieren el desarme de todos los “grupos armados en el Líbano”. Esto es para que no hayan más armas en el Líbano y que no haya otra autoridad que la del estado libanés (Artículo 1701). La resolución pide al Secretario General que formule propuestas sobre cómo implementar las disposiciones pertinentes de los Acuerdos de Taif y las resoluciones 1559 y 1680 y las presente ante el Consejo de Seguridad dentro de los treinta días.
  • (Artículo 1701), la resolución insta al gobierno libanés a asegurar sus fronteras y acceder a ellas (es decir, el cruce fronterizo oficial y otros puntos de entrada a lo largo de la frontera) para evitar la penetración de armas y equipos relacionados sin el permiso del gobierno del Líbano. También solicita a UNIFIL que ayude al gobierno libanés a llevar a cabo esta tarea a petición suya. También prohíbe la decisión de vender o suministrar armas y equipo militar relacionado de todo tipo (artículo 15 de la resolución 1701).
  • La resolución hace un llamado a “todos los países” (insinuando a Irán y Siria) a tomar las medidas necesarias para evitar el uso de su territorio para suministrar armas a elementos no autorizados en el Líbano (principalmente en referencia a Hezbollah). Tal uso está prohibido por parte de los ciudadanos de los países y no debe hacerse desde sus territorios, ni se deben usar sus banderas en sus barcos o aeronaves para tal actividad (Artículo 15 de la Resolución 1701).

Puntos débiles de la resolución 1701, que impidió su implementación

La resolución 1701 del Consejo de Seguridad de la ONU marcó el final de la Segunda Guerra del Líbano, seguida de una pausa prolongada en la frontera israelí-libanesa. La calma que ha prevalecido es el resultado de un equilibrio de disuasión que se ha creado entre Israel e Irán y Hezbollah y que continúa existiendo hasta el día de hoy. Esta calma fue explotada por Irán para reconstruir la infraestructura militar de Hezbollah, en violación de los elementos esenciales de la Resolución 1701: El gobierno libanés no ejerció su autoridad y soberanía de manera efectiva sobre todo el Líbano, por lo que Hezbollah no fue desarmado. La fuerza militar de Hezbollah en el Líbano fue rehabilitada y mejorada por Irán (con asistencia siria); El embargo al contrabando de armas en el Líbano no se aplicó principalmente porque Irán lo violó sistemáticamente.

Durante los 12 años que han transcurrido desde su adopción, creemos que existen tres “puntos débiles” importantes con respecto a la forma de su cumplimiento:

  • El gobierno libanés y el ejército libanés (con la asistencia de la UNIFIL) debían hacer cumplir los acuerdos de seguridad que se establecieron e impedir las violaciones de la decisión de Hezbollah (e Irán detrás de ella). Sin embargo, el sistema político libanés sufre una debilidad política constante y está sujeto a la creciente influencia de Hezbollah, que se expresó en las elecciones celebradas en el Líbano el 6 de mayo de 2018 [4]. El ejército libanés es un pequeño ejército con armas obsoletas, e incluye un componente importante de milicianos chiítas influenciados por Hezbollah. La capacidad operativa del ejército libanés es baja y no tiene capacidad ni motivación para enfrentar a Hezbollah, una organización terrorista cuya fuerza militar supera la del ejército libanés. El gobierno libanés se atiene a la necesidad de implementar la Resolución 1701 del Consejo de Seguridad de la ONU, pero en la práctica se ha abstenido de hacerla cumplir debido a su claro interés en evitar una confrontación con Hezbollah.
  • La UNIFIL mejorada, que se suponía que debía ayudar al ejército libanés, se abstuvo de hacer cumplir la Resolución 1701. Aunque la UNIFIL está más activa en el Líbano que en el período de guerra y asiste en las operaciones en curso del ejército libanés, demuestran una interpretación limitada de la Resolución 1701 y se abstiene de cumplirla. Los países que lo conforman temen una confrontación frontal con Hezbollah. Como resultado, la UNIFIL no ha impedido la rehabilitación de la infraestructura militar de Hezbollah en las aldeas chiítas en el sur del Líbano y ha evitado tratar con la “raíz” de los problemas de la presencia militar de Hezbollah que surgen de vez en cuando. La interpretación limitada evitar que ellos puedan detener la continua acumulación militar de Hezbollah por lo que pueden seguir violando las disposiciones sustantivas de la Resolución 1701 del Consejo de Seguridad de la ONU. La UNIFIL tampoco está ayudando al gobierno libanés a ayudar a asegurar la frontera entre el Líbano y Siria y evitar el contrabando de armas al Líbano.
  • La comunidad internacional se compromete con la aplicación de la Resolución 1701 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, pero en la práctica ha llegado a un acuerdo que acepta una violación constante de sus disposiciones sustantivas. En los años posteriores a la Segunda Guerra del Líbano, se enviaron grandes cantidades de armas al Líbano suministradas por Irán, sin que la comunidad internacional hiciera un verdadero esfuerzo por aplicar la Resolución 1701 (la comunidad internacional no está entusiasmada con el papel de UNIFIL). En los últimos años, Israel ha estado tratando de evitar la llegada de armas avanzadas para Hezbollah desde Irán a través de Siria, y para interrumpir el proyecto de producción de misiles iraníes de precisión sobre suelo libanés. Pero lo hace por su cuenta, para proteger sus intereses de seguridad vitales sin la participación de los países que son parte de la Resolución 1701.

