Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| miércoles octubre 16, 2019
donativo

Netanyahu: Más Similar A Thatcher Que A Erdogan

También se debe enfatizar que nunca se sospechó que Thatcher haya estado involucrado en ninguna actividad ilegal, mientras que Netanyahu tiene tres casos legales pendientes en su contra.


Los resultados de las elecciones en Israel destacaron el papel singular y central desempeñado por Benjamín Netanyahu en la política israelí. Su asombroso éxito al ser elegido por quinta vez como Primer Ministro, a pesar de tres procesos legales pendientes contra él, ha impresionado tanto a sus partidarios como a sus detractores en Israel y en el extranjero.

Dentro de unos meses, Netanyahu batirá el récord del Primer Ministro de Israel, David Ben-Gurion, al servir por un período más largo como primer ministro que él.

Al contrario de lo que afirman algunos de sus críticos, Netanyahu no se ha convertido en una versión israelí de Recep Tayyip Erdogan. Lejos de ahí.

Israel está dotado de un sistema democrático parlamentario estable y vibranteSu poder judicial, a pesar de las críticas formuladas contra él por miembros prominentes de la derecha israelí, es independiente y muy respetado. Las elecciones en Israel son libres y la libertad de expresión no es igual a ninguna en el Medio Oriente. Además, si uno está de acuerdo con sus políticas o no, hay pocas dudas  que en asuntos exteriores, Netanyahu ha conseguido más amigos y ha creado menos enemigos que Erdogan.  

Una comparación más válida sería con Margaret Thatcher, quien se desempeñó como Primer Ministro de Gran Bretaña de 1979 a 1990. Para estar seguro, para que esa comparación sea válida, uno debe enfatizar no solo las similitudes entre ambos, sino también las diferencias.

Thatcher fue la Primer Ministro británico del siglo XX. Netanyahu pronto se convertirá en el Primer Ministro israelí con más años de servicio.

Thatcher era una líder singularmente carismática, que representaba a la derecha y la derecha de su país, como Netanyahu. De hecho, la «Dama de Hierro» fue adorada por sus partidarios y despreciada por sus críticos, como lo es Netanyahu.

Thatcher era una ideóloga, como lo es Netanyahu, aunque podría ser pragmática para alcanzar sus objetivos ideológicos, como puede hacerlo Netanyahu.

Ambos están identificados con una perspectiva económica de libre mercado, viendo las virtudes de una economía dinámica basada en la empresa privada y la competencia.

Thatcher logró llevar a su Partido Conservador a tres victorias electorales consecutivas impresionantes. Netanyahu, por su parte, llevó a su Partido Likud a cuatro impresionantes victorias electorales consecutivas.

Thatcher adoptó una actitud crítica hacia las élites sociopolíticas y académicas tradicionales en Gran Bretaña, en parte como respuesta a una postura hostil mostrada por ellas hacia ella. En 1985, por ejemplo, una mayoría considerable de la asamblea de gobierno, la Congregación de la Universidad de Oxford se negó a otorgarle un doctorado honorario. Solo fue la segunda persona en el siglo XX (al menos hasta entonces) en ser rechazada para tal distinción.

ERA un desaire que resonó ampliamente en Gran Bretaña. Como estudiante de la Universidad de Oxford, recuerdo vívidamente el impacto sin precedentes de esa decisión y los feroces debates que siguieron.

Netanyahu, por su parte, ha mostrado una actitud crítica similar hacia las élites en Israel, particularmente hacia los medios y las élites intelectuales.

En este contexto, se debe establecer una clara diferencia entre los dos. Thatcher nunca criticó abiertamente la ley y las autoridades de orden en Gran Bretaña, mientras que Netanyahu ha criticado directamente o a través de otros miembros prominentes del Likud, la policía e incluso, aunque de una manera más sutil, el fiscal general. Hay elementos centrales en el ala derecha en Israel que son críticos con la Corte Suprema, al verla como un activista, permitiéndose involucrarse en asuntos políticos más allá de su competencia. La línea entre las críticas legítimas niveladas en las decisiones dictadas por la Corte Suprema y una actitud desdeñosa hacia ella, no siempre se conserva. Aunque Netanyahu ha tenido cuidado de no involucrarse directamente en tales ataques verbales, él tampoco se ha manifestado en contra de ellos.

Otra distinción que se puede hacer a este respecto se relaciona con la confusión entre la esfera privada y el ámbito público. Thatcher no hizo ningún esfuerzo por introducir a su familia en la provincia política, ni  su esposo ni  sus hijos intentaron involucrarse en ella. Netanyahu, por otro lado, aparece en público, más a menudo que no con su esposa, quien se dice que está directamente involucrada en asuntos relacionados con la política, y su hijo mayor está involucrado en la formulación de políticas, en ocasiones dando a conocer sus puntos de vista en público.

También se debe enfatizar que nunca se sospechó que Thatcher haya estado involucrada en ninguna actividad ilegal, mientras que Netanyahu tiene tres casos legales pendientes en su contra.

Ya sea que se lo juzgue o no culpable, su estilo de vida, contrariamente a lo de Thatcher, ha sido objeto de críticas. Según informes, él y su esposa viven a expensas de amigos ricos, pidiéndoles regalos caros y se muestran reacios a gastar su propio dinero, aunque estén en una situación económica favorable.

Por supuesto, en cualquier comparación de este tipo, se deben tener en cuenta las diferentes circunstancias internas y externas dentro de las cuales operaron los dos primeros ministros. El renombrado político británico Enoch Powell solía decir que toda carrera política termina en fracaso. Thatcher ciertamente lo hizo ya que fue obligada a renunciar por miembros clave de su propio Partido Conservador. ¿Cómo terminará la carrera política de Netanyahu? El escritor es profesor en el Programa de Estudios de Diplomacia, Escuela de Ciencias Políticas, Asuntos Internacionales y Gobierno, Universidad de Tel Aviv.

Por supuesto, en cualquier comparación de este tipo, se deben tener en cuenta las diferentes circunstancias internas y externas dentro de las cuales operaron los dos primeros ministros.

El renombrado político británico Enoch Powell solía decir que toda carrera política termina en fracaso. Thatcher ciertamente lo hizo ya que fue obligada a renunciar por miembros clave de su propio Partido Conservador. ¿Cómo terminará la carrera política de Netanyahu? 

***El escritor es profesor en el Programa de Estudios de Diplomacia, Escuela de Ciencias Políticas, Asuntos Internacionales y Gobierno, Universidad de Tel Aviv.

Traducido para Porisrael.org por Dori Lustron

https://www.jpost.com/Opinion/Netanyahu-More-similar-to-Thatcher-than-Erdogan-588031

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.