Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| jueves octubre 17, 2019
donativo

El embajador israelí Danny Danon: antisionismo, BDS son las nuevas formas de antisemitismo

¿Cómo puede Israel trabajar para combatir eso? Danny Danon, Embajador ante las Naciones Unidas, dice que “para nosotros, la tecnología es un actor clave para ayudarnos a trel transformar las relaciones. Usaremos más de nuestras capacidades y conocimientos para construir más puentes con más países ".


El estado judío ha tenido un éxito diplomático notable en los últimos años: desde el reconocimiento de Jerusalén como su capital oficial el año pasado en los EE. UU. Hasta la soberanía israelí sobre los Altos del Golán esta semana, hasta las relaciones emergentes con países de África. Asia y Latinoamérica. Para muchos observadores, Israel ha pasado  ser un país rechazado a un miembro respetado de la comunidad internacional.

Pero también ha habido otros logros, a saber, en relación con el trabajo de los líderes de Israel en los organismos internacionales, incluso en los pasillos de las Naciones Unidas.

En el centro de este éxito ha estado Danny Danon, Embajador de Israel ante las Naciones Unidas desde 2015. Danon ha usado su posición prominente en el escenario mundial en Nueva York para desafiar a los enemigos de Israel, y combatir el sesgo y el antisemitismo , mientras que al mismo tiempo usa poder suave para resaltar los logros tecnológicos, económicos, ambientales y sociales de Israel como una solución a los problemas globales.

JNS habló con Danon sobre sus pensamientos sobre su permanencia en el organismo internacional, los desafíos continuos que Israel enfrenta en el escenario mundial y su visión de las próximas elecciones, así como las relaciones entre Israel y la diáspora.

P: Usted ha servido en las Naciones Unidas durante casi cuatro años.Durante ese tiempo, ¿Cuál diría que ha sido el cambio más grande (para bien o para mal) que ha visto para Israel?

R: Creo que pude cerrar la brecha entre la ONU pública y la ONU privada Por lo general, en la ONU, hablarán públicamente contra Israel, pero admirarán a Israel en privado. Con mucho trabajo y actividades, pudimos destacar a Israel y al judaísmo para obtener más apoyo público. Por ejemplo, el viaje que patrocinamos llevó embajadores a Polonia e Israel. Varios embajadores vinieron y pudieron experimentar a Israel y adquirir más en educación. Y vemos este apoyo en las votaciones, me convertí en el primer israelí en ser elegido para presidir un comité de la ONU, y conseguimos que 87 países apoyaran una resolución contra [el grupo terrorista] Hamas. Para mí, fue un gran logro personal, pero vino de un arduo trabajo.

Hoy, es un ambiente diferente en la ONU Cada vez más países reconocen públicamente la importancia de Israel para la ONU y el mundo.

P: ¿Cuáles son algunos de los mayores desafíos que Israel enfrenta hoy en el organismo mundial?

R: Todavía enfrentamos antisemitismo y dobles estándares. Hoy en día, no es políticamente correcto ser antisemita, por lo que intentan disimularlo hablando contra Israel. Es la nueva forma de antisemitismo y está siendo impulsada por el movimiento BDS. No lo acepto cuando el embajador de Venezuela compara a los soldados de las FDI [Fuerzas de Defensa de Israel] con los nazis. De vez en cuando, recibimos un recordatorio del odio que todavía existe.

P: A pesar de sus esfuerzos, así como por parte de socios como los Estados Unidos, sigue habiendo una hostilidad profundamente arraigada hacia Israel en el organismo mundial. Estuvo especialmente en exhibición en Ginebra la semana pasada en la reunión del Consejo de Derechos Humanos de la ONU y en su reciente informe sobre las protestas en Gaza. ¿Qué pasos planea tomar para el próximo año para erosionar ese comportamiento?

R: Seguimos cambiando el rumbo de la ONU. Es una organización importante, pero tiene que centrarse en lo correcto; necesita cambiar su enfoque de Israel a otras áreas alrededor del mundo.

Para nosotros, la tecnología es un jugador clave para ayudarnos a transformar las relaciones. Usaremos más de nuestras capacidades y conocimientos para construir más puentes con más países. También aprendí que a muchos de los otros embajadores les importa encontrar soluciones a sus propios problemas. Creo que necesitamos ayudarlos y concentrarnos más en eso.

En lugar de centrarnos en el conflicto [israelí-palestino] y tomar partido, debemos centrarnos en resolver sus propios problemas en beneficio de ambos lados.

P: El Primer Ministro israelí, Benjamín Netanyahu, ha invertido mucho tiempo en los últimos años para desarrollar lazos con países no tradicionales en regiones como África, Asia y América Latina.Parte de esta estrategia es un esfuerzo por reforzar el apoyo a Israel en foros internacionales como las Naciones Unidas. ¿Estás viendo los frutos de este trabajo dando lugar a un mayor apoyo para Israel?

A: Absolutamente. Ha sido un esfuerzo conjunto con el Primer Ministro y conmigo, reuniéndonos con muchos líderes. En todas nuestras reuniones, no solo queremos ver relaciones bilaterales sólidas, sino también transferirlas a relaciones multilaterales en el ámbito internacional, particularmente cuando se trata de votos en la ONU o en órganos de la ONU. Lo ves por todas partes, países de África o América Latina que solían votar en contra de nosotros automáticamente: de repente, están cambiando su voto, se están absteniendo o simplemente no aparecen. Esperamos que eventualmente nos ayuden.