El resultado de todo esto es la violación sistemática de la resolución 1701 del Consejo de Seguridad de la ONU

Los elementos esenciales de la Resolución 1701 y los acuerdos de seguridad relacionados con el área al sur del río Litani no se han aplicado en los últimos 12 años desde el final de la Segunda Guerra del Líbano. La infraestructura militar de Hezbollah desplegada en el sur y el norte del Líbano ha sido rehabilitada y mejorada desde la Segunda Guerra del Líbano, y los túneles recientemente expuestos cerca de la frontera con Israel son otra expresión de esto. El área al sur del río Litani no fue desalojada de la presencia militar de Hezbollah, que sigue siendo su fuerza principal, a pesar de las actividades rutinarias de seguridad llevadas a cabo por el ejército libanés y la UNIFIL. El gobierno libanés no es el único soberano en el Líbano como se establece en la Resolución 1701, y el ejército libanés no es la única arma en el área al sur del río Litani (y en el Líbano en general). El contrabando de armas hacia el Líbano continúa siendo llevado a cabo por Irán por aire, mar y tierra, sin que el gobierno libanés haga un verdadero esfuerzo por evitarlo.

El ejército terrestre de Hezbolah

Desde la Segunda Guerra del Líbano, Hezbollah ha mejorado su fuerza militar con la ayuda de Irán, en completa contravención de la Resolución 1701 del Consejo de Seguridad de la ONU. Hezbollah no trata de mantenerlo en secreto: Hace dos años, el 13 de noviembre de 2016, Hezbollah realizó un extraordinario desfile militar. La manifestación se llevó a cabo cerca de la ciudad siria de Al-Qusayr, en el norte del Valle del Líbano, que fue ocupada por agentes de Hezbollah durante la guerra civil siria, y fue parte de una serie de eventos organizados por Hezbollah para conmemorar el “Día de los Mártires” de Hezbollah.

En la demostración de poder de Al-Qusayr, Hezbollah dio expresión pública a parte de su poder militar construido desde la Segunda Guerra del Líbano. Entre las unidades que se mostraron en la demostración se encontraban el ‘Fujiran’, la artillería ‘Fuj’, la unidad de élite Al-Rajuan y la unidad de motociclistas. Estas unidades constituyen la punta de lanza de la fuerza militar de Hezbollah. La exhibición de armas también contó con las armas de Hezbollah (algunas de ellas se mostraban por primera vez), que se pueden dividir en tres tipos:

  • Tanques de fabricación estadounidense y vehículos blindados de personal de EE.UU., Incluidos tanques T-72 con escudos reactivos (misiles antitanques), tanques T-54 / T-55 y T-62, fue identificado un vehículo blindado BMP-1, en el cual se instaló un misil Sagger, y como transportadores de personal blindados M-113 fabricados en los Estados Unidos con cañones de 14,5 mm fabricados por la URSS/Rusia.
  • Artillería activa, incluidos cañones antiaéreos y antitanques, que incluyen: cañones antiaéreos de 100 mm y otros cañones móviles instalados encima de los misiles tierra-aire SA-6; Se han instalado cohetes de 122 mm en camiones (un camión con 50 nidos encontrados), lanzacohetes de 302 mm en camiones (alcance estimado de 90-180 km), cañones de artillería de 122 mm; pistolas de 130 mm (?) montadas en camiones, y cañones antitanques de 23 mm de dos cilindros sobre camiones.
  • Mostraron tractores y motos diseñadas para movimientos rápidos y capacidades mejoradas de guerra de guerrillas. Las imágenes muestran los cohetes en los que se instalaron los misiles antitanque Kornet (al menos uno de ellos estaba equipado con un par de misiles Kornet en un solo lanzador).

