Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| lunes octubre 14, 2019
donativo

Analistas de datos, nuevo arma del ejército israelí contra Hamas

En abril finalizó la preparación del primer grupo de la Inteligencia israelí especializado en análisis de “big data”.


Las revelaciones al respecto fueron publicadas por el periodista Omer Kabir en el periódico israelí “Calcalist”, quien abre su nota con estas palabras: “Al lidiar con la complejidad de las campañas militares contra organizaciones militantes en áreas densamente pobladas, el Cuerpo de Inteligencia israelí ha establecido un nuevo rol del ejército”. Varios oficiales de alto rango-cuya identidad no es revelada por razones de seguridad- hablaron al respecto con el mencionado rotativo.

Uno de los primeros desafíos del nuevo curso que acaba de finalizar fue ubicar dinero que llega a manos de Hamas. Y para detectar y desarticular los métodos que usa Hamas para el lavado de dinero, los analistas de datos del ejército se abocaron a analizar grandes bases de datos. La conclusión fue clara: el dinero llegaba a Gaza por un complejo proceso en el que comerciantes gazatíes que buscaban mercaderías, transferían dinero a cambistas; éstos utilizaban cuentas en bancos extranjeros donde había dinero recolectado por Hamas en el exterior; con ello hacían su compra y cobraban su pago, y finalmente, el efectivo era enviado directamente a Hamas en Gaza.

“Este método era un desafío para nosotros, porque esos no son canales que podríamos detectar”, dijo a “Calcalist” un oficial presentado como Capitán Y. “No sabíamos quiénes eran ni el comerciante ni el cambista, y no podíamos ubicarlos utilizando las herramientas tradicionales de espionaje”.

El primer reto era identificar a los comerciantes, lo cual-según dijo el Capitán- llevaba horas de intensas búsquedas. Al lograrlo, se dio un segundo paso, en coordinación con la Administración de Aduanas de Israel: retener y confiscar mercaderías usadas para desviar fondos a Hamas.

El Teniente Coronel L, que encabezó el programa de entrenamiento de análisis de datos, dijo al periódico que “es fácil aprender los idiomas de programas como Phyton o SQL, pero para ser un analista de datos, precisas talento para razonamiento cuantitativo, estadísticas y programación, y tener herramientas para explorar bases de datos”. Dejando en claro cuán multifacético es hoy el desafío de combatir el terrorismo por diferentes vías, no sólo en un operativo militar clásico, explicó : “Se necesita gente capaz de lidiar con situaciones inciertas, que pueda sumergirse en los detalles, hacer cálculos y no llegar solamente a una respuesta específica en términos numéricos sino también interpretar el número, ponerlo en contexto y ver el cuadro general”.

 

Todo esto no sustituye por cierto el alerta en las calles, el seguimiento de la red que prepara un atentado y la necesidad de llegar a los responsables antes que alcancen a perpetrarlo. Pero la conciencia sobre la importancia de tratar de frenar fondos destinados a organizaciones terroristas, sin los cuales hay cosas que no pueden hacer, ha llevado a sofisticar las formas de combatirlas. El nuevo curso, del que egresaron ya los primeros analistas en el mes de abril, es otro eslabón clave en la cadena.

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.