P: Mientras hablamos, Israel enfrenta amenazas considerables con respecto a Irán y sus agentes terroristas, como Hamas y Hezbollah. Usted ha apelado al Consejo de Seguridad en numerosas ocasiones sobre este tema. Sin embargo, parece que Irán y sus poderes de terror no se desaniman. ¿Qué pasos cree que debe tomar el Consejo de Seguridad para enfrentar esta amenaza?

A: Hezbollah y Hamas están siendo financiados por Irán. Irán sigue exportando la revolución, las ideas radicales y las armas. Tenemos que nombrarlos y exponerlos; tenemos que designar a las organizaciones terroristas que están utilizando, Hamas y Hezbollah, como organizaciones terroristas y aprobar sanciones sobre ellas.

Desafortunadamente, el Consejo de Seguridad no ha sido capaz de hacerlo, no ha sido capaz de designar a esos grupos como organizaciones terroristas. Tengo la intención de seguir presionando para eso.

Cada vez vemos más países en Europa que designan a Hezbollah, y espero que el Consejo de Seguridad haga lo mismo.

P: En su artículo de opinión reciente para JNS, escribe sobre cómo los judíos estadounidenses e israelíes tienen más en común que lo que nos diferencia. ¿Por qué cree que tantos expertos y líderes comunitarios se centran en los aspectos negativos de la relación Israel-Diáspora, en lugar de los aspectos positivos que mencionas?

R: Estoy en la ONU defendiendo a Israel y al pueblo judío 24/7. Y creo que nuestros enemigos no distinguen entre ortodoxo, conservador y reforma, o izquierda contra derecha. Nos atacan a todos. Cuando estoy fuera de la ONU e involucrado en la comunidad judía, la gente habla de crisis y desacuerdos, pero no lo acepto. Creo que tenemos mucho más que nos une,, deberíamos estar orgullosos de eso

A veces, algunos de los líderes se centran demasiado en las cosas en las que no estamos de acuerdo, y tienden a olvidar que tenemos mucho en común y en juego. Creo que deberíamos empezar con eso. Sí, no debemos ignorarlo. Tenemos argumentos, y debemos terminarlos. Pero no debemos hacer de los argumentos lo más importante en la relación.

P: Además, ¿Cree que las organizaciones comunitarias judías estadounidenses están haciendo lo suficiente para cerrar la brecha en el entendimiento entre Israel y la comunidad judía estadounidense? ¿Cómo crees que podemos trabajar para mejorar la relación y permanecer unidos como personas?

R: Creo que necesitamos hablar y conocernos. Sé que los israelíes aprecian el apoyo y la conexión con los judíos estadounidenses. Pero a veces cuando hablo con la gente aquí [en los Estados Unidos], no se dan cuenta de eso. O están leyendo los periódicos sobre los comentarios [negativos] hechos por un líder en Israel. Creo que es importante que nos hablemos, entonces ambas partes se sentirán más fuertes, más seguras y pondrán todo en perspectiva.

P: Con respecto a los Estados Unidos, sé que usted fue franco en sus elogios al ex Embajador de los Estados Unidos ante las Naciones Unidas, Nikki Haley, y en general, por el apoyo de la administración Trump a Israel en el organismo mundial. Sin embargo, la posición de Haley aún no se ha cubierto, y su reemplazo esperado, Kelly Craft, no tiene un récord en Israel. ¿Le preocupa que esto pueda significar menos participación de Estados Unidos en las Naciones Unidas?

R: Cuanto antes entre el embajador, mejor es, no solo para Israel, sino también para los EE. UU. Y la representación de los EE. UU. en la ONU. Espero con interés trabajar con el nuevo embajador. No nos preocupa que haya ningún cambio en la política de ningún tipo.

P: En cuanto a usted, a fines del año pasado circulaban algunos informes que estaba considerando renunciar como embajador para participar en las primarias del Likud. ¿Qué le hizo quedarte?

A veces en Israel tenemos noticias falsas. No fue un informe preciso. Decidí quedarme porque habría sido irresponsable dejar todo inmediatamente y volver a participar en las primarias de mi partido. No tengo dudas  que me habrían elegido en una posición muy alta, pero al estar aquí, soy consciente de los desafíos y las cosas con las que estamos lidiando. Decidí completar mi mandato, y estoy seguro  que tendremos otra elección en Israel, y volveré al gobierno cuando termine mi mandato aquí.

P: Hablando de las elecciones del 9 de abril, ¿Qué piensa de la carrera?

R: Soy miembro del Partido Likud, así que ya sabes cuál es mi posición al respecto. Sin embargo, no estoy en la campaña. Personalmente, no es fácil para mí, para alguien que estuvo involucrado en la política desde los 12 años observar desde un lado.

Pero la democracia israelí es fuerte, y estoy seguro de que tendremos un buen gobierno después de las elecciones.

P: Como mencioné anteriormente, ha servido en la ONU durante casi cuatro años. ¿De qué manera tu tiempo en el cuerpo mundial ha dado forma a tu propia cosmovisión personal? ¿Crees que eres una persona diferente a cuando recién llegaste?

R: Tengo los mismos valores, pero hoy tengo una mejor comprensión y herramientas para representar a Israel. Sé lo que debemos hacer para convencer a los líderes que trabajen con otros grupos. Por ejemplo, recientemente me reuní con 28 embajadores de la UE [Unión Europea]. Pedí discutir el tema del antisemitismo y lo que pueden hacer en la ONU al respecto. Tengo las herramientas para lidiar con las cosas que quiero promover y ayudar a Israel.

Pero en términos de los valores fundamentales, sigo creyendo en los mismos ideales con los que vine aquí por primera vez.

Traducido para Porisrael.org por Dori Lustron

 

https://www.jns.org/israeli-ambassador-danny-danon-anti-zionism-bds-are-the-new-forms-of-anti-semitism/

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.