A pesar del hecho que las armas que aparecieron en la manifestación se presentaron en el momento y contexto de la lucha de Hezbollah en Siria, se espera que estén dirigidas contra Israel, mientras se explota la experiencia de combate adquirida por Hezbollah en Siria. Hay que prestar especial atención los cohetes móviles entre ellos los de 302 mm que llegan a 180-90 km y los ATV, que contienen misiles antitanques (que permiten una buena movilidad en tierra y mejoran la capacidad de supervivencia de la tripulación). A través de esta marcha, Hezbollah intentó disuadir a Israel (y a sus otros enemigos) demostrando que se había convertido de una organización guerrillera a una organización semi-militar bien entrenada, que había adquirido una rica experiencia de combate en Siria y había establecido nuevas unidades equipadas con armas pesadas (tanques, vehículos blindados de personal) y no se trataba de una mera organización guerrillera.

El arsenal de cohetes de Hezbolla

El componente más prominente de la infraestructura militar de Hezbollah, construida por Irán en los 12 años posteriores a la Segunda Guerra del Líbano, es un arsenal de cohetes más grande y cualitativamente mejorado, que se estimaba en más de 20,000 cohetes durante la Segunda Guerra del Líbano, para luego ser calculado en 60,000 cohetes y hoy se estiman en más de 130,000. Hezbollah tiene unas docenas de cohetes de precisión y amenaza los centros de población y los sitios estratégicos en la mayor parte de Israel, incluso en el sur (“de Kiryat Shmona a Eilat”, en palabras de Hassan Nasrallah. Este arsenal de cohetes tiene el potencial de crear un daño integral al frente interno israelí disparando continuamente. Esta capacidad le permite al líder de Hezbollah Hassan Nassrallah con amenazar repetidamente a Israel afirmando que puede atacar los centros de población e instalaciones vitales, incluidas las centrales eléctricas, aeropuertos, puertos, plantas petroquímicas y la infraestructura nuclear [6].

En una entrevista para un canal de televisión libanés que apoya a Hezbollah, se le pidió a Hassan Nasrallah que comentara sobre las estimaciones israelíes que la organización tenía 130,000 cohetes. La respuesta de Nasrallah fue: “Cuando coloques a esa sociedad [la sociedad israelí] pongamos a este estado de frente, usted verá el ejército [del enemigo], sus aparatos de seguridad, sus centrales eléctricas, sus aeropuertos y puertos, sus plantas nucleares y petroquímicas y créeme que para infligir una derrota al ejército israelí, no se necesitan cien o doscientos mil cohetes… Él [la parte israelí] dice [a sí mismo] que Hezbollah no necesita 100.000 cohetes… [La parte israelí dice] que si hay Hezbollah tiene docenas de misiles precisos, y limpiará los objetivos con precisión, por lo que tendremos un gran desastre para los israelíes” (Al-Maariv TV, 3 de enero de 2018).

word-image-1545062442364

El líder de Hezbollah, Hassan Nasrallah: [“La parte israelí dice] que Hezbollah tiene docenas de misiles precisos, entonces [los israelíes] tendran un gran desastre” (Al-Mehadin TV, 3 de enero de 2018).

La rehabilitación de la infraestructura militar de Hezbollah en el sur del Líbano

En los 12 años transcurridos desde la Segunda Guerra del Líbano, Hezbollah ha rehabilitado su infraestructura militar en el sur del Líbano, al sur y al norte del río Litani. Esta infraestructura incluye, entre otros, cohetes, lanzadores antitanque, IED, dispositivos antiaéreos y otras armas. Estas armas y los operativos que las operan están incrustados en comunidades chiítas cuyos residentes sirven como escudos humanos para Hezbollah. Hezbollah usa una variedad de medidas de engaño y ocultamiento para evitar daños a la infraestructura por parte del ejército libanés y la UNIFIL para no estar expuestos a acusaciones de violaciones a la Resolución 1701 del Consejo de Seguridad de la ONU.

Para ocultar sus actividades prohibidas cerca de la frontera con Israel, Hezbollah utilizó una organización ambiental llamada “Verde sin Fronteras” [7]. El jefe de Inteligencia Militar, el General de División Hartzi Halevy, informó en la conferencia de Herzliya que “Hezbollah está llegando al límite de golpear una piedra desde la frontera bajo los auspicios de una organización verde” (Ynet, 22 de junio de 2017). El 21 de junio de 2017, Se informó que en los últimos meses Hezbollah había establecido puestos de observación bajo el disfraz de una organización ambiental llamada “Verde sin Fronteras”, detrás de la cual se encuentra Hezbollah. La carta se refería a un incidente en abril de 2017 en el que un grupo de civiles locales bloqueó el acceso a la patrulla de la UNIFIL a un puesto de observación de “Verde sin Fronteras”, actuando cerca de la frontera lo que contraviene las resoluciones 1701 y 1559 del Consejo de Seguridad (sitio web del Ministerio de Relaciones Exteriores, 22 de junio de 2017).

El 12 de octubre de 2009, se produjo una explosión en la casa de un operativo de Hezbollah en la aldea de Tir Falsia, a unos 15 kilómetros al noreste de la ciudad de Tiro, que se usaba como un almacén de armas de Hezbollah. En julio de 2009, un depósito de armas de Hezbollah explotó en las afueras de la aldea de Khirbet Silim, al sur del río Litani [8].

Una característica prominente de estos dos incidentes fue la actividad vigorosa de Hezbollah para contener los eventos y ocultar el hecho de que almacena armas se ubicaba en áreas pobladas. En un video publicado por las FDI después de la explosión en el depósito de armas en el pueblo de Tir Falsia, se puede ver el modus operandi de Hezbollah al tratar estos casos, similar al que se tomó después de la explosión del alijo de armas en el pueblo de Khirbet Silim. El video señaló tres etapas en el esfuerzo de contención y ocultamiento: Etapa A: Inclusión del incidente y los preparativos para eliminar las armas que quedaron en el almacén que explotó, Etapa B: Transferencia de armas desde el sitio de la explosión. La Etapa C se le permitió al ejército libanés y a UNIFIL se les permitió llegar al lugar solo después que se retiraron las armas (Nota: el ejército libanés y la UNIFIL pudieron ingresar a la aldea de Khirbet Silim solo al día siguiente, abandonando armas que la organización no tuvo tiempo de evacuar).

Los eventos en Tair Filsay y Khirbet Silim expusieron las limitaciones de la actividad de UNIFIL, que impide la actividad efectiva dentro de las aldeas chiítas donde Hezbollah coloca su infraestructura militar (aunque en el evento de Khirbet Silim, UNIFIL demostró un poco más de asertividad mientras que Hezbollah aprovechó la oportunidad para enviarles mensajes amedrentadores. A raíz del incidente en Khirbet Silim, la FPNUL anunció que la explosión fue una “grave violación” de la Resolución 1701 del Consejo de Seguridad de la ONU (15 de julio de 2009). En una discusión en el Consejo de Seguridad de la ONU que se llevó a cabo por todo esto, el Secretario General de la ONU a Hezbollah y dijo que la organización era responsable de frustrar las operaciones de la UNIFIL en el sur del Líbano. Los miembros del consejo condenaron la “grave violación” de la Resolución 1701 del Consejo de Seguridad. Sin embargo, a pesar de la severa condena del Consejo de Seguridad, no ha habido ningún cambio real en la actitud de la comunidad internacional hacia las repetidas quejas de Israel sobre las violaciones de la Resolución 1701 por parte de Hezbollah.

El proyecto de túneles es otro componente de los preparativos para la actividad ofensiva desde el sur del Líbano

Hasta ahora, las FDI han descubierto cuatro túneles desde el Líbano a Israel, y es razonable suponer que todavía se están descubriendo túneles a lo largo de la frontera, y que los túneles están ubicados en aldeas chiítas a lo largo de la frontera controlada por Hezbollah. Parece que el proyecto de los túneles se llevó a cabo durante varios años, sin que el ejército libanés o la UNIFIL impidieran su implementación.

El proyecto de los túneles de Hezbollah se construyó en el contexto de un concepto ofensivo formulado por Hezbollah. Su objetivo principal es llevar la lucha al territorio israelí y atacar el frente interno israelí durante la próxima guerra. En nuestra evaluación, se suponía que los túneles permitirían a las fuerzas de élite de Hezbollah entrar en territorio israelí para llevar a cabo operaciones de exhibición (como tomar el control de asentamientos, matar ataques, secuestrar soldados y cortar carreteras centrales).

El 16 de diciembre de 2012, el ministro de Defensa libanés Jabran Bassil realizó una gira por el sur del Líbano tras la actividad de las FDI y, luego de su visita, publicó un mensaje en su página de Facebook: “El Líbano está protegido por su ejército y por su resistencia (es decir, Hezbollah), Y lo más importante es que está protegido por su pluralismo y diversidad, que derrotarán el control y el racismo de Israel”. Este retrato de Hezbollah como defensor del Líbano contra Israel, junto con el ejército libanés, contrasta con la Resolución 1701 del Consejo de Seguridad siendo que el ejército del Líbano tendría que desarmar a Hezbollah y a otros grupos armados.

 

Citas

[1] La resolución 1559 del Consejo de Seguridad de la ONU fue adoptada el 2 de septiembre de 2004. El Consejo de Seguridad expresó su “profunda preocupación por la presencia continua de milicias armadas en el Líbano que impide que el gobierno libanés imponga la plena soberanía sobre el territorio libanés”, en relación a Hezbollah y otras organizaciones libanesas) y no libaneses (es decir, organizaciones armadas palestinas).

[2] La Resolución 1680 del Consejo de Seguridad, adoptada el 17 de mayo de 2006, solicitó la implementación de la Resolución 1559 (septiembre de 2004). La resolución pedía, entre otras cosas, respetar la autoridad exclusiva del gobierno libanés en todo el país y desarmar a todas las milicias libanesas (es decir, Hezbollah) y no libanesas (es decir, a las organizaciones armadas palestinas).

[3] El Acuerdo de Taif o el “Tratado de Reconciliación Nacional” se firmó el 22 de octubre de 1989 en Taif, Arabia Saudita. El acuerdo marcó el final de la guerra civil en el Líbano (1975-1989) y destacó el estatus de Siria como la fuerza central en el Líbano. El acuerdo requería aplicar la autoridad del gobierno libanés a todo el territorio libanés y desarmar a todas las milicias libanesas (es decir, Hezbollah y otros grupos armados libaneses) y no libaneses (es decir, organizaciones palestinas). En la práctica, los sirios se abstuvieron de forzar el desarme de Hezbollah.

[4] En estas elecciones, que se celebraron por primera vez en nueve años, Hezbollah obtuvo la mayoría absoluta de escaños en el parlamento (alrededor de 70 de los 128). Esto ha aumentado aún más su influencia en la política intra-libanesa y en el gobierno libanés (el gobierno aún no se ha establecido y hay negociaciones persistentes entre Hezbollah y el primer ministro con respecto a la composición del nuevo gobierno).

[5] La experiencia pasada ha demostrado claramente que cuando Hezbollah creyó que el gobierno libanés había tratado de restringir sus acciones, Hezbollah había aplicado una presión violenta. Un caso prominente fueron los sangrientos disturbios en Beirut el 7 de mayo de 2008, durante los cuales al menos 81 personas murieron y 250 resultaron heridas. La razón de esto fue la prohibición impuesta por el gobierno libanés a una red de comunicaciones privadas desplegada por Hezbollah en todo el país con el apoyo de Irán. Otra razón fue el despido de un oficial militar de alto rango apoyado por Hezbollah, cuyos brazos de ala fueron contrabandeados a Beirut en su calidad de oficial de seguridad en el aeropuerto de Beirut. Durante los disturbios, los agentes de Hezbollah tomaron Beirut y otras ciudades como Trípoli. La violenta actividad de Hezbollah eventualmente obligó al gobierno libanés a rendirse.

[6] Consulte la publicación del Centro de Información del 18 de enero de 2018: “Entrevista realizada por Hassan Nasrallah fue, entre otras cosas, reforzar el mensaje disuasorio hacia Israel al enfatizar las capacidades militares de Hezbollah, principalmente misiles de precisión que permiten la destrucción de infraestructuras esenciales en la próxima guerra”. En este espíritu, se expresaron en otras entrevistas dadas por Hassan Nasrallah.

[7] Una organización ambiental que se ocupa principalmente de la siembra en varios lugares del sur del Líbano.

[8] Vea el boletín del 14 de octubre de 2009 publicado por el Centro de Información: “Las explosiones en los dos depósitos de armas de Hezbollah en las aldeas al sur de Litani (Tir Felsiya y Khirbat Silim) ilustran la existencia de una infraestructura militar activa de Hezbollah en el sur del Líbano, construida con la asistencia de Irán y Siria; La FPNUL y el Ejército libanés están mostrando signos de impotencia en la prevención de la acumulación militar de Hezbollah, que es una violación flagrante de la Resolución 1701 del Consejo de Seguridad de la ONU “. Véase también el boletín del 3 de agosto de 2009:” La explosión de un depósito de armas de Hezbollah en la aldea de Khirbet Silim expuso la existencia de La infraestructura militar activa de Hezbollah en el área al sur del río Litani. La UNIFIL y el Ejército del Líbano no pueden evitar la acumulación militar de Hezbollah, que es una violación flagrante de la Resolución 1701 del Consejo de Seguridad de la ONU”.

Traducido por Hatzad Hasheni

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.